lunes. 05.12.2022
María José Docal respeta la explicación de Instituciones Penitenciarias, pero entiende que es un fallo que no puede darse

El PIL espera la subsanación del “error” para el tercer grado de Dimas Martín

“Es una tortura psicológica el que a una persona que está en prisión se le diga que va a gozar de semilibertad y luego dos horas más tarde se le notifique que hubo un error”, declara Docal

María José Docal, consejera del PIL en el Cabildo y una de las personas más cercanas a Dimas Martín, dijo este lunes que tanto Martín, como su familia y el partido están a la espera de saber con exactitud los motivos por los cuales Instituciones Penitenciarias rectificó el viernes la concesión del tercer grado que había otorgado al condenado durante las primeras horas de la mañana, pero que luego rechazó argumentando “un error”. “Esperamos que ese error se corrija y se le conceda lo que ya se le había concedido”, comentó Docal en la 95.8FM.

La militante del PIL respeta la explicación de Instituciones Penitenciarias, pero entiende que este tipo de fallos no puede darse “porque se está jugando con el sentimiento de una persona y su familia”. “Es una tortura psicológica el que a una persona que está en prisión se le diga que va a gozar de semilibertad y luego dos horas más tarde se le notifique que hubo un error”, agregó Docal, quien está segura de que no fue un hecho intencional “porque no creo que haya una persona inhumana que actúe de esta forma”.

Ilusión el viernes

Sobre las nueve de la mañana del viernes, Dimas Martín recibía una buena noticia en el Centro Penitenciario de Tahíche, donde se encuentra desde el pasado 21 de diciembre para cumplir una condena de ocho años por su implicación en el caso del Complejo Agroindustrial de Teguise. La Dirección General de Instituciones Penitenciarias le notificaba la concesión del Tercer Grado, lo que iba a suponer que Martín podría abandonar la prisión durante el día, y sólo tendría que volver para dormir. Sus compañeros del Partido de Independientes de Lanzarote se congratulaban con la buena nueva, mostrando su satisfacción y sus “ganas de abrazar” a su líder.

Pero la alegría duraba poco. Apenas unas horas después, a la una de la tarde, tal y como ha concretado María José Docal, miembro del PIL, otra notificación informaba a Dimas Martín de que había habido “un error” y rectificaba la decisión de Instituciones Penitenciarias. Algo que, de un plumazo, terminaba con el sueño de semilibertad del emblemático político.

El pasado viernes, al recibir la primera noticia, Dimas fue trasladado a otras dependencias dentro del centro penitenciario de Tahíche. “Después de unas horas le dijeron que había sido un error y volvió otra vez a la parte de dentro”, ha confirmado Docal. Las causas de este supuesto error, por el momento, se desconocen, pero esta rectificación de Instituciones Penitenciarias ha caído sobre el PIL como un jarro de agua fría, después de pedir desde hace meses el indulto parcial para su líder, incluso con manifestaciones públicas como la del pasado mes de julio, cuando más de un centenar de personas se congregaron frente al centro penitenciario de Tahíche.

El PIL espera la subsanación del “error” para el tercer grado de Dimas Martín
Comentarios