sábado. 24.02.2024

Este 20 de diciembre de 2015, 36,5 millones españoles están llamados a votar en las elecciones generales. En las anteriores, en 2011, la participación fue algo menor del 69%, lo que supuso una bajada de cinco puntos respecto a la cita con las urnas de 2008. En esta ocasión se espera una buena cifra de participación, sobre todo teniendo en cuenta los datos de la última encuesta del CIS, realizada entre el 27 de octubre y el 16 d noviembre, y en la que 87 de cada 100 votantes aseguraban que con toda seguridad o muy probablemente irán a votar este domingo.

Hasta ahora el récord de participación en unas elecciones en España se registró en 1982, en los comicios que auparon a Felipe González (PSOE) al Gobierno y las que votaron el 79,97% de los españoles con derecho a voto.

En esta ocasión, mucho van a decidir los llamados indecisos. Y es que esta última encuesta del CIS refleja que un 58% de los votantes tienen decidido su voto, pero no asó un 41,6%.

Y todo en un nuevo contexto político en España, marcado por la irrupción de nuevos partidos políticos. De este modo el partido de Albert Rivera, Ciudadanos, es considerado seriamente por ejemplo, por uno de cada cuatro indecisos.

Ciudadanos es ya segunda fuerza política en Cataluña tras los últimos comicios del 27 de septiembre y ha cobrado también un papel importante en Andalucía, al pactar con el PSOE para permitir el gobierno de Susana Díaz, o en la Comunidad de Madrid, donde impulsaron la investidura de la candidata del PP Cristina Cifuentes.

Por su parte Podemos, el partido de Pablo Iglesias, dio la sorpresa en las últimas Elecciones Europeas del 25 de mayo de 2014, donde consiguió cinco escaños y se convirtió en la cuarta fuerza en España tras conseguir entonces más de 1,2 millones de votos. Ninguna de las encuestas realizadas entonces vaticinaba que pasasen de los dos eurodiputados.

Un año más tarde, en las Elecciones Autonómicas del 25 de mayo de 2015, Podemos se convirtió en la tercera fuerza en nueve parlamentos autonómicos y fue llave de gobierno para la izquierda en casos como Castilla-La Mancha o la Comunidad Valenciana, entre otros. Entre sus logros de aquella jornada electoral además, los llamados “ayuntamientos del cambio”, tras conseguir hacerse con los consistorios de Madrid (Manuela Carmena), Barcelona (Ada Colau), Valencia (Joan Ribó) o Cádiz (José María González “Kichi”).

Es por tanto que por primera vez tras la recuperación de la democracia, en 1977, las elecciones pueden acabar con el bipartidismo tradicional y abrir el campo a otras formaciones. Y es que en un escenario inédito en la democracia española, ningún partido llegaría al 30% de los votos, según las encuestas.

Tras el 20-D serán necesarios pactos para tener una mayoría con la que formar gobierno que en el Congreso está fijada en 176 parlamentarios.

Más de 1,6 millones de canarios están llamados a las urnas este domingo

Y en el caso de las Islas, más de 1,6 millones de ciudadanos canarios están llamados este domingo a las urnas para elegir a sus representantes en las Cortes Generales, 11 senadores y 15 diputados, que serán los encargados de designar al próximo presidente del Gobierno.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, del que depende la Oficina del Censo Electoral, el número de canarios residentes en el país con derecho a voto es de 1.531.487, a los que se deben sumar 137.402 residentes en el extranjero.

En total, el censo de votantes es de 1.668.889 personas.

Todo un país pendiente de unas elecciones que pueden marcar un cambio histórico
Comentarios