viernes 20/5/22

“Yo no sé quién confía en Carlos Espino porque los militantes del partido lo ponen a bajar de un burro”

“Carlos Espino dirige todo y más”

“María Dolores Corujo está viviendo una situación muy parecida a la que vivió Enrique Pérez Parrilla, que era parlamentario y no tenía tiempo para ocuparse del Cabildo”

“Cuando yo fui vicepresidente del Cabildo tuve la ayuda de Gonzalo Pérez Parrilla, que me ayudaba en la gestión, y a Loli Corujo le falta esa pata o la que tiene no funciona”

“Lo de Agustín Acosta es una pena porque nadie se ha acordado de él”

El histórico dirigente del Partido Socialista (PSOE), secretario general en su momento de la formación y ex vicepresidente del Cabildo de Lanzarote, entre otros importantes cargos, Segundo Rodríguez, ha lamentado este lunes que su formación política no tenga ahora nada que ver con la de su época. En el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope de este martes lamentó que el PSOE insular esté fuera de combate, que tenga una organización desastrosa y que se haya suprimido la sana costumbre de reunir a los afiliados y debatir sobre los temas. Cree que María Dolores Corujo no puede ocuparse del Cabildo como merece porque al ser también parlamentaria no tiene tiempo y aseguró que si todo apunta a que Carlos Espino es quien maneja la formación en las sombras, algunos militantes no hablan precisamente bien de él. También aprovechó para recordar la figura de Agustín Acosta, de quienes sólo unos pocos que le quisieron se acuerdan, y que no ha recibido el reconocimiento que se merece tras su muerte.

- ¿Los viejos rockeros nunca mueren?

- Yo creo que no.

- En su foto de perfil del móvil tiene un cartel que pone “Todos por Lanzarote. Segundo Rodríguez, candidato al Cabildo”. ¿Se va a volver a presentar a las elecciones?

- No. Ese fue el cartel de otro año. Lo que pasa es que las aventuras políticas a determinadas edades son difíciles. De todos modos, los políticos son así, capaces de pensar en muchas cosas a la vez.

- El que lleva la política en la sangre, la lleva hasta que se muere…

- Eso es así. Igual que los que llevan la radio.

- Su amigo Agustín Acosta se murió mientras estaba saliendo una grabación suya en antena…

- Sí señor. Lo de Agustín es una pena. Tenía sus defectos y sus virtudes pero nadie se ha acordado nunca de Agustín Acosta. El desarrolló una vida muy rica; fue maestro, político, periodista e hizo una labor en la radio que merece que se le recuerde.

- En Crónicas Radio sí que nos acordamos…

- Tú sí porque le querías mucho, igual que yo.

- Con sus defectos y sus virtudes, ha sido indiscutiblemente, el número 1 de la radio de Lanzarote…

- Todos tenemos defectos y la balanza siempre se inclina para un lado o para otro. Yo creo que era una persona muy humana, que hizo una gran labor en la radio, con sus detractores y la gente a su favor. Amigos como usted y como yo lo estamos recordando en este momento. Seguro que habrá gente de su familia que si nos escucha, estará contenta.

- Habrá otros que no y como él mismo decía, amigos, parientes y trastos viejos, pocos y lejos…

- Cierto.

- Volviendo a usted. ¿Cómo ha llevado la pandemia?

- Hemos estado preocupados, sobre todo, los que habíamos pasado por alguna enfermedad ya que las defensas se bajan mucho. Yo sigo utilizando la mascarilla para seguir y sigo teniendo miedo. He estado leyendo lo de Sevilla. Se ha metido todo el mundo en la Feria y ha habido una subida de casos tremenda.

- La gente que ha ido de Lanzarote, ha vuelto contagiada…

- La gente de Lanzarote todo lo que sea bailar…

- ¿`Todos por Lanzarote´ sigue existiendo como proyecto político?

Murió la persona que lo fundó. Yo no he vuelto a tener contacto con nadie porque el partido era él y yo cuando llegué porque me embarcó y me presenté a las elecciones. Ya no sé nada de ellos y yo creo que ha desparecido. Hay gente a la que apenas veo porque yo vivo en Haría y ellos viven en Arrecife. De vez en cuando nos reunimos a comer los viejos socialistas, algunos viejos por los años y otros porque tienen la mente turbia. Éramos unos veintipico y todos del PSOE de antes. Ya llevamos reuniéndonos desde hace tiempo; hablamos de política y de los viejos tiempos que no se parecen a estos en nada. Ahora el PSOE está desaparecido en combate.

- Hay muchos que están dentro del partido y no se atreven a decirlo. ¿Cree que es por miedo?

- A mí ya no me pueden hacer nada. Ya me echaron y no me admiten así que puedo decir lo que quiero y si hubiese estado militando, lo hubiese dicho. Yo tuve la ocasión de hablar con el secretario de Organización del PSOE en el duelo de Enrique Pérez Parrilla y se lo dije, que yo no sabía de qué partido estaba hablando. Sé que los militantes se quejan, porque algunos de los que van a comer son militantes del partido en activo, y me dicen que no se reúnen y cuando se reúnen van tres. Ahora mismo es un desastre como organización y es una pena.

- ¿Le ha decepcionado María Dolores Corujo como presidenta del Cabildo?

- Está viviendo una situación muy parecida a la que vivió Enrique Pérez Parrilla en su momento, que también era parlamentario y los parlamentarios se va a Tenerife los lunes y creo que vuelven los jueves. Esto supone que no se ocupan del Cabildo. Enrique no se ocupó del Cabildo porque no tenia tiempo y nos teníamos que reunir el sábado para hablar. Él me obligó a adquirir una responsabilidad que yo no había querido tener, la de ser presidente del Cabildo dos veces y dije que no. Tuve que asumir esa responsabilidad y tuve la suerte de contar con una persona de la que la gente, salvo los trabajadores, se ha olvidado de él, Gonzalo Pérez Parrilla, el hermano de Enrique, que era abogado, conocía el Cabildo perfectamente y me ayudaba a mí. Creo que a Loli le falta esa pata o esa pata no funciona.

- Su pata es Carlos Espino. ¿Usted cree que es quien dirige el PSOE desde la sombra?

- Sí, Carlos Espino dirige todo y más. Por lo menos, eso es lo que dice la gente.

- ¿Usted entiende que alguien confíe como estratega en  una persona que ya llevó al partido al fracaso  y que lo volvió a hacer en las últimas elecciones en Arrecife?

- Yo no sé quién confía en Carlos Espino porque cuando yo hablo con militantes del partido, lo ponen a bajar de un burro. Poder tiene pero no creo que tenga tanta fuerza entre la militancia.

- Lo criticarán por la espalda…

- Si no se reúnen, ¿quién le va a decir nada? Según dice la gente, está llevando el Cabildo y el partido.

- Manuel Fajardo dijo hace unos días en este programa que de lo que más se arrepentía de su etapa como secretario general del PSOE fue de haber eliminado a toda la vieja guardia del partido…

- Pero eso ha ocurrido en toda Canarias. Cuando he viajado a Fuerteventura, Las Palmas o a Tenerife y he intentado contactar con compañeros me decían que no querían hablar del partido y eran personas muy cualificadas. El gran problema del PSOE es la falta de actividad política. El otro día me decían que yo convocaba a los militantes cada quince o veinte días y cada día me inventaba un tema para poder debatir y me rompían la cara pero yo aguantaba.

- Las broncas y los debates que había en aquel momento en la sede de la calle Canalejas fueron históricas…

- Claro. Si no dejas a la gente opinar, si no tomas las decisiones en una asamblea con los militantes, el partido no funciona. Yo he visto cosas en el PSOE como que han tenido dificultades a la hora de nombrar representante en el comité regional cuando antes la gente se peleaba por ir al comité regional y no digamos nada al federal. Ahora no oigo a nadie quejarse porque no le han elegido.

- También hay que tener buena relación con los medios de comunicación. ¿A usted le parece normal que Loli Corujo lleve dos años sin hablar con esta radio?

- No le quiere a usted. Cada persona tiene sus características y las de Loli las conocemos todos. No hace falta ser muy estudioso de las personas para saber cómo es Loli.

- Entonces, ¿usted ya no se va a volver a presentar a las elecciones?

- Decir que no leo, escribo o hablo de política sería una mentira. Hablo con gente y si me llaman para preguntarme, yo lo hago encantado. Estoy leyendo un libro que se llama “Por favor, sé feliz”, que lo escribió un australiano y es motivador y es muy interesante. El otro día se lo recomendé a una persona que quiere ser político y está agotado. Está en el mercado negro carísimo. Estuve leyendo un artículo en La Voz de Lanzarote que escribió Falín Cabrera muy bonito que tiene muchos años y tengo muchos recortes de prensa.

- ¿No cree que si César Manrique viera lo que ha hecho la Fundación estaría que se sube por las paredes?

- Es difícil imaginarse el Lanzarote de aquella época. El Almacén ya no es El Almacén; ha desaparecido. Se nota la falta de César en la Isla, se nota en los ayuntamientos. Yo a veces les digo a algunos que si César viera algunas cosas, pegaría cuatro gritos. Yo no estoy siguiendo los pasos de la Fundación pero a lo mejor, no está llevando los pasos de César.

“Ahora el PSOE de Lanzarote está desaparecido en combate y es un desastre de organización”
Comentarios