martes 26/10/21

Los ejecutivos europeo y español desprecian a su justicia

Mientras la Justicia Europea vuelve a dar la razón al pueblo saharaui, Borrell y Albares corren a alinearse con Marruecos.

Muestra patente del respeto que le merecen los Tribunales Europeos a Borrell y Albares, responsables de Exteriores de la Unión Europea y del estado español, respectivamente.

El Tribunal General de la Unión Europea lo ha dicho con toda claridad. La soberanía del territorio del Sáhara Occidental no le corresponde al Reino de Marruecos, sino al pueblo saharaui. Por tanto, hasta que se cumpla el mandato de Naciones Unidas de celebrar un referéndum en el que la población pueda libremente expresar su opinión, para todos los asuntos relativos a ese territorio Marruecos y los estados terceros deben contar con el Frente Polisario que, por el momento es el único representante del pueblo saharaui.

Llega el Tribunal General a decir expresamente esta verdad  "el Frente Polisario tiene legitimización activa para representar al pueblo saharaui antes los tribunales de la Unión Europa"-

Es cierto que esta decisión del Tribunal General de la UE está pendiente de confirmación por el Tribunal de Justicia de la Unión. Pero es obvio que el respeto a una Justicia propia y a la esencia del derecho, debería mover a la misma Unión Europea y al estado español, al menos a adoptar una posición de prudencia.

Pero tanto a Borrell como a Albares les ha faltado tiempo para correr a alinearse con Marruecos a quién la Justicia Europea le ha rebatido absolutamente todos sus postulados respecto a la soberanía del territorio saharaui.

Nadie pensará que Borrell y Albares actúan a espaldas de sus respectivos gobiernos. Por tanto, la Comisión Europea, gobierno de la Unión, y el gobierno del estado español, miembro de la Unión, han faltado ostensiblemente al respeto a la Justicia de la Unión. Me parece gravísimo.

Borrell y Albares olvidan que la Justicia Europea no les es ajena. Es su Justicia.

Porque al gobierno de la Unión Europea y al gobierno del estado español no les importa nada la Justicia ni el derecho de los pueblos -de ningún pueblo- lo que les preocupa son los intereses económicos de las oligarquías.

Y no es la primera vez que la Justicia europea niega la legalidad de acuerdos económicos con Marruecos que incluyan intereses saharauis, pero a los gobiernos europeo, francés y español eso no les ha importado, han seguido haciéndolo, incluso con perjuicio a las empresas propias.

La historia del temor a que Marruecos abra de nuevo vía libre a la migración es una patraña armada para confundir y justificar la colaboración con ese régimen tramposo. Lo que de verdad está detrás de todo esto, es el negocio.

La Justicia europea y Naciones Unidas lo han repetido con toda claridad. Mientras no se permita al pueblo saharaui expresar su voluntad sobre la soberanía de su territorio, Marruecos no tiene derecho a apropiarse ni a comercializar los recursos naturales ni las riquezas que pertenecen a ese pueblo. Apropiarse y comercializar lo ajeno tiene un nombre. Se llama robar. Los gobiernos, de la Unión Europea y del estado español apoyan y se hacen cómplices de ese robo.

Por los Tratados de Madrid, el estado español transfirió la administración del Sáhara Occidental a Marruecos y Mauritania. Pero no la soberanía, de la que ha seguido hasta ahora siendo depositario, como ha reconocido con toda claridad y reiteración Naciones Unidas. Y que debe transferir a quién decida libremente el pueblo saharaui en referéndum.

Todas las acciones y acuerdos que ha desarrollado Marruecos con propiedades saharauis son ilegales. Sin embargo,  la Unión Europea y el estado español siguen apoyando esta ilegalidad de Marruecos, sin ningún respeto por la Justicia Europea.

Los ejecutivos europeo y español desprecian a su justicia
Comentarios