miércoles 20/10/21

Trasladan al Hospital a una indigente que provocó el caos en una calle de Playa Honda

La mujer, de 32 años y natural de Lanzarote, ocupó el asiento de copiloto del coche de un vecino cuando éste salía a trabajar y, tras negarse a abandonar el vehículo por espacio de dos horas, terminó acusándole de violación. La Policía Local acudió dos horas después de los incidentes tras ser activada por el 1-1-2 ante los diversos servicios que tuvo que atender la Guardia Civil en la misma franja horaria en Montaña Blanca
1608031441604

1608031441609

El personal sanitario de una ambulancia medicalizada del Servicio de Urgencias Canario (SUC) ha trasladado este martes al Hospital Doctor José Molina Orosa de Arrecife a una indigente tras provocar ésta un auténtico caos desde primera hora de la mañana en una calle de Playa Honda, en San Bartolomé. En concreto, testigos oculares del suceso explican a este diario que los hechos se originaron cuando la mujer, de 32 años, natural de Lanzarote y con varios antecedentes policiales, comenzó a dar gritos pasadas las 6:30 horas cuando transitaba por la calle Chimidas de Playa Honda. Al oír el escándalo a esas horas, fueron varios los vecinos de esta calle que se sobresaltaron y llamaron al 1-1-2, activando de inmediato el servicio de emergencias del Gobierno de Canarias a la Guardia Civil de San Bartolomé. 

Tras varias llamadas al Instituto Armado y nuevamente al 1-1-2 ante la demora en la llegada de la Guardia Civil, varios residentes de la zona, algunos empleados de la limpieza viaria e incluso algunos taxistas del centro comercial colindante se acercaron para tratar de tranquilizar a la joven, que presentaba evidentes síntomas de embriaguez, y que se detuvo casi una hora en la referida vía, por la que caminaba con un perro pequeño en brazos y una mochila con varias botellas de alcohol en el interior. 

Fue entonces cuando la mujer aprovechó el descuido de uno de los vecinos que habían acudido a calmarla y repentinamente ocupó el asiento de copiloto de uno de los coches estacionados en la calle Chimidas, justo cuando uno de los residentes se disponía a salir a trabajar. Pero la historia no queda ahí. Para más inri y, después de negarse a abandonar el vehículo por espacio de dos horas, terminó acusando al propietario del turismo de violación.

Según explican los mismos testigos oculares de los hechos, agentes de la Policía Local de San Bartolomé fueron finalmente los que acudieron al lugar de los hechos, aunque dos horas después de los incidentes tras ser activados por el 1-1-2 ante la indisponibilidad de la Guardia Civil, que al parecer tuvo que acudir a varios puntos del municipio en la misma franja horaria para prestar servicio en distintos requerimientos ciudadanos, entre otros por la denuncia de un robo en una vivienda y por un dispositivo antidroga en Montaña Blanca demora que provocó que alguno de los presentes tratara sin éxito de sacar a la fuerza a la mujer, tras comprobar que ésta se había atado el cuerpo con uno de los cinturones de seguridad en el interior y que incluso había comenzado a desnudarse y autolesionarse mientras fingía que pedía auxilio y que era ella la que estaba retenida en el interior del coche. 

Una vez en el lugar, los agentes de la Policía Local tranquilizaron a la mujer, a la que tomaron declaración poco antes de ser asistida por el personal sanitario del SUC, que finalmente la trasladó al citado centro hospitalario para la realización de las pertinentes pruebas médicas. Los policías locales identificaron al propietario del vehículo en cuestión y tomaron los datos a varios de los residentes de dicha calle por haber sido testigos directos de los hechos. 

Trasladan al Hospital a una indigente que provocó el caos en una calle de Playa Honda
Comentarios