jueves 21/10/21
José Miguel Duque desmiente que los vecinos de Caleta de Famara hayan pedido el cierre de las calles Pasamano, Erizo, Leito y Botavara y asegura que el alcalde quiere beneficiar a un vecino de la calle Bitácora

Los vecinos de Famara denuncian que el Ayuntamiento ha cerrado con piedras cinco calles para beneficiar a un solo residente

El alcalde sostiene que el cierre de la calle es preventivo y lo que se persigue únicamente es evitar atropellos u otros accidentes derivados de las competiciones informales que se organizan los fines de semana

Las piedras que el Ayuntamiento ha colocado en la calle Bitácora de Caleta de Famara.

FOTOS: DORY HERNÁNDEZ

Los vecinos de Caleta de Famara se han puesto en pie de guerra después de que en los últimos días el Ayuntamiento de Teguise haya bloqueado la calle Bitácora de la localidad con grandes bloques de piedra.

Según explicó este jueves en El Despertador, de Agustín Acosta Radio, uno de estos vecinos afectados, José Miguel Duque Hernández, el alcalde [José Dimas Martín] ha cerrado con esta actuación el acceso de hasta cinco calles “para que los vecinos no tengamos acceso y con la única intención de beneficiar a un solo vecino que vive en la calle Bitácora”.

Las calles que han quedado cerradas por un tramo al tráfico están próximas al centro sociocultural de Caleta de Famara y son Pasamano, Erizo, Leito y Botavara. Dicho cierre afecta a unos 40 ó 50 vecinos, muchos de los cuales, según el denunciante, se ven ahora obligados a salir con sus coches marcha atrás hasta la calle San Borondón.

José Miguel Duque sostiene, además, que el Ayuntamiento de Teguise le ha instalado incluso una valla de protección de piedra al vecino en cuestión, una valla que “incluso invade la vía pública”.

Los vecinos aseguran que es incierto que los residentes “hayamos pedido el cierre de estas calles”, y añaden que “el único que lo ha hecho ha sido este vecino, que es el único que sale beneficiado”.

Por el momento, los afectados explican que en principio están “recopilando firmas y están auxiliados por una abogada para estudiar dónde pueden denunciar estos hechos”.

Repuesta del alcalde

El vecino que denuncia esta situación manifiesta que el alcalde había declarado recientemente en algún medio de comunicación que en las citadas calles “sólo viven señoritos y señoritas”. Sin embargo, desde el Consistorio presidido por José Dimas Martín se ha desmentido con rotundidad dicho extremo y se han explicado las razones del cierre de la calle Bitácora. El alcalde sostiene que el cierre es preventivo y que lo que se persigue únicamente es evitar atropellos u otros accidentes derivados de las competiciones informales que se organizan los fines de semana en forma de rallyes, trompos y derrapes.

Además, José Dimas Martín justifica dicho cierre amparado en la necesidad de que hay que proteger también un parque infantil situado en la zona. Al respecto, los vecinos comentan que “ese parque lleva 20 años construido y nunca ha pasado nada, y si el problema es que hay jóvenes que se ponen a hacer trompos por allí, pues que el Ayuntamiento mande a la Policía”.

Desde el Consistortio, por el contrario, se entiende que en el cierre de la calle Bitácora prima el interés general de la ciudadanía y no el interés particular de ningún vecino. Además, el alcalde recuerda que dicha calle, no urbanizada, ya ha sido cerrada en otras ocasiones y ha servido incluso de solar de aparcamiento con ocasión de las verbenas de la Caleta.

“Abandonados”

Por otro lado, el mismo vecino de Caleta de Famara, José Miguel Duque, destaca diversas carencias en la localidad y denuncian que sufren un abandono total por parte “de esta Corporación, que nos deja de la mano de Dios”.

En este sentido, denuncia que este mismo jueves por la mañana medio pueblo de Caleta de Famara estaba sin luz, y hechos de extrema gravedad como que “en este pueblo es más fácil comprar droga que comprar pan. Aquí hay más venta que consumo”, concluyó.

Además de estas cuestiones que preocupan a los vecinos, este diario ha podido comprobar in situ este mismo jueves que las mesas y sillas de dos tradicionales establecimientos hosteleros de Caleta de Famara siguen invadiendo la vía pública y ocupan incluso parte de la carretera, afectando a la circulación regular del tráfico.

El citado establecimiento cuyo mobiliario invade la carretera.

Los vecinos de Famara denuncian que el Ayuntamiento ha cerrado con piedras cinco calles...
Comentarios