sábado 23/10/21
Los nacionalistas cuestionan la pérdida de tiempo que supondrá dicha decisión para situaciones de emergencia

NC denuncia que la Gerencia Sanitaria de Lanzarote planea trasladar una ambulancia y los técnicos de emergencias a una nueva en Argana Baja

La Secretaría de Bienestar de Nueva Canarias (NC) en Lanzarote ha denunciado y puesto en conocimiento de la sociedad lanzaroteña este viernes, a través de un comunicado de prensa, la medida que supuestamente tomará la Gerencia de los Servicios Sanitarios del Área de Salud de Lanzarote con respecto a una de las dos ambulancias medicalizadas con las que cuenta la Isla. En este sentido, los nacionalistas recuerdan que Lanzarote cuenta únicamente con dos ambulancias medicalizadas, una en el Consultorio de Playa Blanca desde el año 2017, y una con base en el Hospital Doctor José Molina Orosa, activa desde que se implantó en la Isla este servicio.

“Supuestamente, la planificación de la Gerencia contempla quitar el vehículo medicalizado con base en el Hospital y trasladar la ambulancia y técnicos de emergencias a una nueva base situada en la zona industrial de Argana Baja, mientras el enfermero y médico permanecen localizados en el Servicio de Urgencias del Hospital”, explican. Y preguntan “qué supondrá esta decisión al conjunto de la sociedad lanzaroteña”, a lo que contestan que “por ejemplo cuando el Centro Coordinador reciba una llamada de una posible parada cardiorrespiratoria, el 112 avisará conjuntamente a técnicos de emergencia y a equipo sanitario, pero el médico y el enfermero tendrán que esperar en las puertas del recinto hospitalario a que llegue la ambulancia desde la base de la zona industrial de Argana Baja”.

Así las cosas, los nacionalistas lamentan que “dependiendo del tráfico que se acumule en la carretera de servicio de un único carril que conduce al Hospital, puede suponer minutos y tiempo de más perdidos que supondrán un aumento del tiempo de respuesta, y con ello proporcionalmente un descenso del porcentaje de supervivencia del paciente en riesgo vital”. Por ejemplo, exponen, “en caso de una parada cardiorrespiratoria, los primeros 4 minutos desde el inicio de la parada cardiaca hasta la asistencia de servicios de emergencia en el lugar, aumentan exponencialmente las probabilidades de supervivencia, a partir de ese tiempo desciende considerablemente las posibilidades de sobrevivir”. Por ello, consideran que “no puede el equipo sanitario esperar esos 4 minutos de oro a que llegue la ambulancia de una base a kilómetros fuera del Hospital DJMO por problemas supuestamente de espacio y que con ello repercuta en la vida de las personas”.

En su nota de prensa, NC describe que una ambulancia medicalizada cuenta con dos técnicos de emergencias sanitarias y en esta unidad uno de estos dos técnicos realiza funciones de conductor. Además, cuenta con un equipo sanitario compuesto por un enfermero y un médico. Este tipo de vehículo es activado por la sala del 112 desde Gran Canaria, cuando el centro coordinador es alertado por una llamada de emergencia de riesgo vital, como por ejemplo una sospecha de (IAM) infarto agudo de miocardio, un tráfico con pacientes politraumatizados, una (PCR) parada cardiorrespiratoria, etcétera, “donde el tiempo de reacción y asistencia es vital para lograr una supervivencia del paciente a la llegada de la ambulancia”, recuerdan.

NC explica que “todas las recomendaciones y guías en materia de emergencias van dirigidas a acortar los tiempos de reacción y asistencia a un paciente en estado crítico” y, por ello, “se recomienda que las unidades medicalizadas cuenten con el equipo técnico y sanitario juntos en una misma base como hasta ahora así ha sido en nuestro Hospital Doctor José Molina Orosa, y cómo funcionan el resto de las unidades medicalizadas de Canarias”.

Dependiendo del tráfico que se acumule en la carretera de servicio de un único carril que conduce al Hospital, puede suponer minutos y tiempo de más perdidos que supondrán un aumento del tiempo de respuesta, y con ello proporcionalmente un descenso del porcentaje de supervivencia del paciente en riesgo vital. Por ejemplo, en caso de una parada cardiorrespiratoria, los primeros 4 minutos desde el inicio de la parada cardiaca hasta la asistencia de servicios de emergencia en el lugar, aumentan exponencialmente las probabilidades de supervivencia, a partir de ese tiempo desciende considerablemente las posibilidades de sobrevivir. No puede el equipo sanitario esperar esos 4 minutos de oro a que llegue la ambulancia de una base a kilómetros fuera del Hospital DJMO por problemas supuestamente de espacio y que con ello repercuta en la vida de las personas.

Falta de espacio

El motivo supuestamente por el cuál tienen planificada esta incoherente decisión es la falta de espacio dónde poder ubicar la ambulancia y la base de los técnicos de emergencias.

“Desde Nueva Canarias creemos que se deben estudiar toda opción posible para que se mantenga la base de la ambulancia medicalizada en el centro hospitalario, garantizando la unidad del equipo técnico y sanitario, y con ello conseguir una respuesta rápida y eficaz en caso de un aviso por demanda de asistencia crítica”, sostienen.

Los nacionalistas afirman que confían en que, por el bien de la sociedad lanzaroteña, la Gerencia “recapacite, se paralice esta decisión que nos parece completamente ilógica y se busque un espacio físico en el centro hospitalario que no perjudique los tiempos de respuesta y con ello las probabilidades de supervivencia”. 

NC denuncia que la Gerencia Sanitaria de Lanzarote planea trasladar una ambulancia y...
Comentarios