domingo. 26.05.2024

Los vecinos que habitan en la zona de la esquina de las calles Fajardo, Cienfuegos y Tenerife de Arrecife, coincidiendo en pleno centro de la ciudad también con la zona peatonal que configura la calle Hermanos Zerolo hasta su extensión con la Calle Real, no aguantan ni un día más lo que llevan años denunciando, la existencia de una vivienda antigua abandonada en la que hay un grupo de inmigrantes, la mayoría de origen marroquí, que provocan todo tipo de trastornos a los vecinos. Así se lo han puesto de manifiesto este jueves a este diario, después de soportar el día anterior otra noche más de terror, de verdadero miedo, en la que una reyerta a navajazo limpio terminó con una persona trasladada en estado grave al hospital Doctor José Molina Orosa y otras dos detenidas. 

Imagen del precinto que siguió este jueves por la mañana.
Imagen del precinto que siguió este jueves por la mañana.

Desgraciadamente para ellos es el pan nuestro de cada uno de sus días. Dicen que han denunciado la situación un millón de veces y que nunca han recibido ninguna respuesta satisfactoria. "Nos hemos puesto en contacto con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, con la Policía Local, con el Ayuntamiento de Arrecife, y siempre nos dicen lo mismo, que no pueden desalojar ese inmueble si no hay una orden judicial", resalta una de las personas que vive en la zona. "Tenemos miedo a salir a la calle con nuestros hijos, no digamos ya solas y de noche", comenta otra mujer que también vive allí. 

Los vecinos consultados aseguran a Crónicas que no les vale con el despliegue policial que se realizó el miércoles por la noche ni el que continuaba este jueves por la mañana. Son conscientes, porque no es la primera vez que ocurren hechos de esta gravedad, que los agentes del orden harán mucho ruido, precintarán el lugar, lo registrarán a fondo, para luego marcharse tan frescos sin importarles la gente que vive allí.  

Los agentes de la Policía Nacional a primera hora de la mañana de este jueves.
Los agentes de la Policía Nacional a primera hora de la mañana de este jueves.

Además de las peleas entre ellos, con los vecinos se han producido todo tipo de enfrentamientos, con insultos y amenazas, especialmente con los habitantes más jóvenes de la casa que tienen perros de los considerados como peligrosos que se pasean por esas calles sin ningún tipo de medida de seguridad. "Que se te ocurra a ti no tener a tu mascota en condiciones, y más si es agresiva, ya verás como te cae todo el peso de la ley. Para ellos parece que no existen las mismas reglas y las mismas leyes", subrayó una vecina muy molesta. 

El caso es que a lo largo de la mañana los agentes de la Policía Nacional, que se han encargado del caso, han estado registrando el inmueble y han mantenido el precinto de seguridad que se puso después de que se produjera la pelea. Es una medida que a los vecinos colindantes les parece absolutamente insuficiente, puesto que no es la primera vez que precintan y registran la zona para que luego no suceda nada. "Se van a marchar los policías y van a volver a entrar los okupas a la vivienda para seguir haciendo lo que hacen, entre otras cosas un ruido insoportable que no nos deja ni dormir", comenta otro vecino visiblemente enfadado. 

Han sido también los habitantes de la zona los que han confirmado a este diario que el inmueble pertenece a "una familia muy conocida" de Lanzarote, aunque el dueño actual vive en Las Palmas y según su testimonio no parece muy interesado en recuperar la casa. Por ese motivo, hasta que se encuentre otra solución, piden al Ayuntamiento que tapie las entradas para que no se pueda meter nadie dentro y aquel lugar deje de ser un foco de conflictos permenante. 

Los vecinos de la zona de la calle Fajardo exigen que se cierre la vivienda okupa en la...
Comentarios