sábado. 15.06.2024

8M: Rompiendo techos de cristal

Estamos a vísperas de conmemorar el Día Internacional de la Mujer, el próximo 8 de marzo, y es por ello que me gustaría hacer una reflexión sobre lo mucho que hemos logrado las mujeres a lo largo de la historia pero, sobre todo, acerca de lo que aún  queda por conquistar, que a mi juicio es bastante.

Antes de empezar me gustaría reconocer la lucha de todas aquellas mujeres que a pequeña o gran escala han batallado para conquistar los derechos sociales de los que disponemos las mujeres hoy en día, desde el derecho a voto hasta la libertad para gestionar nuestras finanzas o formarnos sin necesidad de ser tuteladas.

Por este motivo, no negaré que con el paso del tiempo y las conquistas sociales hemos ganado seguridad y libertad, pero lamentablemente seguimos sin alcanzar la igualdad real, esa que nos equipare en todos los sentidos a los hombres. Y es que son muchas las noticias que diariamente nos recuerdan que nos encontramos en situación de desigualdad, bien sea porque cobramos menos salario desempeñando un mismo puesto de trabajo, o bien porque se nos pone trabas a la hora de progresar en el ámbito laboral.

Son escasos, casi contados con los dedos de la mano, los consejos de administración de grandes empresas que tienen mujeres al frente, o bien que cuentan en sus filas con alguna directiva. Es verdad, que en estos últimos años se ha mejorado la proporción, en parte por la normativa y por los planes de igualdad ejecutados por las administraciones públicas, pero aún así es insuficiente.

Lo mismo ocurre en las instituciones y gobiernos locales y supramunicipales, dónde la mujer es una rara avis. Por eso, siento un enorme orgullo de tener la oportunidad de dirigir como alcaldesa el Ayuntamiento de Haría, a pesar de que haya voces que crean y manifiesten que por el hecho de ser mujer soy un títere político. A todos aquellos y aquellas que lo creen siento decirles que desde que tengo uso de razón he tomado mis propias decisiones, y en esta ocasión no iba a ser menos. Así que a pesar de los que quieran intoxicar, mis compañeros concejales de la PMH y yo seguiremos trabajando en la hoja de ruta que nos hemos marcado para sacar adelante el municipio y mejorar el bienestar de todos los vecinos y vecinas de Haría.

En este sentido, y volviendo al tema que nos ocupa, desde la corporación municipal nos hemos comprometido e implicado para concienciar a la ciudadanía de la necesidad de lograr una igualdad real entre hombres y mujeres, que facilite la conciliación, y que reduzca la violencia de género. Para ello, hemos fomentado actividades de concienciación en centros educativos del municipio, y también con diferentes colectivos, porque es importante que se establezcan relaciones sanas que favorezcan la igualdad. 

Pero este trabajo no solamente afecta a la sociedad. Requiere también la implicación de las instituciones públicas. Se hace más necesario que nunca impulsar políticas dirigidas para acabar con la brecha laboral, digital, salarial y social. Una actuación que vaya de la mano con acciones certeras para contribuir a eliminar la pobreza infantil y la de muchas mujeres con hijos e hijas a cargo.

Prevenir y acabar con la violencia de género y con la trata de personas es una prioridad y debe estar en la agenda de cualquier dirigente con responsabilidad, independientemente del color o del ámbito competencial de su administración, porque atenta directamente contra los derechos de las mujeres.

En definitiva, este 8 de marzo poco tenemos que celebrar, pero sí poner un año más el foco en la necesidad de lograr la igualdad efectiva y acabar con los abusos, micro y macromachismos que sufrimos las mujeres.  Este camino es el que recorreremos desde la Plataforma del Municipio de Haría: siempre al lado de las mujeres de Haría y de toda Canarias.

 

Evelia García Fuentes es candidata de la Plataforma del Municipio de Haría (PMH) y alcaldesa del Ayuntamiento de Haría

8M: Rompiendo techos de cristal
Comentarios