sábado 25/9/21

Y si lo intentamos…

Me ilusiona ver a niños y niñas correteando por los campos de fútbol, me dibuja una sonrisa ver el gesto cariñoso de una madre a la puerta de una instalación deportiva, y me reconforta cada vez que veo a nuestra cantera, de cualquier disciplina deportiva, jugar y practicar deporte pero sobre todo divertirse…y créanme cuando les digo que no hay mayor satisfacción para mi, un concejal de deportes con ganas de hacer cosas.

Debo confesarles que sufrí y sufro por las secuelas y consecuencias de la pandemia, y no solo a nivel sanitario, que también, sino por las horas y horas de deporte y diversión que nuestros hijos e hijas se han perdido.

Ahora que la pandemia nos da un respiro o parece que va remitiendo hemos vuelto a la semi normalidad en casi todos los deportes, y hemos demostrado que con voluntad política y responsabilidad todo es posible; Desde el Ayuntamiento de Yaiza apostamos por la Yaiza Extremo Sur en diciembre de 2020, con 200 corredores de MTB y trail oteando por Los Ajaches. Y ahora estamos a las puertas de recuperar algo tan nuestro como es la vela latina, que después de 482 días sin competición Yaiza la vuelve a emerger de las profundidades restrictivas en las que algunos se amparan para no hacer nada, para que nada se mueva… La I Copa de Vela Latina del Sur llega para consolidarse y lo hace con 11 barcos y más de 70 regatistas de toda Lanzarote, es una muestra más de lo comprometido que está Yaiza con el deporte.

Pero me duele en el alma y lo digo así, con apasionamiento, porque es algo que sin duda me toca de cerca, muy de cerca… Nuestra “Lucha Canaria” este noble deporte, que en mi caso me vio nacer como deportista y a la que tantos años he estado ligado, incluso como mandador del equipo sureño. Por eso conozco de esta honorable lucha de nuestros ancestros, embajadores del orgullo isleño y sana competición continúa paralizada. La lucha sigue atravesando momentos de confinamiento y sin embargo existen posibilidades que nadie explora, o por la que nadie, en el ámbito político, se preocupa, ni se ocupa.

Además ser un responsable público “canario“ implica mucho más que celebrar el día de Canarias, o vestirse de romero cuando toque, sino que es en estos momentos donde debe aflorar nuestra más profunda canariedad y apostar por la recuperación de las costumbres más tradicionales implantando medidas de control preventivas contra la covid en el ámbito de la Lucha Canaria, y ahí, el Gobierno de Canarias debe hacer un gran esfuerzo, junto con las administraciones locales y los Cabildos Insulares, tratando de implantar el protocolo diseñado recientemente por las federaciones de lucha canaria, para que nuestro deporte se vuelva a vivir en los terreros. Debemos implantarlo pronto, y demostrar que este deporte también es seguro.

Además, siento que como luchador que me sigo considerando, la lucha canaria se nos muere, le afecta el virus de la indiferencia política pero también el de la complicidad de todos los agentes que intervienen en este deporte. Por ello, no solo va de políticos la cosa, si verdaderamente queremos recuperar este deporte son los propios deportistas y clubes, y sobre todo en el ámbito profesional, los que deben también ayudar a volver a la arena, y mi propuesta es que rebajemos nuestras propias expectativas económicas y apostemos por competir con seguridad abonando las PCR y todos los planes de contingencias que sean necesarios y que correspondan para que esta linda batalla entre nobles no caiga en el olvido.

Por ello amigos y amigas, la próxima lucha debe ser precisamente recuperar nuestro deporte insignia, nuestro gran sello de identidad, por eso amigos y amigas. ¿Y si lo intentamos?

Y si lo intentamos…
Comentarios