lunes 16/5/22
Este sábado de madrugada se produjo un enfrentamiento en el que tuvo que intervenir la policía y en el que hubo varios heridos

Los vecinos se quejan de las peleas, los ruidos y los desmadres que se producen todos los fines de semana en la calle Manolo Millares de Arrecife

Policía, calle Manolo Millares
Imagen de este sábado de madrugada en el momento en el que tuvo que intervenir la policía.

Los vecinos de la calle Manolo Millares de Arrecife, la antigua calle José Antonio, ya no aguantan más. La razón es que la que fuera en su día la principal zona de ocio nocturno de la capital de Lanzarote parece que está tratando de recuperar los laureles del pasado retomando la actividad de algunos de los locales que todavía permanecen abiertos allí. Para los vecinos no sería ningún problema que se desarrollase la actividad que legalmente esté establecida siempre y cuando no pasara lo que está sucediendo en estos momentos, que en los alrededores de los bares de copas que están abiertos se montan todo tipo de broncas, pleitos y desmadres que les han llevado no pocas veces a tener que llamar a la policía. 

IMG-20200718-WA0001

Así lo han explicado a este diario varios vecinos indignados que afirman no poder soportar más algo que les está causando notables problemas, entre otros el de poder descansar adecuadamente. El último episodio es el que les ha colmado el vaso de la paciencia. Este sábado de madrugada, cerca ya de las seis, se ha producido una monumental pelea a la salida de uno de los locales que ha tenido que ser frenada por agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local, tal y como muestra la imagen que acompaña a esta información. 

"Ha sido un auténtico escándalo. Después de la salida de la discoteca ha ocurrido lo que ocurre todos los fines de semana. Tuvo que venir la policía y hasta una ambulancia por las brutales agresiones que se produjeron y por el escándalo que montaron esta vez más de cincuenta personas", narra uno de los vecinos visiblemente afectado. "Todo esto, además, en plena situación de pandemia por el coronavirus, parece que no les preocupa lo que está sucediendo a su alrededor", apunta otro vecino afectado. 

El tema de la pandemia no es un asunto menor, desde luego, porque una de las cuestiones que se deben controlar es la distancia social y el aforo de este tipo de locales, aunque a los vecinos les extraña también que estén abiertos a esas horas. "¿El Ayuntamiento de Arrecife no va a hacer algo para impedir esto, pueden estar abiertos hasta las cinco de la madrugada como ha pasado este sábado?", pregunta uno de los ciudadanos que está sufriendo el problema. 

Los vecinos se quejan de las peleas, los ruidos y los desmadres que se producen todos...
Comentarios