viernes 30/7/21

Simón: «La situación no es buena, pero no es catastrófica»

España ha registrado 23.572 casos de Covid-19 este fin de semana, una media diaria de más de 7.500, aunque en las últimas 24 horas se han diagnosticado 2.489 casos. «Hay un incremento de transmisión, que observamos en este incremento de casos cada día, y esto está afectando paulatinamente al número de personas ingresadas y a la ocupación hospitalaria», ha reconocido este lunes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. No obstante, según ha afirmado, la situación «no es buena, pero no es catastrófica», informa abc.es

fernando simon

En los últimos siete días han fallecido por el coronavirus 141 personas, y a lo largo de este mes de agosto, el balance de Sanidad ha sumado casi 650 muertes. También aumentan las hospitalizaciones. Son, a nivel nacional, 6.957, con 846 personas en la UCI, lo que supone un 6% de ocupación en los hospitales. Aunque, según ha apuntado Simón, no todos los territorios se encuentran en la misma situación. Madrid se mantiene ya como la región con mayor presión (16% de ocupación) y, además, sigue «creciendo progresivamente».

fernando simon

«Sabemos que hay algunos hospitales de Madrid que están empezando a tener ocupaciones que debemos de controlar, y que se puede trabajar con ese incremento porque la capacidad de Madrid es mucho mayor», ha afirmado Simón. Pero también que la atención primaria de Aragón «estuvo y lo sigue estando» al límite, mientras que en Madrid está sufriendo «un estrés muy importante», aunque el epidemiólogo ha asegurado que «esperan» que en los próximos días pueda bajar.

El epidemiólogo ha asegurado que la evolución de los contagios de España en agosto ha dejado una sensación «agridulce», con una transmisión mayor de la esperada para estas fechas, aunque a cambio, ha habido «comunidades que han sido capaces de estabilizar» o de «iniciar un descenso» de los casos, así como de «evitar una transmisión en todo el territorio».

Sanidad sigue insistiendo en que hay que contextualizar las cifras de contagios, teniendo en cuenta que se hacen muchas más pruebas diagnósticas (se ha duplicado el número en comparación con julio), pero los indicadores siguen empeorando. Además del aumento de muertes, contagios y hospitalizaciones, baja el número de asintomáticos detectados, ahora entre un «45% y un 50 por ciento» de los casos, cuando en julio Sanidad hacía gala de que estos eran entre el 60-70 por ciento, lo que indicaba un buen seguimiento de la pandemia.

Ahora, las zonas que más preocupan a Sanidad por el incremento de casos son Madrid, algunas provincias andaluzas y Comunidad Valenciana. En concreto Madrid, densamente poblada, donde el control «no es fácil». «En Madrid estamos en esa batalla, da la sensación de que no va tan deprisa en el incremento, pero hay que esperar».

Aun así, según Simón, «poco a poco» se van controlando los brotes asociados al ámbito social y, en concreto, al ocio nocturno, si bien ha insistido en el que el control del virus en estos ambientes está siendo «muy poquito a poco». «La situación epidémica no es buena, pero no es catastrófica y estamos consiguiendo que los sistemas funcionen correctamente», ha asegurado.

Simón: «La situación no es buena, pero no es catastrófica»
Comentarios