viernes. 19.04.2024

La empresa Yaizatún está interesada en seguir desarrollando proyectos de acuicultura en la Isla. De hecho, está intentando tramitar un expediente para el engorde de dorada y lubina, una experiencia que podría dar sus frutos en breve, según explicó ayer a este diario el consejero de Pesca del Cabildo, Marcos Páez.

El pasado 19 de junio los ministros de Pesca de la Unión Europea aprobaron el Fondo Europeo Pesquero (FEP) encargado de financiar los apoyos del sector entre los años 2007 y 2013. Estas ayudas han suscitado movimientos en el sector pesquero y sobre todo en el área acuicultora, ya que según la FEP, se ayudará a las piscifactorías de hasta 750 empleados o una facturación inferior a los 200 millones de euros. En el caso de Canarias, todas las firmas piscícolas recibirán ayudas sin restricciones.

Según el consejero de Pesca del Cabildo, las ayudas económicas promovidas por el FEP han animado a las entes acuicultoras de la Isla a diversificar su actividad. La empresa Yaizatún, dedicada actualmente al cultivo del atún, ha presentado un expediente al Cabildo de Lanzarote para criar lubina y dorada.

Otra de las cuestiones que quiso abordar el consejero, también patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de la Octava Isla, es su deseo de que en la próxima comisión del Ministerio de Pesca se apruebe el derecho de instaurar un ente encargado de engordar bocinegros en La Graciosa. Según se recordará, el 24 de marzo del 1995 se estableció una reserva marina de interés pesquero en el entorno de la isla de La Graciosa y de los islotes del Norte de Lanzarote, por la cual, está prohibida la pesca y el cultivo en la zona. Este hecho junto con la ruptura de las negociaciones con Marruecos para faenar en el caladero canario-sahariano causó crisis en el sector que hasta entonces había sido el principal sustento de la mayoría de las familias de la Isla. Para el consejero el establecimiento de una nave acuicultora en la Graciosa a parte de diversificar la actividad económica de la Isla mejoraría notablemente el sector pesquero ya que según sus palabras “en los últimos años las piscifactorías están demostrando ser entes muy solventes y ahora con estas ayudas esperamos que lo sean más”. A esto añadió que considera que la acuicultura podría ser una buena opción de futuro para el desarrollo pesquero de la Isla, ya que conservaría de este modo su tradición y favorecería la incorporación de gente joven al sector al tratarse de una industria “más atractiva”. Además, para Marcos Páez las empresas acuiculturas podrían convertirse en unas importantes plataformas industriales y comerciales para Lanzarote. Por ahora, son pocas las entidades que se dedican al cultivo del pescado en la Isla y al hilo de la cuestión Marcos Páez quiso animar a todo aquel que esté dispuesto a establecer este tipo de actividad a emprenderla con la promesa de que desde el Cabildo se hará todo lo que se pueda para poder apoyarla.

Yaizatún tramita un expediente para cultivar lubina y dorada en la Isla
Comentarios