domingo. 14.07.2024

El pacto municipal entre los concejales del PP y del PSOE deja abierta la posibilidad de una alternancia en la alcaldía que asumiría el defenestrado presidente insular de los populares majoreros, quien califica al presidente de la comisión gestora del partido, Juan Santana, de “mero instrumento de Soria”.

“La Alcaldía la mantendrá Rosa Fernández, según yo lo decida”, declaró este martes el concejal del PP Domingo González Arroyo, que añadió “este es un pacto de señora y señor, que relataré en su momento si es conveniente para defender los intereses de mi partido".

"Los pactos entre Rosa Fernández y yo se cumplirán a rajatabla, porque es una alcaldesa elegida por siete compañeros que vamos a ser leales en su nombramiento y gobierno”, continuó González Arroyo.

Con respecto a la suspensión de militancia, González Arroyo manifestó que exigirá "que se nos trate a todos por igual", ya que "los estatutos [del PP] se están interpretando de forma sesgada e interesada, y por eso acudimos a los tribunales”, planteando que “también en Antigua se presentó una moción de censura, y no pasó nada”.

Domingo González Arroyo no da peso a las declaraciones de Juan Santana, presidente de la comisión gestora, la cual, González Arroyo, no reconoce. Para el defenestrado presidente insular de los conservadores, su opinión "es interesada y está fuera de lugar" porque "no es quien para decir si soy o no soy alguien en el PP de Fuerteventura", sino que "lo decidirán los tribunales”. El también ex alcalde de La Oliva describe a su ahora rival como un mero instrumento de José Manuel Soria, “empeñados ambos en echarnos a todos y conseguir los votos" del partido en la Isla.

Sigue mandando

González Arroyo no reconoce las decisiones de suspensión de militancia tomadas desde los comités regional y de Derechos y Garantías del PP a nivel nacional, y fue él mismo quien convocó ayer al comité insular, como presidente popular en Fuerteventura que sigue considerándose.

En este comité insular, con la presencia de todos los comités locales de la Isla, se aprobó por unanimidad el apoyo incondicional a los siete concejales del Ayuntamiento de La Oliva, además de poner en conocimiento de los tribunales la forma de proceder de la dirección regional, obviando el texto de los estatutos del partido.

“Soy del PP, voy a seguir estando en un PP, que no es de José Manuel Soria, porque se acabaron los tiempos en que vienen de Gran Canaria a mandar", alegó González Arroyo, quien parafraseando con toda la ironía al presidente regional, le espetó que, "por supuesto que se puede volar por encima de la gaviota”, haciendo referencia a las declaraciones que el líder popular hizo el viernes pasado en Puerto del Rosario cuando presentó la gestora. "Lo que es indigno", concluyó el concejal. "es tomar decisiones que sólo provocan daño" en la organización de la que aún se siente miembro.

Por otra parte, González Arroyo también acusa a Soria de haber perjudicado el PP en Lanzarote, en Fuerteventura y en Gran Canaria “con el desprecio político que ha tenido ante algunos compañeros, en Tenerife, donde intentó dividir el partido”, al igual que en la isla de El Hierro, o en La Gomera.

Expedientar a Soria

Además, añadió, Arroyo, “si este es el presidente del PP que tenemos en Canarias, yo lucho contra este presidente no sólo en Fuerteventura, porque Soria no respeta a nadie". El ex alcalde de La Oliva agregó que "si hay alguien que en estos momentos que se mueve en Canarias como si fuese su cortijo, ese es Soria", para llegar a la conclusión de que, "al que tienen que expedientar es a Soria”.

Así, por lo tanto, González Arroyo no atiende la suspensión de militancia, ni siquiera su sustitución como presidente del Partido Popular en Fuerteventura, frente a una comisión gestora que no reconoce. Se considera “miembro del partido, hoy y mañana”, y presidente del PP en Fuerteventura, tal y como confirmaron ayer tarde los Comités Locales por él convocados en un Comité insular.

Respecto a la postura de los consejeros en el Cabildo de Fuerteventura, que finalmente votaron junto a CC en el Pleno sobre el Plan Territorial Especial de Reforma Turística, su opinión, a día de hoy, es que “su actitud les honra”, ya que no podían ir en contra de algo que ya habían suscrito, valorando también la decisión de dimisión de la actual senadora del PP, y ahora ex consejera, Ana Padilla, el día antes de la sesión plenaria para evitar apoyar una propuesta que González Arroyo rechazaba.

González Arroyo se reserva el derecho de alternarse con Rosa Fernández en la Alcaldía
Comentarios