martes 26/10/21
Patrimonio del Cabildo fue quien determinó que el color debía ser rojo para respetar el tono original del inmueble y no la propiedad

Polémica por el color rojo de la fachada de una futura notaría en el centro de Arrecife

1633006392729

El llamativo color rojo que ha estrenado estos días la fachada de un inmueble histórico ubicado entre la calle Real y la calle Nicolás Martín Cabreras de Arrecife y que servirá de futura sede a una conocida notaría ha generado en los últimos días una enorme polémica entre vecinos y distintos colectivos que han querido pronunciarse al respecto. La imagen choca, lógicamente, con la apuesta de algunos sectores y partidos políticos por equilibrar de manera armónica la estética de las viviendas, los comercios y las calles de la capital de la Isla donde nació el artista César Manrique y, aunque en teoría esta acción pretende salvaguardar los tonos que el edificio guardaba en su día, parece una iniciativa antagónica con propuestas que se están ejecutando en municipios como el de San Bartolomé donde, con la nueva ordenanza estética, se están homogeneizando, lejos de estridencias y al estilo manriqueño, las fachadas de los establecimientos de Playa Honda obligando a pintar las fachadas de blanco y los carteles de negro. El color, sin duda, es muy llamativo y han sido numerosas las llamadas de personas que se han puesto en contacto con este diario para denunciarlos, algunos al creer que la normativa y la ordenanza municipal de la capital de Lanzarote no debería permitir algo así y otros tratando de hacer ver que el color original del edificio jamás fue ese, sino uno parecido al del Cabildo Viejo, un amarillo mostaza.  

Aunque en un principio las primeras críticas se han dirigido tanto a la propiedad del inmueble como al propio Ayuntamiento de Arrecife, este diario ha podido corroborar de fuentes cercanas a la propiedad, que el departamento de Patrimonio Histórico de la Corporación insular ha sido la entidad que determinó que el color de dicho inmueble debía ser ese tono rojo, para respetar así el tono original que presentaba en su día el inmueble. Como ha sucedido con otras obras, los responsables del departamento encargado de velar por el cumplimiento de las normas urbanísticas y el respeto por el legado del pasado examinaron el inmueble y determinaron que la pintura original, la primera que se descubrió que tenía el edificio, era ésa, con lo que los propietarios no sólo debían sino que podían utilizar el color a pesar de lo mucho que contrasta en un lugar como Lanzarote, que no es ni La Laguna ni Las Palmas de Gran Canaria. 

1633006392708

Así, durante la tertulia del programa 'A Buena Hora' de Crónicas Radio-COPE Lanzarote, en la que varios oyentes han remitido quejas y críticas por el color escogido, esta semana portavoces de grupos políticos de la capital como Leticia Padilla, de Lanzarote en Pie (LEP), han expuesto, tras preguntar en el Ayuntamiento de Arrecife, que la decisión de tan llamativo color fue de la propiedad, algo que posteriormente se ha desmentido. "Ese color es el color original de la primera casa, así que se ha querido respetar ese color", ha dicho Padilla. "Cuando se hizo la obra", ha explicado la portavoz de LEP en Arrecife, "había una paleta de colores y se dio a elegir entre un color un poco más neutro, como más mostaza, que es lo que se pintó unos años después, y el color original, que finalmente eligieron los propietarios".

Cabe resaltar también que la falta de un Catálogo de Protección Histórica en el municipio de Arrecife ha venido provocando durante años que el Ayuntamiento de Arrecife tenga que suspender la demolición de los edificios antiguos, que estaban protegidos por el Catálogo Arquitectónico municipal, pero que fue anulado por el Tribunal Supremo (TS) en julio de 2013. De ahí que los actuales propietarios del citado inmueble, ahora con su fachada de rojo, hayan tenido que esperar varios años para poder ejecutar distintas licencias de derribos parciales o modificaciones en el interior del edificio. 

Lo dicho por Padilla ha sido contrapuesto por el concejal de Parques y Jardines de Arrecife, Tomás Fajardo, que este jueves y en el mismo espacio de tertulia ha apuntado varios puntos recogidos en la actual ordenanza municipal al respecto. Fajardo ha refrendado que las características del tono del color que finalmente lleva el inmueble ha sido una decisión de la Consejería de Patrimonio del Cabildo, que gestiona Ariagona González. Con dicho color, según el edil del PSOE en la capital, se ha intentado mantener la imagen que el citado inmueble presentaba en el centro de Arrecife hace décadas.

Polémica por el color rojo de la fachada de una futura notaría en el centro de Arrecife
Comentarios