domingo 16/5/21

Pasotismo o incompetencia

En esta vida, cuando solamente te preocupa lo tuyo, pueden pasar varias cosas: que te quedes solo, que te rodees de personas que solamente van a servirte para tus objetivos personales, a cambio esos si de prebendas diversas y por último,  que te olvides por completo de los intereses de los demás siempre que estos no vayan en contra de los tuyos personales.

Esto es precisamente de lo que le pasa a la presidenta, alcaldesa, parlamentaria, portuaria, miembra de la ejecutiva nacional de su partido y otros cargos que atesora en su buchaca.

Y como muestra un botón demasiado ejemplarizante de esta actitud.

El día 27 de septiembre del 2019, es decir, hace casi 20 meses, muy a pesar de sus intenciones, se aprueba POR UNANIMDAD en el pleno del ayuntamiento de Arrecife, la bonificación del 95% en el Impuesto de Plusvalía que grava las donaciones entre familiares de primer y segundo grado.

Se pone así remedio al cobro, por parte de esta institución, de un impuesto municipal absolutamente injusto e injustificado, con el añadido de que el Gobierno de Canarias desde hace tiempo ya lo tiene prácticamente suprimido, puesto que solamente cobra el 0.1% del importe correspondiente.

Este hecho fue aplaudido por todos los ciudadanos de la capital isleña, que veían como, una vez que sus padres les donaban en vida sus propiedades, se ahorraban una ingente cantidad de dinero de la que, en la mayoría de los casos, no disponían.

Se corregía, por parte de la primera institución capitalina, uno de los impuestos más irracionales a los que tenemos que hacer frente los ciudadanos.

No era normal que tuviéramos que pagar al ayuntamiento un impuesto solamente por el hecho de cambiar el propietario de una finca urbana, sin que hubiera ninguna contraprestación económica, ni incremento de valor, en la transacción realizada. Es decir, que no había PLUSVALIA de ningún tipo.

Hasta aquí todo bien.

Pero lamentablemente la realidad es radicalmente diferente.

Hoy, día 13 de Abril del 2021 y a pesar de la aprobación apuntada, este impuesto sigue plenamente en vigor, simplemente porque el acuerdo plenario no se ha ejecutado. De nada ha servido que todos los concejales lo hubieran aprobado sin fisuras para que se lleve a efecto y los ciudadanos podamos donar nuestros bienes sin miedo a que el ayuntamiento nos la clave por detrás.

Y  no será porque no llevamos, algunos, mucho tiempo demandando que esto se ejecute tal y como está acordado.

Que la Plusvalía siga en vigor a pesar puede deberse a varios factores, ninguno de ellos justificado.

El primero es que la Alcaldesa esta tan preocupada en su supervivencia política, intentando por activa, por pasiva, por lo civil, por lo criminal, por los religioso y por cualquier otro medio que sea menester,  de salir reelegida que se ha olvidado de los intereses ciudadanos.

El segundo es que, puesto que esta medida a su socia y su partido no les hace ninguna gracia y prueba de ello son las recientes declaraciones de la Ministra Montero de subir los impuestos relacionados con las donaciones y sucesiones, la alcaldesa, en su política de “entente cordiale” con su socios de gobierno, pasa olímpicamente de ejecutar cualquier acuerdo que le cause un dolor de cabeza a su partener política.

El tercero y  no menos grave, es la puesta de manifiesto las pocas ganas que tienen de trabajar en esa institución, que son incapaces de llevar a efecto acuerdos plenarios que benefician a los ciudadanos.

Sea como fuere, esta desidia, incapacidad, incompetencia o cualquier otro epíteto que le queramos añadir, solamente tiene, como siempre, un damnificado, el ciudadano.

Mientras el PP nacional es partidario de mantener y bajar, en la medida de lo posible, los impuestos que nos asfixian, el PP insular le hace la rosca al PSOE y mantiene las injusticias fiscales solamente por cumplir con el “pacto de las perras” firmado para mayor gloria de sus protagonistas.

Ahora me doy cuenta de que, cuando la alcaldesa, en su discurso de investidura, afirmó, sin ponerse colorada ni un segundo, que el programa de gobierno del PP coincidía al 90% con el del PSOE, era una verdad como un templo.

Nunca un pacto como este le ha causado mayor daño a los ciudadanos de Arrecife. Impuestos injustos que no se eliminan, planes generales que no salen adelante porque a los socialistas no les interesa, islotes capitalinos albergando aparcamientos ilegales por no llevar a cabo proyectos fundamentales para los lanzaroteños, avenidas de un solo doble sentido por no tener el valor de hacer lo que se debe, no vaya a ser que a la presidenta del Cabildo la de por cabrearse y rompa y otras lindezas de las que daría mucho de qué hablar.

En fin, que me voy a ver La Isla de las Tentaciones o Supervivientes, que por lo menos se que los que están en esos programas, no presumen de tener más luces que los televidentes, al contrario que nuestros políticos, que al grito de SOY ABOGADO, nos toman el pelo día sí y día también mientras ellos llenan sus bolsillos de pasotismo, incompetencia, incapacidad y eso sí, mucha pasta.

Pasotismo o incompetencia
Comentarios