martes 21/9/21

Europa estudia nuevas vías de comunicación con los talibanes para seguir con las evacuaciones en Afganistán

Países como Francia o Alemania plantean establecer un diálogo condicionado con Kabul para poder continuar con las evacuaciones tras el 31 de agosto

1630278118350

"Es una línea roja". Con esta frase, los talibanes se referían al próximo 31 de agosto, una fecha marcada en rojo en el calendario porque supondrá la retirada final estadounidense de Afganistán después de dos décadas de operaciones.

Esta declaración de los talibanes, pocos días después de acceder al poder del país asiático y el clima reciente marcado por los dos atentados perpetrados en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul han encendido todas las alarmas en la diplomacia internacional.

Gran parte de los países que han tenido presencia en Afganistán en los últimos años siguen buscando la manera de establecer algún tipo de puente con los talibanes para poder seguir realizando tareas de evacuación a partir del próximo mes de septiembre.

En este sentido, las tareas de evacuación, que comenzaron a mediados de agosto, se han acelerado en la última semana. Además, otras potencias como Reino Unido y España ya han salido de territorio afgano, poniendo punto final a la presencia militar que han protagonizado en las últimas dos décadas.

En este contexto, muchos gobiernos europeos son conscientes de que muchas personas se han quedado atrás, por lo que es necesario dar respuesta a su situación en Kabul más allá del próximo 31 de agosto. Teniendo en cuenta esta situación, varios líderes europeos creen que es imposible evitar cualquier tipo de vínculo diplomático con el nuevo régimen talibán.

Por ello, aunque no se contemple de ninguna manera cualquier tipo de reconocimiento político, varias potencias europeas se han propuesto entablar "contactos operacionales" para continuar con las evacuaciones tras la salida definitiva de Estados Unidos de Kabul. En definitiva, en capitales como París o Berlín ha comenzado a coger fuerza la idea de aplicar un diálogo más amplio, pero condicionado, con el nuevo gobierno talibán.

Europa mira más allá del 31 de agosto

En esta dirección, más de 100 países se han comprometido este domingo a hacer que los talibanes cumplan su promesa y permitan la salida de Afganistán de aquellos que lo deseen, una vez que Estados Unidos concluya su intervención el próximo 31 de agosto. En este sentido, la comunidad internacional ha asegurado este domingo que ha recibido el sí de los talibanes para continuar con las tareas de evacuación en septiembre.

Este compromiso ha sido ratificado por más de 95 países, incluido España, además también ha recibido el apoyo de otros altos cargos de la diplomacia europea, como es el caso del alto representante de la Unión Europea para la política exterior, Josep Borrell.

Esta declaración va en la línea de las palabras pronunciadas hace unas jornadas por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Tras participar en la cumbre de la Unión Europea, el líder europeo instó a Estados Unidos y a otros socios a "asegurar el aeropuerto el tiempo que sea necesario" para permitir la salida de todos los que tienen derecho a la evacuación.

También, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, quiso confirmar tras la reunión del G-7 de la pasada semana que Europa tiene el "deber moral de ayudar al pueblo afgano", independientemente de la fecha en la que se plante esta cuestión.

Macron y Merkel, partidarios de establecer vías de comunicación con Kabul

El presidente francés, Emmanuel Macron, confirmó el pasado sábado que, aunque los primeros contactos son frágiles, "hay discusiones con los talibanes sobre la cuestión de operaciones humanitarias y la capacidad de proteger a repatriados afganos en riesgo".

En este punto, Macron dejó claro que cualquier puente que pudiera establecer una futura conversación con los talibanes pasaría por seguir realizando tareas de evacuación con plena seguridad: "Continuar con las evacuaciones es una de las principales condiciones para establecer cierta implicación política con los talibanes".

"Ellos son los que tienen el control operativo en Kabul y tenemos que negociar desde la comunidad internacional", ha señalado el líder francés en la cadena de televisión francesa TF1, subrayando también que a día de hoy no se puede confirmar la continuidad de las evacuaciones en Kabul.

Además, Macron ha querido dejar claro que en cualquier tipo de negociación internacional con los talibanes se establecerán tres principios básicos: garantías a quienes tienen derecho a protección internacional, no cooperar con negociaciones terroristas y respeto a de los derechos humanos y la dignidad de las mujeres.

También, la canciller alemana, Angela Merkel, defendió la pasada semana que si es necesaria una vía de comunicación con los talibanes para continuar con las evacuaciones se debe abrir: "Nuestro objetivo debe ser preservar todo lo posible aquellos cambios logrados en Afganistán en los últimos 20 años. La comunidad internacional debe hablar de ello también con los talibanes".

Por último, la líder alemana quiso dejar claro que no existía ninguna posibilidad de establecer "acuerdos incondicionales" con el nuevo régimen instaurado en Kabul.

Europa estudia nuevas vías de comunicación con los talibanes para seguir con las...
Comentarios