viernes. 27.01.2023
Benjamín Perdomo, que cree que la operación ha sido "muy barata", confirma que les faltó sacar dos esculturas vinculadas al abogado y que lo harán en breve para completar la idea del Cabildo de desvincular el Museo Atlántico de la corrupción

El barco que sacó las esculturas de Calatayud tendrá que volver para realizar una segunda inmersión

Imagen del barco que tendrá que regresar a la Isla para completar la operación de retirada de las esculturas.
Imagen del barco que tendrá que regresar a la Isla para completar la operación de retirada de las esculturas.

El barco que vino de Tenerife el pasado sábado por la mañana y que finalmente terminó sacando por la noche las dos esculturas del artista británico Jason DeCaires que se supone que están vinculadas con el abogado Ignacio Calatayud tendrá que regresar en breve a Lanzarote. Así lo ha confirmado este martes en el programa “A buena hora” de Crónicas Radio-COPE Lanzarote el consejero delegado de los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo, Benjamín Perdomo, quien ha ratificado que la embarcación grúa deberá volver para completar el trabajo que no pudieron realizar y sacar las dos esculturas que siguen en el fondo del mar y que también afean según su criterio el conjunto artístico por la vinculación del letrado con la corrupción.

En todo momento el Partido Socialista (PSOE) y el responsable de la empresa pública hablan de corrupción, tal y como hizo la presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, el día anterior en sesión plenaria, obviando que Calatayud está siendo en estos momentos investigado por el papel que jugó durante el proceso concursal de la empresa pública Insular de Aguas de Lanzarote (INALSA) y la posible conexión de los pagos que recibió con la adquisición de la vivienda particular del ex presidente Pedro San Ginés.

Imagen de las esculturas que están en el puerto.
Imagen de las esculturas que están en el puerto.

El consejero delegado de los Centros ha justificado la acción que realizaron el sábado por la noche y ha explicado en el conocido programa radiofónico por qué no pudieron llevarla a cabo de día y por la mañana, que era lo que inicialmente tenían previsto. “Hace dos años ya denunciamos que los amigos de Pedro San Ginés estaban allí debajo, en concreto, Ignacio Calatayud. He estado escuchando auténticas salvajadas sobre esto. El Museo Submarino es de los Centros Turísticos y la propiedad es en exclusiva del Cabildo y va a seguir donde está, no se va a quitar. Los clubes de buceo y los submarinistas podrán seguir disfrutando de él. Es más, desde que estamos nosotros al frente ya no se cobra; es decir, que los clubes de buceo y los submarinistas no tienen que pagar la entrada. Los Centros siguen haciendo el mantenimiento con contratos de mantenimiento como se hacía anteriormente. Nos encargamos de las boyas, de los avisos a Costas, de hacer rondas para saber que está todo bien y si el Cabildo decide que Ignacio Calatayud, que está demandado y al que Inalsa y el Consorcio le reclaman un millón y medio de euros por haberse apropiado del dinero de forma indebida, no esté allí, las estatuas van a salir”, aseguró rotundo. “A veces la gente enreda lo público y lo privado y eso es público y propiedad del Cabildo y de los Centros Turísticos y si deciden que las esculturas salen, salen”, añadió.

Para él, no importa que todavía no se haya celebrado ningún juicio y que todo esté en fase de instrucción. “Las informaciones que tenemos son graves y cuando vas escuchando lo que dice el sumario, ves que hay una demanda por parte del Cabildo que le reclama una cantidad cobrada de forma indebida. Vamos viendo cómo la UCO va sacando declaraciones del estilo de `me debes tres vidas para pagarme todo lo que has cobrado gracias a mí´ y son cosas insultantes para una institución pública. Entre las demandas interpuestas, lo que vamos viendo, el Cabildo no se puede permitir el lujo de tener cuatro estatuas de Ignacio Calatayud ahí abajo. Salen y se acabó, porque ese museo es de los Centros”, reiteró contundente.

Perdomo explicó que sólo pudieron sacar dos esculturas por las dificultades de la maniobra nocturna, después de que las escuelas de buceo les impidieran hacerlo a primera hora de la mañana, como se había previsto inicialmente. “Decían que si con alevosía, con nocturnidad y no sé qué historias. Fuimos a las ocho de la mañana y la operación era quirúrgica. Fuimos a esa hora para no molestar a los clubes de submarinismo. Tuvimos que retirarnos. Íbamos con una barca de EMERLAN para garantizar la seguridad y para que la gente no se acercara y que si había algún buzo, se alejara. Tuvimos que irnos porque un club de submarinismo empezó a meter barcas y zodiac por medio del barco y a meter submarinistas debajo del agua poniendo en peligro la operación. Tuvimos que esperar hasta las ocho de la noche para que viniera la Guardia Civil y volvieron otra vez las zodiac y se tuvieron que retirar. Cuando la Guardia Civil va a un sitio y te saca del medio, es por algo”, advirtió, dando a entender que tenían todos los permisos y todo el derecho del mundo a hacer lo que hicieron. “Sólo pudieron sacar dos esculturas de las cuatro que tienen que ver con Calatayud. El barco volverá cuando el calendario se lo permita”, avisó, aclarando que a su modo de ver, respondiendo a otra de las polémicas que existen en la calle sobre este extraño suceso, es que la operación no es cara. “El tema es bastante barato. El barco que vino de Tenerife costó 6.000 euros. Ahora, evidentemente, lo tendremos que revisar todo porque haber suspendido las operaciones por la mañana tiene un coste. EMERLÁN se presentó y no pudo trabajar y ahora tendremos que ver el coste también de su acción y todo rondará los 7.000 o los 8.000 euros. Son contratos menores y directos”, matizó.

El consejero delegado de los Centros comprende y respeta la perplejidad que puede haber en parte de la población de la Isla, respeta que haya gente que no entienda lo que han hecho. “Sin duda. Yo he dicho que no voy a entrar a valorar si le gusta más a uno o a otro. Esto es propiedad del Cabildo. Cuando la gente dice que hay esculturas guardadas en un almacén, nosotros tenemos 70 obras del MIAC guardadas en un almacén que vamos cambiando y no pasa nada. En los almacenes las obras se mantienen y se cuidan. Es algo normal en el arte”, concluyó para hacer referencia a la custodia que tendrán las esculturas del artista británico sacadas del agua, custodia que tienen ya las que sacaron del mar hace años y que se encontraban enfrente del Castillo de San José.

El barco que sacó las esculturas de Calatayud tendrá que volver para realizar una...
Comentarios