viernes. 19.04.2024

La Policía se pone dura y multa hasta al párroco de San Ginés

Los agentes de Arrecife llevaron a cabo una batida por la zona peatonal de alrededor del Ayuntamiento y sancionaron a todos los vehículos mal estacionados, algunos de políticos y asesores de la institución. Los residentes se quejan de que pagaron por los pecadores puesto que llevan dos años reclamando nuevas tarjetas
Imagen de la entrada a las dependencias de la Policía Local de Arrecife.
Imagen de la entrada a las dependencias de la Policía Local de Arrecife.

La Policía Local de Arrecife se ha puesto dura y ha decidido que deje de ser un cachondeo el estacionamiento en las zonas peatonales de la ciudad, especialmente en la que está en los alrededores del Ayuntamiento. Así, la semana pasada llevó a cabo una dura batida que terminó con un sinfín de sanciones que afectaron incluso al anterior párroco de la iglesia de San Ginés, según ha confirmado este lunes en el programa “A buena hora” de Crónicas Radio-COPE Lanzarote el concejal de la Policía, Jacobo Lemes. “De lo que se trata es de que la gente respete de una vez los lugares en los que no se puede estacionar el vehículo. Aquí no se puede distinguir entre unos y otros”, comentó el concejal. El coche del sacerdote anterior, que como le pasa al actual tenía que llegar a la iglesia que está en un lugar de difícil acceso, se ha convertido en uno de los daños colaterales de una campaña que el nuevo edil cree que ha tenido un éxito más que notable puesto que ahora ya no aparca casi nadie por allí. 

El caso es que Lemes lleva varios días recibiendo numerosas quejas de todos los afectados, entre los que también hay políticos de varios partidos, asesores del Ayuntamiento y algún trabajador municipal. A todos ellos les ha dicho lo mismo, que las normas están para cumplirlas. Con quien sí ha tenido problemas es con los residentes en la zona, que son los justos que están pagando por los pecadores, puesto que han denunciado, con razón, que la institución lleva dos años sin expedir tarjetas con las que poder justificar que no tienen ahí el vehículo por capricho y que deben tener acceso a los aparcamientos autorizados en la zona. “Parece ser que llevan dos años sin darse tarjetas de residentes y es algo que se debería haber solucionado ya”, comentó el concejal dejando claro que tanto él como sus compañeros de Coalición Canaria (CC) llevan poco más de cien días en el nuevo Gobierno municipal y que este problema lo tendrían que haber resuelto los gestores anteriores y sus actuales socios del Partido Popular (PP).

Al margen de este problema, los policías se tropezaron con todo tipo de cosas, como los intentos incluso de engañarles con tarjetas que no eran legales o que no estaban autorizadas por el Ayuntamiento capitalino. “Nos hemos encontrado de todo, con casos muy curiosos: tarjetas falsificadas, tarjetas que no son de residentes de la zona, incluso el cura tenía un permiso del vicario para poder estacionar. La Policía si ve un coche mal estacionado en zona peatonal debe actuar pertenezca a quien pertenezca. Me cuentan los agentes que había algunas tarjetas que estaban firmadas por mí, de la época que fui concejal en 2012, para que se haga una idea del despropósito”, advirtió sorprendido, admitiendo que lo que pasó la semana pasada fue algo que se salió de lo habitual. “Es verdad que la semana pasada fue una locura, todo el mundo tocando la puerta de quien les habla; a todos les dije lo mismo, que los agentes sólo cumplen con su deber. Habrá que reglar esa zona de alguna manera, pero la verdad es que hoy vas a caminar por allí y no hay un coche de ningún vecino y de ningún trabajador, ni siquiera de la propia Policía que tanto acusan que están mal estacionados”, contó a modo de ejemplo de cómo ha funcionado la campaña que se ha hecho de sanciones. “Las zonas peatonales de Arrecife son para pasear, no puede ser que todo el mundo aparquemos donde queramos. Cuando Eva de Anta quitó los aparcamientos, yo lo que hice para poder moverme en Arrecife fue comprarme una moto, y la aparco donde se puede aparcar, no encima de la acera”, argumentó.

El concejal, eso sí, dijo a todos los residentes que se sientan mal sancionados que acudan a la institución y presenten un pliego de descargo, porque es obvio que se quitarán las multas a todos aquellos que lo puedan justificar.

La Policía se pone dura y multa hasta al párroco de San Ginés
Comentarios