sábado 23/10/21
Tribunales

Condenado a 15 años de prisión al hombre que mató a golpes a otro que dormía ebrio en un bar de Fuerteventura

La Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado este martes a 15 años de prisión a Hamed M.H., natural de Melilla, por matar a golpes a un extranjero que dormía ebrio en la silla de un bar de Caleta de Fuste, en Fuerteventura, a cuyos herederos deberá indemnizar con 60.000 euros por los daños morales causados.

Según el veredicto del jurado, se considera probado que el acusado, en compañía de su hermano y de un tercero, se dirigieron a una zona de ocio en Caleta de Fuste y, una vez allí, entraron en el Pub 'Whikis', donde estuvieron tomando copas de alcohol y jugando al billar.

Tras permanecer un tiempo en el referido local, sobre las 4.30 horas del día 4 de mayo de 2006, el acusado se dispuso a abandonar el pub, dirigiéndose hasta la terraza exterior del mismo, donde se encontraba durmiendo, en una silla, el ciudadano británico, de 52 años de edad, Brian Alexander Hobbs, quien previamente había ingerido grandes cantidades de alcohol.

El acusado, "sin justificación alguna y sin mediar discusión o provocación", le dio un golpe a Brian Alexander Hobbs, que le hizo despertar y quejarse, para, acto seguido, tirar al suelo a Brian Alexander Hobbs, propinándole, "con una violencia desmedida", una serie continua de golpes, patadas y puñetazos, sobre el cuerpo, dirigidos en su mayoría a la cabeza, la cara y el cuello.

Como consecuencia de dicha agresión, Brian Alexander Hobbs sufrió gravísimas lesiones, entre las que destacan un traumatismo cráneo-encefálico con edema cerebral, edema moderado-grave de masa encefálica, hemorragias en cuernos occipitales, fractura de todo el macizo óseo facial y hemorragias intensas en senos faciales. Momentos después de producirse tal agresión, el acusado, en compañía de su hermano Ismael, huyó del lugar de los hechos.

El traumatismo cráneo-encefálico con edema cerebral, edema moderado-grave de masa encefálica, hemorragias en cuernos occipitales, fractura de todo el macizo óseo facial y hemorragias intensas en senos faciales sufridos por Brian Alexander Hobbs provocaron su muerte casi inmediata.

Según el veredicto del jurado, el acusado, cuando agredió a Brian Alexander Hobbs sabía que con esos actos podía ocasionarle la muerte "y, pese a ello, continuó golpeándole y dándole patadas y puñetazos, aceptando la posibilidad de que se produjera su muerte".

"Los golpes, puñetazos y patadas proferidas por el acusado a Brian Alexander Hobss tendían directa o especialmente a asegurar la muerte de Brian Alexander Hobbs, evitando cualquier riesgo para la persona del acusado procedente de una posible defensa por parte de Brian Alexander Hobbs, por encontrarse éste dormido y bajo los efectos de la abundante cantidad de alcohol que había consumido previamente".

Condenado a 15 años de prisión al hombre que mató a golpes a otro que dormía ebrio en...
Comentarios