lunes. 08.08.2022

MENA, una sangría económica y un peligro social

Hipócritamente, y desde hace varios años, se viene hablando mucho en defensa de los MENA habidos en España, y siempre son algunas oenegés pro-inmigracion-ilegal las que con cuentos de progres manipulan y confunden a la población para seguir mamando de la teta de subvenciones económicas; y también en el mismo negocio se suman algunos partidos políticos interesados en votos que defienden y sostienen dicha tragedia, asimismo manipulando la verdad; y entre los exaltados destacan, sobre todo, Podemos y PSOE. 

En la totalidad del territorio español hay unos 30.000 MENA alojados en albergues, casas, naves, etc; y de ese gran total desde enero 2020 a enero 2021 que han entrado en nuestras islas canarias un par de miles extras, llegan en la actualidad a unos 4.700 los que están albergados y tutelados en Canarias, dentro de una población de casi 2.200.000 habitantes que, si dividiéramos esos 30.000 MENA habidos en España en las 17 autonomías españolas, nosotros los canarios somos los que más soportamos a MENA.  

Cada MENA nos cuesta por día unos 100 euros, por alojo, comida, vestimenta, educación, gastos de enchufados que controlan los albergues, y más una paguita de unos 40 euros mensuales por cada uno si se portan bien, o unos 20 si se portan mal, y dependiendo en que región española se encuentren los privilegios que reciben son diferentes. 

Por ejemplo, en Cataluña, según informa la Generalitat, los MENA son alojados, alimentados, vestidos y educados a cuenta del erario público, y pueden, si así lo desean, comenzar a estudiar una carrera mientras están tutelados y son menores de edad. Luego cuando llegan a la mayoría de edad 18 años, se les da el derecho a continuar con la carrera que hayan elegido; pero deben abandonar el centro donde estaban tutelados, y a partir de ahí pueden seguir estudiando gratuitamente tutelados por la Generalitat y con una paga mensual de unos 664 euros por varios años, que según la Generalitat informa:” les sirve, para después de estar libres de los centros donde estaban tutelados, puedan pagar con la ayuda estatal, su alojo, comida y cuanto más necesiten en una vida normal. Y en todo esto la Generalitat alega en defensa de los MENA que, las ayudas que se les otorga postre la mayoría de edad, se les concede porque están en una situación inferior a los españoles menores que han estado tutelados y que también reciben las mismas ayudas económicas y sociales cuando después de su mayoría de edad abandonan los centros donde estaban tutelados. 

Ver enlace sin trampas ni cartón, si no sobre la realidad que abogo:  

https://maldita.es/malditobulo/20190619/que-sabemos-sobre-la-paga-de-664-euros-a-los-menas-hasta-los-23-anos-en-cataluna/

A esto respondo que, por diferentes causas de necesidad, los derechos a la tutela es algo obligatorio para los menores de edad hijos/as de españoles y para los menores de edad hijos/as de inmigrantes residentes legales, porque sus familiares han contribuido a las arcas de la Seguridad Social, pero no para esos MENA que han venido a través de pateras, cayucos o por aviones, en situaciones que la Ley de Extranjería recoge que pueden ser deportados sabiéndose de que país han venido y/o quienes son sus familiares, y en todos estos casos las autoridades españolas conociendo todos los entresijos, no deportan a ningún MENA cuando que son un calvario y peligro para nuestra sociedad. (Asimismo, un MENA cuando cumple 18 años y abandona el albergue, tiene derecho a reunión familiar, lo que quiere decir que podrá traer a sus familiares más cercanos, logrando con ello mayor entrada de inmigrantes. 

Y para más INRY, resulta que en los debates de estos días que se están celebrando en Cataluña relacionados con las próximas elecciones del 14 de febrero donde Vox ha expuesto sus ideas sobre este problema de MENA, los detractores alegan en contra sandeces como son las siguientes: 

El candidato de Vox Ignacio Garriga en sus alegaciones puso en el mismo saco “al separatismo y a la izquierda”, y en concreto a los socialistas, y les responsabilizó de todos los males que padece Catalunya. A su juicio, básicamente tres: “Nos asaltan en las calles, nos okupan las viviendas y financian la inmigración ilegal y la islamización de Catalunya”. Contrapuso a los “MENA que tienen una paga mensual” a los “catalanes que están abandonados” y vinculó la inmigración a la inseguridad, con “barrios que antes eran seguros y ahora se han convertido en nidos de delincuencia”. 

Ante este discurso que los detractores de Vox tildan de xenófobo, el propio candidato de Vox se dio cuenta de que “todos han intentado distanciarse de nosotros”, y por ello se ofreció como la única opción que devolverá la seguridad a los ciudadanos de Catalunya.  

Para rematar la faena política, podríamos alegar que a nuestros ancianos el Estado y las autonomías los mantienen en (Centros de Acogida) por unos 35 uros por persona, que a nuestros sin techos y desahuciados los tienen tirados en la calle, y que a los menores de familias españolas y de residentes extranjeros legales que han contribuido a la Seguridad Social, a sus hijos e hijas que no puede una familia costear sus estudios los ponen a trabajar cuando cumplen 16 años. Esto es algo que por mucho que se alegue pro la inmigración ilegal no tiene pie ni cabeza, y que ningún español o extranjero residente en su sano juicio, debe aceptar. 

Nota. Recapacitando en lo que he expuesto y calculando en 100 euros por día el coste de un MENA, los casi 30.000 habidos en España nos cuesta anualmente, su alojo, manutención, vestimenta, educación y servicio sanitario, cerca de 1.080.000.000 de euros. Más otros tantos cientos de millones de euros durante unos 5 años después de cumplir mayoría de edad.

MENA, una sangría económica y un peligro social
Comentarios