martes 30/11/21
Ecologistas en Acción, que no entiende que el juez no llamara a declarar al único testigo de los disparos contra estos animales en el sur de la Isla, confía en la condena de tres cazadores lanzaroteños

Juicio por la matanza de “tarros canelos” en Janubio

Imagen de dos tarros canelos en Lanzarote captada por Ecologistas en Acción.
Imagen de dos tarros canelos en Lanzarote captada por Ecologistas en Acción.

Ecologistas en Acción ha informado este lunes a este diario en nota de prensa de que tanto ellos como otros colectivos ecologistas aguardan ya el fallo del juicio de tres cazadores por la muerte de aves protegidas en un espacio natural como es el que conforman las salinas de Janubio. La organización espera que se condene la caza del “tarro canelo”, una especie protegida.

En su nota explican que todos los años Lanzarote recibe la visita de un esperado visitante, el tarro canelo, conocido como el pato africano y de un precioso color canela. “Es extraño como esta ave característica de ambientes acuáticos escoge una isla tan árida para su reposo entre migraciones. Lo cierto es que empezó a visitarnos hace muy poco más o menos hace 30 años y en la última década ha comenzado a nidificar en nuestra isla. En nuestro país se encuentra dentro de la lista de Aves en Peligro Crítico y en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas como De Interés Especial debido principalmente a la destrucción de su habitat. Gracias a esta privilegiada visita junto con las de muchas otras aves migratorias se ha producido un creciente interés por el turismo ornitológico en la Isla. Desgraciadamente se ha denunciado en varias ocasiones la muerte de esta ave por cazadores furtivos locales”, señalan en su nota.

En esta línea narran que en 2017 un turista británico, aficionado a la ornitología, fotografió el grupo de tarros canelos en las Salinas del Janubio. El día anterior había contado 51 ejemplares y decidió volver para sacar más fotos de estas bellas aves protegidas. Al llegar a la laguna de las salinas, escuchó disparos y vio a tres hombres con escopetas y un perro. “Estaban disparando a los tarros y con sus prismáticos llegó a ver un tarro canelo abatido flotando en el agua”, explican asombrados. “Uno de los hombres procedió a acercar el ave muerta hacia sí con un palo de madera y la sacó del agua, escena fotografiada por el turista con su objetivo de largo alcance. Este suceso fue denunciado al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, que llevó los hechos a los tribunales y el juicio se celebró esta semana.

El juicio está siendo seguido desde los colectivos ecologistas con gran atención, ya que el hecho de matar aves protegidas, en una zona protegida ha levantado una ola de indignación, no sólo a nivel local, pero también internacionalmente. Un detalle sorprendente del juicio para ellos fue que el único testigo presencial, el pajarero inglés, no fue llamado a declarar, aún después de este haber expresado varias veces su voluntad de contar su experiencia ante el juez.

Desde Ecologistas en Acción Lanzarote aguardan atentamente la resolución del juez y esperan que se condene este tipo de acciones contra la vida animal protegida y espacios naturales de conservación, sirviendo como precedente para los cazadores furtivos que disparan indiscriminadamente como si las leyes no aplicaran a ellos.

Juicio por la matanza de “tarros canelos” en Janubio
Comentarios