jueves. 06.10.2022

Una posible solución para el problema de las pateras

En la primera patera que arribó al archipiélago canario vinieron dos saharauis. Ocurrió el 28 de agosto de 1994, y su lugar de llegada fue el pueblo pesquero de Las Salinas del Carmen (Fuerteventura, Islas Canarias).

Es decir, la primera patera en llegar a Canarias lo hizo hace unos 28 años, hazaña que se consideró como algo fuera de serie y digno de ser reconocida como una aventura con derecho a concederles a esos inmigrantes ilegales la bienvenida a nuestro territorio canario, aún sabiendo que los saharauis habían mantenido a través del Frente Polisario sus altercados terroristas contra personas y bienes españoles hasta el año 1983.

Se debe asimismo recordar que Marruecos dejó de cometer actos terroristas contra bienes y personas españolas después de haber firmado el 14 de noviembre de 1975 el acuerdo tripartito en Madrid, en el cual se acordó que, a cambio de la entrega del Sáhara, España obtendría 10 años extra de pesca en los caladeros saharauis mientras desguazaba parte de la flota pesquera, etc., ello relacionado con la pérdida de las minas de fosfato. Con esas condiciones España abandonó el Sáhara que, sin la venia de Naciones Unidas, entregó a Marruecos y Mauritania.  

Ver el acuerdo tripartito y lo que sucedió después:

 https://elordenmundial.com/hoy-en-la-historia/14-noviembre/14-de-noviembre-de-1975-firma-del-acuerdo-tripartito-de-madrid/

Sin necesidad de explicar toda la historia que ha ocurrido desde 1975 hasta 1994 y luego hasta la fecha actual, podemos considerar que las pateras venidas desde Marruecos y de Mauritania con gente magrebí y subsaharianos, han estado invadiendo nuestras islas sin control alguno y con la venia de partidos políticos nacionales y de oenegés nacionales y extranjeras pro inmigración ilegal.

Todas estas organizaciones nacionales e internacionales que abogan por un globo terráqueo  donde según ellos cada cual tiene derecho a emigrar a donde le plazca, no se han parado a pensar que todas las naciones del mundo desde que comenzaron sus historias crearon fronteras terrestres y marítimas, y a partir del siglo XX, aéreas, para proteger sus territorios de invasiones extranjeras.

No existe una nación en el mundo que no tenga un sistema de control de emigración e inmigración, y por eso pregunto: ¿por qué en España debemos ser diferentes, dando cabida a que nos invadan desde otras naciones por tierra, mar y aire?

Aparte de los casi 150.000 inmigrantes ilegales que se nos han colado en casi 30 años en toda Canarias vía marítima y aérea, para no perder el ritmo, en las dos últimas semanas y un poco más, han llegado a Lanzarote 24 pateras con más de 900 inmigrantes ilegales, entre ellos adultos -hombres, mujeres-, niños y MENAS provenientes de Marruecos, Mauritania y de países subsaharianos.  A lo que debemos añadir las otras muchas pateras que arriban diariamente a otras islas de Canarias.

Como han apreciado, la fiesta de la invasión continua sin que los políticos que malgobiernan pongan una solución tajante a este grave problema que nos está afectando socialmente y económicamente porque esta ingente cantidad de adultos y menores llegan con una mano delante y otra detrás, y sin una profesión; y tenemos que darles albergue, ropa, alimentos, servicio médico, educación, empleo y ayudas económicas sociales (paguitas). Mientras tanto, nuestros sin-techo y desahuciados permanecen abandonados. (En otras palabras se puede decir que los inmigrantes ilegales no vienen a trabajar y ayudar a pagar las pensiones de los jubilados, porque cada inmigrante recibe de ayuda más que lo que aporta a la Seguridad Social).

Se debe tener en mente que cada adulto inmigrante ilegal nos cuesta aproximadamente 63 euros por día, y cada MENA unos 100 euros por día. Un negocio rentable para Cruz Roja, oenegés pro inmigración ilegal, y para todos los que venden mantas, ropa y alimentos al Gobierno canario, productos destinados a los inmigrantes ilegales.

Después de tantos estiras y encojes y tantos chantajes emigratorios que ha venido ejerciendo, sobre todo Marruecos, contra España, nos urge ponerle las cosas claras, recordándole que el dinero que la UE  y España les concede anualmente para controlar la emigración ilegal desde sus costas hacia España es un pago que aceptan para hacer una labor real y no una pantomima como la última noticia publicada el 12/09/2022 donde se informa que Marruecos impidió la salida desde sus costas de una patera con 34 inmigrantes ilegales hacia Canarias. (Impiden la salida de una patera pero por otro lado dan vía libre a muchísimas más, haciendo la vista gorda).

Onda Cero, www.ondacero.es , informa, en noticia publicada el 15/08/2022, que la Unión Europea aumentará en casi un 50% el presupuesto destinado a Marruecos para luchar contra la inmigración irregular y mejorar el control de las fronteras europeas. En total, Marruecos recibirá desde el 2021 al 2027 500 millones de euros. Esta cantidad representa unos 100 millones de euros por año. ¿Y de qué sirve darles tanta ayuda económica si en vez de disminuir la invasión lo que está sucediendo es que está aumentando?

Ver enlace sobre la ayuda de unos 500.000.000 de euros que la UE destinará a Marruecos para frenar la inmigración ilegal:

https://www.ondacero.es/noticias/mundo/destinara-500-millones-euros-ayudar-marruecos-frenar-inmigracion-irregular_2022081562f9eb203ef6120001420046.html

Yo, Bruno Perera, propongo la siguiente idea como una posible solución para atajar la inmigración ilegal.

Sabemos que Canarias por el hecho de que no es un Estado Archipelágico no posee aguas de ZEE, y de acuerdo con la Ley del Mar solo tiene derecho a aguas interiores entre islas y a una periferia marítima de 24 millas náuticas, tal como lo obtuvo Saint Pierre et Miquelón, archipiélago francés situado en Terranova que posee, tras un litigio en Naciones Unidas que Francia le ganó en el año 1992 a Canadá para dicho archipiélago, aguas interiores entre islas, una periferia marítima de 24 millas náuticas, y un pasillo de ZEE de 10 ,5 millas náuticas de ancho por 200 millas náuticas de largo.

Si España litigara en Naciones Unidas en favor de Canarias, podría obtener lo mismo que Francia y así no estaríamos en el limbo respecto a cuánto le corresponde de aguas marítimas a Canarias.  (También el Manual de Delimitación de Fronteras Marítimas expone bien claro que, los archipiélagos que no sean Estados Archipelágicos no poseen derecho a aguas de Zona Económica Exclusiva).

Ver manual de Limitación de Fronteras Marítimas:

http://www.diputados.gob.mx/biblioteca

/alerta/Pol%20Interior/Manual%20de%20delimitaci%C3%83%

C2%B3n%20de%20fronteras%20mar%C3%83%C2%ADtimas.pdf

De lo dicho para el caso de Canarias y las costas africanas vecinas, cabe la posibilidad de llegar a un acuerdo con Marruecos y Mauritania donde se les informe que la UE y España seguirá dándoles las ayudas económicas acordadas, más, a cada nación mencionada, tres patrulleras de salvamento marítimo con todos los gastos de servicio cubiertos anualmente, pero poniéndoles como obligación que usen las embarcaciones para impedir la inmigración ilegal.

En este caso, tanto Marruecos como así Mauritania tendrían que cumplir con el control de sus costas impidiendo la salida a altamar de pateras hacia Canarias. Y toda patera que fuera intervenida por la Gendarmería Marítima de Marruecos y/o de Mauritania en sus correspondientes aguas marítimas, deberá ser devuelta al puerto africano más próximo. Por otro lado, las pateras que fueran intervenidas dentro de las 24 millas náuticas de la periferia marítima de Canarias, una vez que se le prestara auxilio en tierra a los inmigrantes ilegales apresados, estos deberán ser devueltos a sus países de origen a más tardar en 72 horas. Para este proyecto pueda funcionar es necesario que los Centros y Albergues que hay en Canarias sean centros cerrados, y no abiertos como lo son en el presente.

En toda esta odisea y tragedia emigratoria e inmigratoria, cada nación involucrada en este sistema sería responsable de ocuparse del control en sus aguas marítimas correspondientes y de retornar a los inmigrantes ilegales que hayan apresados a su puerto más cercano o a sus países de origen.

Y, como expone VOX en su programa electoral, se debe advertir, a los inmigrantes que intenten entrar ilegalmente en España, de que nunca podrán obtener permiso de trabajo ni ayudas sociales, abogando con ello por una inmigración legal. Y esto, siempre y cuando la necesitemos.

Que el Cosmo-Poder nos coja confesados con la lluvia que nos está cayendo y que parece que ningún político de los que están gobernando quiere mojarse por temor a ser llamados racistas o xenófobos. Todo es también un cuento de supuestos progres políticos y oenegés ramplonas que venden hasta a su mamá, unos por obtener unos cuantos votos y otros algunas subvenciones.

  •  

Una posible solución para el problema de las pateras
Comentarios