domingo. 02.10.2022

San Bartolomé apoya a sus taxistas y rechaza la insularización del servicio

El concejal de Transportes asegura que las colas en el aeropuerto son “puntuales” y se resuelven siempre “con diligencia” con ayuda de otros municipios. Sin embargo, también van a realizar un estudio para plantear si es necesario sacar más licencias
Imagen reciente de turistas esperando en el aeropuerto para coger un taxi
Imagen reciente de turistas esperando en el aeropuerto para coger un taxi

El Gobierno de San Bartolomé tiene claro que va a estar en todo momento al lado de sus taxistas en el debate que nuevamente se ha reabierto en la Isla sobre la posible insularización del servicio. Así lo ha expuesto en Crónicas Radio-Cope Lanzarote su concejal de Transportes, Raúl de León, que no entiende cómo después de los años que han pasado por culpa de la pandemia en el sector no se tiene en cuenta que todo lo que se está facturando ahora sólo sirve en gran medida para tapar el enorme agujero que se creó por la falta de trabajo.

Lo cierto es que con el fin de la pandemia, al menos el fin de las restricciones que provocaron el coronavirus, se ha producido un notable auge del turismo en Lanzarote. Eso ha provocado que se produzcan enormes colas en el aeropuerto César Manrique, donde ya se han producido las primeras quejas por el servicio. Los taxistas de San Bartolomé, como ya explicó en su momento este diario, han afirmado rotundos que se trata simplemente de momentos puntuales y de la ordenación del tráfico aéreo, ya que con la llegada de tantos aviones se está produciendo la aglomeración de llegadas. “Es verdad que alrededor de unos 15 ó 20 días se vio una imagen de una cola bastante larga en el aeropuerto y sobre la marcha, convoqué al sector del taxi. Nosotros hemos hablado con ellos, hemos mantenido incluso una reunión con el consejero de Transportes del Cabildo. Lo que nos manifiestan, y yo intento realizar un seguimiento a la zona del aeropuerto, es que de lo que se quejan en otros municipios fue una situación puntual. Es cierto que ahora estamos retomando otra vez la actividad turística en datos pre pandemia, pero también es verdad que, como me lo trasladaba el sector del taxi, se está viviendo una peculiaridad que no se daba antes de la pandemia, que es el hecho de que se están acumulando muchos vuelos en una corta franja horaria”, advirtió el concejal de Transportes del municipio en el que se afinca el aeródromo de Lanzarote.

Lo del debate sobre la insularización no es nuevo, ni mucho menos. Es un debate que se ha producido en muchas ocasiones, principalmente provocado por los taxistas que en teoría salieron más perjudicados con el sistema municipal que se determinó en su momento, los de Arrecife, que no facturan del turismo lo mismo que los profesionales de Teguise, de Yaiza, de Tías o del propio San Bartolomé. Pero por muchas razones esta opción siempre se ha acabado desechando. Pero los problemas se siguen sucediendo, entre otras cosas porque hay menos coches de alquiler de los que había antes de la pandemia. “A esto hay que sumar que ahora mismo hay un déficit de coches de alquiler, la gente está usando mucho el sector del taxi, pero es cierto que esas colas que se vieron no se ven permanentemente, sino que fue un hecho puntual. Además, me trasladaban que en menos de 15 minutos estaba disuelta, de hecho, desde el sector del taxi de San Bartolomé en esos momentos puntuales en los que se aglomera algo más de pasajeros están tirando de otros municipios para intentar sacar el trabajo lo más rápido posible”, expuso Raúl de León.

 Para los integrantes del Gobierno que capitanea Isidro Pérez no hay duda, no se va a apoyar nunca ni que se abra el debate. “Nosotros nos vamos a poner siempre del lado del sector, de nuestros taxistas, porque entendemos que es como debemos hacerlo. No está siendo una constante esas situaciones que se viven, aunque también me llegaban imágenes de complejos hoteleros donde también hay problemas a la hora de conseguir un taxi. Esto viene derivado una situación anómala”, remarcó el concejal.

A pesar del apoyo contundente, en la institución han pensado elaborar un estudio completo para saber cómo funciona el aeropuerto y qué tipo de medidas se deben adoptar en el caso de que sean necesarias. Una de las medidas podría ser la de dar más licencias. “Estamos pensando hacer un estudio para ver si está la necesidad de dar más licencias o no. Ahora mismo los datos no serían reales, estamos retomando una situación prepandémica, donde se están acumulando muchos vuelos en pocas franjas horarias, donde hay falta de coches de alquiler y esos datos que nos daría el estudio no serían los reales. Este estudio habrá que hacerlo más extendido en el tiempo y es un tema que nos preocupa porque al final es la puerta de entrada a la Isla”, comentó De León.

 El concejal de Transportes, además, quiso recordar lo mal que lo pasaron los taxistas durante los dos últimos años, cuando prácticamente no trabajaron y no facturaron nada. “Fueron junto con la restauración uno de los sectores más perjudicados con la llegada de la pandemia. Eran horas y horas con los brazos cruzados aquel que podía ir a trabajar, porque cabe recordar que redujimos las licencias que trabajaban a un 25 por cierto. Prácticamente, los taxis estaban parados, la verdad que vienen de una situación y ahora están aprovechando esta coyuntura de que se está volviendo a ver bastante tráfico de turismo. Nosotros estamos haciéndole el seguimiento, pero de momento el problema no se está convirtiendo en un problema tan grave como se está queriendo vender y vamos a seguir con el seguimiento”, argumentó por último. 

San Bartolomé apoya a sus taxistas y rechaza la insularización del servicio
Comentarios