domingo. 14.07.2024

Un vuelo procedente de Madrid de la compañía Iberia sufrió un retraso considerable el pasado miércoles para llegar a Lanzarote después de que uno de los pasajeros sufriera un ataque epiléptico que de no ser por la actuación que se produjo después le podría haber costado la vida.  

Según ha podido saber este diario a través del testimonio de una de las personas que viajaban en ese avión, que se puso en contacto con este diario al entender que había que destacar un suceso que terminó bien pero que provocó un más que notable estrés entre la gente que lo vivió, sobre las 23:40 horas del miércoles uno de los pasajeros del vuelo IB3859 de la compañía Iberia sufrió un ataque epiléptico y posteriormente un paro cardíaco durante el transcurso del trayecto procedente de la capital del país. Tal y como describe el pasajero y como luego han corroborado otros testigos, el incidente causó como es lógico la reacción de los profesionales de la aeronave y la preparación del dispositivo de emergencia en el aeropuerto César Manrique de Lanzarote, donde aterrizaron sobre las 00:15 de la madrugada del jueves como consecuencia de la situación que tuvieron que gestionar en pleno vuelo. A la llegada, profesionales sanitarios atendieron a la persona afectada por el ataque epiléptico y lograron su estabilización. 

Alguno de los testigos han querido señalar a Crónicas la preparación que existe en los aviones para atender todo tipo de incidencias, como la que se produjo entre el miércoles y el jueves de esta semana, preparación que, como subrayan, logra salvar vidas casi a diario y resolver conflictos que muchas veces pasan desapercibidos para la prensa. 

Un pasajero sufre un ataque epiléptico en un vuelo que realizaba la ruta entre Madrid y...
Comentarios