lunes 8/3/21

Crónicas de Lanzarote

No cabe recurso contra esta decisión judicial

El Gobierno ordena demoler una casa construida en suelo rústico después de ocho años en los juzgados

El derribo de la segunda planta de la vivienda en el Camino de La Longuera, en Arucas, hace efectiva la ejecución de una sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC dictada en 2005 y que se refería a una resolución del año 2000 que la declaraba ilegal

La Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural del Gobierno de Canarias ha ordenado la demolición de una vivienda construida en suelo rústico después de haber efectuado la denuncia hace ocho años. El inmueble se encuentra en el municipio de Arucas, donde el Ayuntamiento no ha actuado hasta ahora a pesar de tener varias sentencias condenatorias.

El derribo de la segunda planta de la vivienda en el Camino de La Longuera, en Arucas, hace efectiva la ejecución de una sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) dictada en 2005. Este escrito hacía referencia a una resolución del año 2000 que declaraba ilegal la construcción de la segunda planta de esta casa.

El director de la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural advierte en el escrito de que contra este acto administrativo no cabe ya recurso alguno porque se trata de la materialización de un auto judicial.

Este procedimiento comenzó en el año 2000 con la denuncia de un particular ante el director de la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural del Gobierno de Canarias, tras la construcción de la segunda planta en una vivienda anexa a otra de más de 300 años de antigüedad y que cuenta con los preceptos legales para su permanencia en la zona.

Un expediente del Gobierno de Canarias ya negó al dueño de la casa ahora pendiente de demolición esta ampliación, por lo que el demandado formuló un recurso que se tuvo en consideración a falta de la declaración de interés social de la zona.

El derribo de la segunda planta de la vivienda en el Camino de La Longuera, en Arucas, hace efectiva la ejecución de una sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC dictada en 2005 y que se refería a una resolución del año 2000 que la declaraba ilegal

En el año 2001, la Dirección General del Territorio deniega la solicitud de legalización de esta obra. Es de nuevo en 2005, cuando una sentencia obliga a esta demolición y en 2006, de nuevo se vuelve a ratificar. Del escrito se desprende que los propietarios de esta vivienda debían haber procedido a la demolición de la misma hace ya ocho años, pero será ahora, en el plazo de diez días cuando se haga efectivo el derribo.

Los dueños de la casa serán avisados para que retiren de la vivienda maquinaria, enseres o efectos personales, pues “de no hacerlo no impedirá ni suspenderá la ejecución del acto”.

El Gobierno ordena demoler una casa construida en suelo rústico después de ocho años en...
Comentarios