viernes. 19.04.2024

La Agrupación de Tráfico perteneciente al Destacamento de Arrecife en Lanzarote investigó recientemente a un varón de 33 años por un delito de conducción temeraria con manifiesto desprecio para la vida de los demás, al circular con un turismo durante 1,600 kilómetros por la LZ-2, en el kilómetro 2,1 de esta vía de doble sentido, cruzándose con varios vehículos a lo largo de dicho recorrido y poniendo en riesgo la vida de otras personas que no tenían la culpa de su terrible imprudencia.

Los hechos, según explica este sábado la Guardia Civil en nota de prensa, ocurrieron sobre las 21:59 horas del 8 de enero, a la altura del punto kilométrico 2,100 de la carretera LZ-2 (Arrecife- Playa Blanca), perteneciente al término municipal de San Bartolomé. El vehículo investigado circulaba por una vía desdoblada con dos carriles por cada sentido de circulación separados por una mediana, en sentido a Arrecife por los carriles reservados para la circulación en sentido Playa Blanca, momento en el que fue grabado por un usuario que circulaba correctamente en sentido a Arrecife, el cual subió las imágenes a las redes sociales y a los medios de comunicación locales.

Tras la localización de estas imágenes, los agentes encargados de la instrucción de las diligencias, iniciaron una minuciosa investigación que dio lugar a la localización y posterior investigación de la persona responsable de los hechos.

La Policías Locales de Arrecife y de San Bartolomé de Lanzarote colaboraron en la identificación del vehículo  a través de las grabaciones de las cámaras de seguridad existentes a lo largo del trayecto recorrido.

Las diligencias practicadas fueron entregadas en el Juzgado de Guardia de Arrecife.

Normativa: El artículo 381.1 del Código Penal en relación con el artículo 380 del mismo texto normativo establece que será castigado con las penas de prisión de dos a cinco años, multa de doce a veinticuatro meses y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un período de seis a diez años el que, con manifiesto desprecio por la vida de los demás condujere un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta poniendo en concreto peligro la vida o integridad de las personas.

La Guardia Civil apela a la colaboración ciudadana, la cual resulta fundamental, especialmente en estos casos, ya que una rápida intervención policial puede evitar, que acciones como la aquí expuesta, tengan un fatal desenlace, y para ello, recuerda los canales establecidos al efecto, los números de teléfono 062 o 112.

La Guardia Civil investiga a un conductor temerario en Arrecife
Comentarios