sábado. 24.02.2024

Nueva Canarias (NC) contribuyó este martes a aprobar con sus votos favorables los presupuestos canarios para 2023, los últimos del pacto de progreso de la X Legislatura, dirigidos a proteger a la ciudadanía, consolidar el crecimiento económico y solidificar la estabilidad del Gobierno de Canarias, que ha sabido responder a las necesidades de las canarias y los canarios en los momentos más duros y extraordinarios de la reciente historia del Archipiélago. Los diputados Esther González, Carmen Hernández y Luis Campos demostraron con datos, frente al relato demagogo, incongruente y carente de argumentos de la oposición conservadora, que se cierra un ciclo de cuatro años con una Canarias con menos parados y personas en situación de pobreza, con más empleo y ayudas a los sectores productivos.

Las tres intervenciones del grupo canarista progresista en el debate final resaltaron que las cuentas para el próximo año tienen un marcado carácter social. Son realistas, expansivas, prudentes y con una clara vocación para impulsar el empleo y consolidar el crecimiento de la economía del Archipiélago.

Reflejo de la capacidad del sector público para hacer frente a las demandas de la gente, de los más vulnerables y los sectores productivos en los peores momentos vividos en los últimos cien años con una pandemia sanitaria mundial. Después con la erupción volcánica de La Palma y, más recientemente, con la crisis inflacionista avivada por la guerra en Ucrania.

Unos presupuestos que, con 10.180 millones de euros, están diseñados, como los tres anteriores; para hacer de Canarias una sociedad más justa y cohesionada. Sin dejar a nadie atrás, equilibrada y garante de los derechos básicos de todos.

Esther González respondió a las “falacias, engaños, mentiras y demagogias” del PP, entre otros apuntes, con los 1.309 millones de euros de ayudas directas para empresas y autónomos, gestionadas por el Ejecutivo canario. “Más que nadie, antes que nadie y sin devolver” fondos al Estado, como las comunidades de Madrid, Andalucía y Galicia.

Frente a los recortes, subidas tributarias y ayudas de 100.000 millones de euros para rescatar a la banca abonadas por los populares en la crisis de 2012, la portavoz económica enfatizó que Canarias cierra cuatro años de gestión progresista con una Canarias con “más personas empleadas, menos parados y en situación de pobreza y más ayudas a los sectores productivos”.

Sin subir impuestos, con rebajas fiscales selectivas para ayudar a las personas y sectores, como el ganadero que más han sufrido con la subida de los precios de las materias primas, y la capacidad para rebajar los intereses de la deuda sin afectar a los servicios públicos esenciales.  

Carmen Hernández reprochó la “falta de compromiso con nuestra tierra” y la “distorsión de la realidad sin ofrecer un solo dato comparativo” de CC cuando, en la pasada legislatura, tuvo la responsabilidad de la Consejería de Hacienda. Una actitud “sangrante”, denunció la parlamentaria de NC.  “Hay gente aquí que tendrá que demostrar con hechos, no con discursos, que vienen a defender los derechos de los canarios, que no están en política por un escaño, una profesión remunerada, un estatus o para influir en beneficio de las minorías”, advirtió.

Un aviso que utilizó para desmentir a quienes dicen que estas cuentas son “más de lo mismo cuando aumentan” en casi 800 millones de euros los fondos para sanidad desde 2019. Un ejemplo de que, con estos presupuestos, se da “cobertura a acciones que han permitido a esta tierra enfrentarse a una de sus etapas más duras sin dejar a nadie detrás”, defendió.

Criterios que se cumplen también, tal y como agregó Hernández, con el incremento de más de 200 millones en políticas sociales solo para el próximo y otros 100 millones de euros para comenzar a desplegar la Renta de Ciudadanía, que pretende ayudar a unas 40.000 personas vulnerables para tener una vida digna.

En opinión de Luis Campos, el pacto de progreso ha demostrado que tiene “fuertes” convicciones y que cada una de las dificultades afrontadas “nos han alineado con mucha más fuerza” para decidir, entre otros, invertir 7.478 millones de euros en gasto social.

Para destinar, continuó el portavoz parlamentario, 2.326 millones de euros en educación, 573 millones de euros más, que en 2019. Otros 1.764 millones de euros en inversiones y empleo, 684 millones de euros más que los destinados por el Ejecutivo de la pasada legislatura y para la reconstrucción de La Palma, con 160 millones de euros más el próximo año.

Todo ello para “responder a la realidad de lo que nuestra gente necesita” y con la capacidad de enfrentar con hechos el discurso “catastrofista, del final de los tiempos”, de la oposición conservadora, que erró una vez más al vaticinar una corta vida al pacto de progreso.

NC afirma que los presupuestos de 2023 protegerán a la ciudadanía y consolidarán el...
Comentarios