sábado. 13.04.2024

Ningún candidato habla de deuda pública ni de recortes

Numeremos lo que sigue para mayor claridad.

1.            La que ya era en 2019 una inmensa deuda pública de España se agravó, ya de forma suicida, con las abusivas, inútiles y contraproducentes restricciones a la actividad socioeconómica a cuenta del COVID. Una paralización que, al no dejarnos trabajar con normalidad, obligó a subvencionar a media España, incluido nuestro Archipiélago, donde el Gobierno (PSOE, PODEMOS, NC y ASG) ante el silencio cómplice de la oposición (CC, PP y C´s) puso todas las pegas y zancadillas para que los millones de turistas que querían venir en 2020 y 2021 no pudieran hacerlo. Encima presumen de que “el turismo ha remontado” y no dicen que “no gracias a ellos sino a pesar de la incompetencia e ignorancia de todos ellos”.

2.            Cada español tiene o nace, hoy, con una deuda, contraída por sucesivos Gobiernos de la Nación, de 32.200 € por persona. Para los que lo entiendan mejor, cinco millones trescientas mil pesetas (5.300.000).

3.            Enjugar esta deuda requerirá duros e imprescindibles recortes del gasto público en los próximos años. Este apretón del cinturón nos debe, por justicia solidaria, afectar equilibradamente a todos los ciudadanos, pero con mayor motivo a quienes tienen, tenemos, percepciones fijas y garantizadas de por vida.

4.            Esta terca realidad la han esquivado los candidatos de todos los partidos durante la campaña. Esa falta de sinceridad, este engaño a la ciudadanía, ese tratarnos como menores de edad, es, de por sí solo, motivo para negarles a todos el voto, y, en definitiva, para castigarles con una abstención histórica en las Elecciones Generales del 23 de julio.

5.            Cierto es que a veces, y en España casi siempre, la democracia consiste en votar al partido que cada cual considera el menos malo, porque buenos no hay. Pero los actuales políticos españoles son todos tan rematadamente malos e irresponsables que lo más coherente es castigarlos a todos no votando a ninguno. Es la llamada “abstención responsable”.

6.            No es posible reducir nuestra deuda pública si no tocamos las partidas en las que más gastamos, que en esencia son, aparte de la Sanidad Pública, los sueldos del sector público (2.700.000 funcionarios) las pensiones (10 millones de pensionistas) y los subsidios de paro (3.150.000 parados).

7.            No podemos decir “esto es sagrado, lo otro también y aquello también”, porque así sólo lograremos hundirnos más en el precipicio deudor, con lo arruinaríamos no sólo el futuro de próximas generaciones sino el futuro inmediato de quienes estamos vivos.

8.            NOS GUSTE O NO, LOS RECORTES QUE DEBEN INTRODUCIRSE EN EL TRIENIO 2024-2026 SON, ENTRE OTROS, LOS SIGUIENTES:

a)            Congelación de las cuantías de los sueldos de los funcionarios de todas las instituciones públicas de España, así como de todos los políticos con cargos de gestión o representación.

b)           Supresión, en todos los niveles funcionariales y políticos, y en las pensiones, de la paga extra de junio, preservándose la de Navidad.

c)            Congelación del número de funcionarios actuales, no reponiéndose las bajas por jubilación o fallecimiento, y recurriéndose, cuando sea imprescindible, al trasvase incentivado de personal de unas dependencias o instituciones a otras.

*Se exceptuarán de esta congelación los Ministerios directamente relacionados con la seguridad pública: Defensa, Interior y Justicia.

d)           Congelación de la cuantía de todas las pensiones públicas durante el trienio 2024-2026.

e)           Excepto en lo referente a las Fuerzas Armadas, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y Ministerio de Justicia, se retrasarán hasta 2027 las convocatorias de oposiciones ya previstas, reduciéndose paralelamente el número de plazas ofertadas.

9.            RECORTES EN EL AMBITO DE LA INSTRUCCIÓN PUBLICA

a)            El 78% de las profesoras y profesores de Educación Secundaria padece ansiedad, y el 15% está de baja por depresión.

b)           ¿Cómo puede funcionar eficazmente un sistema educativo en el que la mayoría de docentes sufre ante la perspectiva de ir a su centro de trabajo y de entrar en las aulas?

c)            Ningún candidato de ningún partido ha hablado de esto en la campaña, es decir, no han hablado de la calidad de vida del profesorado, de su satisfacción vital, ni de la falta de formación con que los niños y jóvenes están afrontando su acceso al mundo laboral.

* Ya sabemos que los políticos, huyendo de la quema, tienen a sus hijos en colegios privados, pero ello no debe obstar para que la enseñanza pública se acerque al máximo a los parámetros positivos de la enseñanza privada.

LA ENSEÑANZA PÚBLICA PUEDE DAR

UNA FORMACION “DE RICOS”, SI QUEREMOS.

d)           Con menos dinero se puede hacer muchísimo más. Lo que necesita nuestra Educación Pública no es aumentar el gasto (que ya es récord y para poco ha servido) sino garantizar un orden y una disciplina que permita un aprendizaje adecuado desde 1º de Primaria hasta 4º de Secundaria. Ese orden sólo puede restablecerse castigando dura y ejemplarmente el acoso escolar y derivando a CENTROS DE REEDUCACIÓN a los alumnos que con su comportamiento dinamitan el aprendizaje de sus compañeros y sabotean la labor de los maestros y profesores.

e)           Todo lo antedicho se puede y debe viabilizar fulminantemente, en tiempo récord, por las vías razonadas y detalladas en estas informaciones:

Emilio de Fez, autor de "Una selva antieducativa": "Es imprescindible restablecer la disciplina y establecer reválidas" | Canarias Noticias

Emilio de Fez, autor de "La Primaria y Secundaria, Una Selva Antieducativa": "En Infantil y Primaria, un tirón de pelos, un suave capón o cogotazo, o un oportuno cachete, pueden hacer milagros y evitar males mayores” | Canarias Noticias

f)            Garantizado ese orden, esa disciplina, y esa convivencia respetuosa, y afianzada radicalmente, por las buenas o por las malas, la autoridad de los enseñantes, se adoptarán estas medidas reductoras del gasto educativo:

El horario en todos los centros de enseñanza obligatoria pasará a ser de 9 a.m. a 1.30 p.m. (Cuatro horas y media, es decir, 270 minutos).

Se mantendrá, en Primaria, Secundaria y Bachillerato, la actual “ratio”, es decir, el número máximo de alumnos por aula.

Las clases de Primaria, Secundaria y Bachillerato pasarán a ser de 40 minutos, de forma que tres clases representarán dos horas a contabilizar en el horario personal de cada maestro o profesor.

En consecuencia, cada jornada lectiva incluirá seis clases de 40 minutos (240 minutos en total) y un recreo de 30 minutos.

A efectos de combatir los hábitos sedentarios y el creciente sobrepeso y obesidad de niños y adolescentes, todos los días habrá, en Primaria, Secundaria, y 1º de Bachillerato, una clase de Educación Física “EFECTIVA”, es decir, cinco clases por semana dedicadas íntegramente a ejercicios, gimnasia y deportes. Ningún alumno o alumna estará eximido, salvo casos excepcionales, de estas clases, ya que quien puede desplazarse por sus medios al centro, y pasear por su ciudad o pueblo, también puede caminar, y posiblemente correr o hacer ejercicios adecuados a sus circunstancias, bajo el seguimiento de los profesionales que están a cargo de la Educación Física en nuestros colegios e institutos.

A efectos de combatir el desolador analfabetismo funcional con que gran parte de alumnos está ¡tras diez años de escolarización! terminando su enseñanza obligatoria, todos los días habrá, en Primaria y Secundaria, una clase de lectura multitemática, es decir, cinco clases por semana dedicadas íntegramente a la comprensión lectora. Estas cinco clases pueden ser, aunque no necesariamente, adjudicadas al profesorado de Lengua Española, sin reducción del número de clases semanales que ya venían impartiendo hasta ahora.

10.          No votaré a nadie el 23 de julio. Que todos estos candidatos y candidatas que ahora vienen a pedirnos el voto, se rían de otros.

11.          Como complemento y motivos añadidos para la “abstención responsable” que propugno, véanse estas informaciones:

 POR QUÉ NO VOTARÉ A NADIE EL 28 DE MAYO | Canarias Noticias

Entrevista a Emilio de Fez, autor de "El año del Covid y la invasión africana consentida" | Canarias Noticias

Ningún candidato habla de deuda pública ni de recortes
Comentarios