martes. 05.07.2022

En boca del mentiroso lo cierto se hace dudoso

Me van a permitir tirar del refranero canario para titular este artículo, me parece acorde a las circunstancias. Y es que estamos ya en tiempo de descuento, debido a lo poco que queda para las próximas elecciones municipales. Nos toca una vez más, en estos meses que quedan para las votaciones, escuchar una romería de disculpas por las promesas que no se ejecutaron y que venían enumeradas en aquellos programas electorales, no tan lejanos, y que por supuesto no se han llevado a cabo.

Casi con total seguridad, escucharemos las palabras pandemia, covid, confinamiento etc. como justificación a la inactividad casi insultante de estos tres últimos años, no fueron capaces, en el tiempo que el maldito virus nos encerró, de planificar para que una vez se pudiera arrancar la maquinaria la Isla se recuperara lo más rápido posible.

Mientras toda la actividad se paraba y se ponían en marcha (en el mejor de los casos para algunos) los ERTE, nuestros representantes siguieron en sus puestos de trabajo sin reducción de sueldos dejándonos claro que se limitaron a cumplir a rajatabla el confinamiento manteniendo así el letargo que les caracteriza. Fue la particularidad de nuestra isla y el turismo con su propia inercia lo que hizo que nuestra principal industria se pusiera en funcionamiento.

Hace unos días se celebró el debate sobre el Estado de la Isla, y nuevamente la discusión sobre el territorio, sostenibilidad, medio ambiente, servicios sociales, turismo, etc. que dio paso a la aprobación de las propuestas presentadas por los diferentes partidos, la verdad no tengo mucha esperanza de que algo cambie en éeste último año de mandato.

Por cierto, se habla tanto de participación, de la accesibilidad de los ciudadanos a las instituciones y, por el contrario, este debate se traslada al auditorio de los Jameos con el consiguiente aumento de gastos no solo de personal sino de todo tipo. La pregunta que le haría a la presidenta es ¿hubo una asistencia masiva de vecinos más allá de los cargos públicos y asesores a sueldo? Creo que la respuesta se evidencia.

Les pido responsabilidad en este poco tiempo que queda, los problemas creados por el Covid no se han solucionado, y a esta situación se suma que en Lanzarote se perpetúan las grandes deficiencias en sanidad, en servicios sociales, en vivienda, que a día de hoy siguen sin solución.

Si nos fijamos en Arrecife el desánimo es todavía mayor, la inseguridad se ha instalado en nuestra capital, los servicios sociales no son ágiles y tampoco hay visos de soluciónn a corto plazo.

Como sabrán la Agrupación Socialista por Lanzarote no obtuvo representación en las pasadas elecciones municipales, pero no por ello hemos dejado de hacer públicos los problemas y las deficiencias que los vecinos nos trasladan. Actualmente participo en varias tertulias radiofónicas y es ahí donde le pongo voz a toda la problemática que me trasladan, así lo seguiré haciendo, parece que es la única forma que entienden los que nos representan, aunque el entendimiento no garantiza la solución.

En boca del mentiroso lo cierto se hace dudoso
Comentarios