miércoles. 01.02.2023

¡Buen día Dolores Corujo, que te vote Jerónimo!

La supuesta relación de un juez con nombre de indio rebelde con socialistas de Lanzarote no sería ninguna novedad, ni tampoco nada que sorprenda en ese edificio justiciero de la Avenida José María Espino, que no Medular impostada y provisional.

Saben que prefiero la nomenclatura  del excalde que la soñó y promovió, antes de que la cambien de nombre por el de Paseo Marruecos con el apoyo y las firmas de Zapatero, Bono y un tal López Aguilar.

Que determinadas amistades sean las que son no se discuten, pues también hay justicieros con afinidad para con otros partidos políticos y no dejan de ser en cierta forma aceptables  repugnancias para desagrado de la  gente en este lugar tan chinijo, pues ya se sabe aquello tan manido de que en pueblo chico el infierno es grande.

Lanzarote no va a ser diferente y esas impúdicas amistades promovidas más allá del ámbito profesional son las que hacen que de los insulares políticos y peninsulares jueces no se fíen ni sus propias madres.

No se olvida que la actual Legislatura empezó con antinatura andadura de un Psoe junto a un Pp para repartirse Arrecife y el Cabildo, importándoles un recoño lo que sucediera en el resto isleño. 

Durante dos años el descontento  de sociatas y peperos olvidados, marginados y defenestrados del incompresible pacto,  fue un machaqueo constante que dio al traste con el idílico romance de las mandamases de uno y otro Partido. 

Este que esto escribe ya advirtió en aquel entonces a la Alcaldesa de Arrecife que no se comprendía ese pacto cuando la Presidenta del Cabildo traicionó a los propios socialistas y al resto de  los insulares habitantes que le votaron, al nombrar a quien ya creíamos don Nadie Carlos Espino, ni más ni menos, que Coordinador de todas las Áreas del Cabildo.

Mi profecía de la retirada de la Demanda Judicial de Astrid Pérez a Carlos Espino por el injustificable coste de casi cuatro cocinas de los Jameos del Agua aunque sólo haya una instalada, no se iba a entender ni a comprender por los conejeros. Y así está sucediendo. 

Pero lo más incongruente Astrid, es que con esa errónea decisión justiciera tuya de no recurrir el Archivo por parte del Juez, ahora la perjudicada Coalición Canaria te sostenga en esa alcaldía. En fin, las cosas de la política.

El Psoe ocultó al non grato canarión en la campaña electoral. Promotor del desastre y casi desaparición de los Centros Turísticos, así como de las innombrables negociaciones y  acuerdos absurdos con demoliciones o salvados hoteles, dependiendo de la simpatía y o afinidad política de los empresarios hoteleros. 

Con actitudes mafiosas cutres, chabacanas, grababa conversaciones de todo quisque que le inspiraba desconfianza y supuestamente solicitando sobornos para no abrir expedientes de ilegalidad urbanística. De chivato y además traidor de confianzas,  en un Juzgado pasó de posible imputado a confidente. ¡Menuda mafia!

Dolores Corujo resurgía en un PSOE inoperante y marginal tras el paso de la pareja Fajardo Palarea y Espino Angulo para recuperar la confianza de los propios socialistas y convencer a isleños de que era otro Partido el que supuestamente dirigía la excaldesa de San Bartolomé.

Ella tampoco había ganado las elecciones en ese Municipio, sino que cogió esa vara municipal por dimisión de un agotado Marcial Martín y gracias a los votos de los Concejales de Coalición Canaria por un Pacto entre esos dos Partidos Políticos. 

Cuando Dolores Corujo se cree alguien o algo, que no olvide lo que se es ni de dónde y cómo se ha llegado. Humildad y memoria para crecer como persona. La política es pasajera y sobre todo muy ingrata. Loly, de ser alcaldesa gracias a Coalición Canaria, a ser el azote  y promotora de su desaparición. En fin, cosas de la política.

Este que esto escribe, también en aquel entonces del Pacto Pp-Psoe al inicio de esta Legislatura, le reprochó a la Presidenta del Cabildo y Secretaria General del Psoe la recuperación de la nefasta pareja política que son Manuel Fajardo Palarea como Senador y Carlos Espino Angulo para Presidente del Cabildo.

Pues ella después de engañar a sus militantes, simpatizantes y votantes, ocultando su verdadera devoción por semejantes personajes, daba un paso atrás para convertirse en una mera Relaciones Públicas de estos individuos en tan tremendo panorama político isleño. 

¡Menuda traición Loly, pues qué poca estima y valoración tienes de ti misma! Y cuando no hay memoria ni tampoco  se recuerda de dónde y cómo se ha llegado, se promueven actos justicieros y reacciones radiofónicas que rallan lo inmoral por mentirosas e injustas. Y todo no vale.

Pero allá cada cual con  su conciencia, y sobre todo, el si realmente todo esto les merece la pena. Ahora te sustenta  un Consejero que nadie sabe cómo denominarlo. Dicen que es médico. No tengo el gusto de conocerlo y nulo interés. Pero, ¿ese supuesto mercader político realmente quién es y qué aporta a la mejora ciudadana y realidades necesarias de la Isla?

¿Y tú, Loly, de eso mismo, qué relación nos puedes dar, de estos ya casi cuatro años de maravillosa actividad en tu Departamento de Relaciones Públicas del Cabildo?

¿Y por cierto, Fajardo Palarea y Espino Angulo, ya te han asegurado que la Instrucción a Pedro Sanginés continuará abierta hasta las 20:00 horas del día de la Jornada Electoral?  

¿Que ese día y a esa hora con el cierre de las urnas electorales, es posible que un Juez por fin se de cuenta de que una determinada instrucción no tiene recorrido y la archivará porque las mentiras que le han contado no le llevan a ningún sitio?

Demasiado tarde entonces para no darse cuenta antes del jaleo inútil que ha provocado para socavar la dignidad y la honorabilidad de una persona, no por motivos de justicia, sino de clara actitud revanchista supuestamente inducida por quienes a lo mejor debieran ser los auténticos investigados.

Loly, que te vote, aunque lógicamente no puede hacerlo, una destiladera.

En tu nueva Sede socialista te deseo mucha suerte, el Partido de Independientes de Lanzarote,  PIL, comenzó su decadencia cuando se trasladó a ese mismo sitio donde estás tú ahora.

¡Buen día Dolores Corujo, que te vote Jerónimo!
Comentarios