sábado. 13.04.2024

Las niñas y adolescentes captadas, motivadas principalmente por una creencia religiosa absoluta y sin fisuras, una vez en su destino, desarrollaban principalmente actividades tales como ser explotadas sexualmente, ejercer labores de apoyo doméstico y hospitalario y realizar funciones de policía fiscalizadora en la observancia, en el ámbito femenino, de la Sharia

La mujer detenida este martes sobre las seis de la mañana en su vivienda de la calle Doctor Juan Negrín de Arrecife acusada de de reclutar niñas para enviarlas a zonas controladas por el Estado Islámico mantenía contacto directo con operativos del denominado Daesh en Siria. Así lo han manifestado a este diario fuentes policiales, que aseguran que la Policía Judicial investiga ahora cuántas niñas habrían sido captadas y cuántas habrían llegado ya a Siria reclutadas desde Lanzarote por Silvia Celestín Carrasco, como ha sido identificada la detenida, nacida en Cádiz y de 40 años de edad. Al parecer, según testigos presenciales, tres hombres y tres chicas adolescentes abandonaron la vivienda momentos antes de la detención.

Según las mismas fuentes, la acusada de reclutar a niñas y adolescentes

facilitaba su desplazamiento a zonas controladas por la organización terrorista Estado Islámico (también conocida como DAESH). Allí, según el Ministerio del Interior, las chicas ejercían la prostitución. Eran explotadas sexualmente, y ejercían también otras labores domésticas.

En un comunicado de prensa posterior a la operación, la Policía explica que agentes de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía, en colaboración con la Jefatura Superior de Policía de Canarias y la Brigada Provincial de Información de Málaga, bajo la dirección del titular del Juzgado Central de Instrucción, Número 1, y coordinados por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, han detenido esta mañana a una mujer en Arrecife y han procedido al registro de su domicilio, en el marco de una operación policial contra las redes de captación y envío de niñas y adolescentes a Siria e Irak para su integración en la organización terrorista DAESH.

"La detenida es una mujer española, conversa al Islam, implicada directamente en la radicalización y facilitación del viaje hacia Siria de otras mujeres, a las que incitaba a viajar, les facilitaba la ruta y las medidas de seguridad necesarias para no ser detectadas durante el tránsito hacia Siria", explica la Policía.

La detenida tenía contacto directo con un importante facilitador de la organización terrorista DAESH en Siria, de quien recibía directrices e instrucciones para reclutar y facilitar el viaje a mujeres, con el único fin integrarse en esta organización terrorista.

Las niñas y adolescentes captadas, motivadas principalmente por una creencia religiosa absoluta y sin fisuras, una vez en su destino, desarrollaban principalmente actividades tales como ser explotadas sexualmente, ejercer labores de apoyo doméstico y hospitalario, realizar funciones de policía fiscalizadora en la observancia, en el ámbito femenino, de la Sharia y un grupo muy reducido integrarían las filas de combatientes del DAESH.

Además, las informaciones obtenidas han permitido conocer la plena voluntad de la detenida de desplazarse a la zona controlada por el DAESH en la región sirio-iraquí, para adquirir un mayor compromiso con la causa.

Esta operación policial es continuación de las desarrolladas en agosto y diciembre de 2014 por la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía en Ceuta, Melilla, Barcelona y también en Marruecos, que se saldaron con la detención de 10 personas. Entre ellas, se encontraba una menor de edad acompañada de otra mujer, que fueron interceptadas en Melilla en el momento en que se disponían a abandonar España con destino Marruecos.

Con esta sucesión de operaciones antiterroristas, el Cuerpo Nacional de Policía ha impedido la captación efectiva de un numeroso colectivo de mujeres por parte de redes yihadistas cuyo propósito era el de enviarlas a territorios controlados por el DAESH, a pesar de que algunas de ellas eran menores de edad.

Esta detención constituye un nuevo caso de mujeres, que habiendo nacido y crecido en países europeos, han sufrido un proceso de radicalización que ha desembocado en su compromiso y adhesión ideológica al yihadismo y su integración en la organización terrorista DAESH.

La operación continúa abierta.

Testigos presenciales

"Salía a la calle muchas veces con el carrito de un bebé o con el niño de la mano", relata una de las vecinas de la detenida. "Hubo mucho ruido, muchos gritos y todos los vecinos se asomaron al balcón. Había coches de la policía por todas partes y de la casa salió más gente con la policía aparte de la mujer detenida", comenta un cliente del bar Tin-Tan, en el número 72 de la misma calle.

La mujer detenida vestía burka y muchos días era vista en compañía de un menor de cinco años. Vivía en el citado domicilio con su hijo, Malcolm P. López Celestín, de 20 años, y recientemente también con su madre, Ana Martín Carrasco. La detenida llevaba residiendo en la citada vivienda al menos desde diciembre de 2013.

También ha trascendido que la detenida,había tratado de conseguir hace unos tres meses que le hicieran un contrato de alquiler a su nombre para poder cobrar una ayuda.

Descripción de la vivienda

El propietario de la vivienda ha acudido sobre las 10 de la mañana informado por la prensa de lo sucedido y, tras proceder al arreglo de las distintas cerraduras, forzadas por la Policía en su entrada y registro, ha declinado hacer declaraciones.

Las fuentes más cercanas a la detenida explican a Crónicas que en el inmueble en cuestión había tres habitaciones, que han quedado absolutamente desordenadas tras la operación policial. También relatan que vieron muchas maletas ubicadas en altillos, en mitad de los pasillos de la casa y "mucho movimiento de equipajes". "Vivían con algunos gatos y la verdad es que desde la escalera se notaba el mal olor", han señalado. "Yo cada día la veía hablar con el móvil, entrar y salir, pero nunca pensábamos que esto pudiera ocurrir, que esta señora se dedicara a algo así", advierten otros vecinos.

En el lugar de los hechos, el segundo piso del número 61 de la calle doctor Juan Negrín de la capital lanzaroteña, se ha desarrollado un fuerte dispositivo policial, que a primera hora de la mañana continuaba alrededor de la vivienda de la detenida. En el céntrico lugar se ha concentrado un número importante de vehículos de la Policía Nacional, de la Guardia Civil y de la Policía Local, que no sólo han estado controlando la zona y pidiendo documentación a todos aquellos que se acercaban sino que han estado en la vivienda de la detenida procediendo a un registro que se ha prolongado durante horas.

Fuentes del Ministerio del Interior han ratificado a COPE que la detenida, de nacionalidad española, mantenía contacto directo con operativos del denominado Daesh en Siria.

La operación, que continúa abierta, ha sido llevada a cabo por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional coordinados por el Juzgado Central Número 1 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Con este arresto son ya más de cuarenta las personas detenidas en España en lo que va de año por presunta colaboración con el Estado Islámico, fundamentalmente por el reclutamiento y envío de combatientes a las zonas controladas por los terroristas.

Se trata del primer arresto que se realiza en Canarias este año, ya que la mayoría habían sido practicados en Cataluña, Ceuta y Melilla.

El pasado sábado se produjo la última detención relacionada con el terrorismo yihadista, concretamente en Barcelona donde fue arrestado un hombre de nacionalidad marroquí acusado de hacer propaganda y proselitismo del yihadismo en las redes sociales.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata decidió ayer su envío a prisión sin fianza.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró este domingo que la amenaza yihadista está en su momento más crítico desde el 11M, situó en 116 el número de españoles que se han incorporado al Estado Islámico o a Al Qaeda, cifra sensiblemente inferior a la de otros países europeos como Francia.

La detenida en Arrecife mantenía contacto directo con operativos del denominado Daesh...
Comentarios