domingo 16/5/21
Román Méndez, jefe de Producción de las Cocinas de los Centros de Arte, Cultura y Turismo cree que hay que mantener la idiosincrasia de nuestra gastronomía

Los Centros apuestan por los productos “kilómetro cero”, una materia prima excepcional para una cocina de aprovechamiento

“Cada vez hay una relación más fluida entre el sector primario y la cocina de los Centros y eso es algo de lo que nos vamos a beneficiar todos” explica Méndez

El día a día de Ramón Méndez, jefe de Producción de las Cocinas de los Centros de Arte, Cultura y Turismo, consiste en sacar el máximo partido a los productos de los que disponen en las cocinas de los Centros. Por ello, sabe que en épocas de crisis, el aprovechamiento de la materia prima es imprescindible. La suerte que tenemos en Lanzarote es que disponemos de una materia prima excelente con la que surtir a todos los restaurantes que hagan esa apuesta por los productos “kilómetro cero”.

“Mi madre es de La Graciosa”, explicó Méndez en el programa "La Mañana de Lanzarote" de Crónicas Radio - Cadena Cope, y por eso sabe que aprovechar todo lo que tiene la isla sirve para mantener nuestra idiosincrasia, dándole valor a nuestro producto local. Por ello, insiste en que cualquiera que haya viajado ha podido comprobar que no debería menospreciarse la materia prima de Canarias y lamenta que en ocasiones, seamos nosotros mismos los que no le damos el lugar que le corresponde, como si hacen en otras regiones, donde el producto local es un activo más en los restaurantes y mercados.

Piensa que en Lanzarote siempre se ha minusvalorado la calidad de la materia prima local y dice que es algo que se está cambiando en la cocina de los Centros Turísticos. “Parecía que nuestras papas eran peores que las de la península y es absurdo”, asegura, que también destaca que los quesos o los vinos insulares nos diferencian de otros lugares y mantienen la identidad de la isla.

En el actual panorama gastronómico, es importantísimo saber posicionarse con unas presentaciones que se adapten a los gustos nacionales e internacionales pero siempre manteniendo la esencia de la cocina tradicional, con lo que da la tierra y el mar de Lanzarote. “Es la única manera que vamos a tener de mantenernos”, destaca.

“Lo canario en general y lo lanzaroteño en particular tiene que potenciarse y afortunadamente ahí están propuestas como Lanzarote Cocina que han conseguido potenciar nuestra gastronomía”, explica Méndez que cree que es un acierto potenciar seguir llevando a cabo propuestas como el Festival Enogastronómico.

Para ello, es importante que haya una sinergia especial entre el sector primario y los Centros. Según Méndez, hasta ahora el sector primario parecía la hermana pobre y es en este momento cuando se empieza a tener en cuenta. Sólo hay que ver la importancia de La Geria no sólo en la cuestión culinaria, sino turística. Dice que los Centros tienen un nivel alto a la hora de asumir mercadería y aunque no pueden comprar a todos los ganaderos o agricultores, sí que empieza a haber una relación cada vez más fluida entre todos. “Si nos saltamos a los intermediarios, el sector primario se nutre, pero nosotros como consumidores, también vamos a ganar en calidad, aunque pueda ser un poquito más caro porque la diferencia de calidad se nota en cuanto se come”, comenta.

Para ello, también es importante que se informe a los clientes sobre el producto que se le va a poner en mesa, con presentaciones modernas pero con la cocina de toda la vida. “Un sancocho o una ensalada puedes presentarla de mil maneras, pero si utilizas los productos locales, siempre vas a acertar”, concluye.

Los Centros apuestan por los productos “kilómetro cero”, una materia prima excepcional...
Comentarios