miércoles 8/12/21
Al Comité de Empresa no le molesta que se hagan públicas sus reivindicaciones pero sí que la dirección no exponga ni si quiera en la mesa de negociación sus pretensiones

Los trabajadores de los CACT advierten de que no caerán en la trampa de convocar una huelga

El Comité de Empresa entiende que la dirección ha empezado una campaña de desprestigio que pretende manchar la imagen de los asalariados

El Comité de Empresa de los Centros Turísticos, que actualmente negocia el nuevo convenio colectivo de trabajo, cree que la nota informativa emitida por los responsables del EPEL, dando cuenta de algunas reivindicaciones suyas, tiene el doble objetivo de echar la ciudadanía en contra de los trabajadores y provocar al Comité de Empresa para que tome la decisión de convocar una huelga, “trampa en la que no vamos a caer”, según dijo a esta redacción Héctor Noda, miembro del Comité de los CACT. El sindicalista además sostuvo que ni a él ni al Comité de Empresa le molesta que se hagan públicas sus peticiones, pero desde luego sí les fastidia que la dirección de los Centros no sea capaz de presentar a la mesa de negociación y mucho menos a los medios de comunicación las pretensiones reales que tiene con el convenio. Las conversaciones se reanudan el jueves y continúan el sábado.

“Ahora hablan de que ciertos puntos son inasumibles, pero desde un principio dijeron que la propuesta de convenio, en su conjunto, era inasumible”, precisó Noda. Los trabajadores, como estrategia de negociación, presentaron una lista de mejoras sociales y económicas a sabiendas de que en una mesa de diálogo de este tipo siempre hay recortes, aunque seguramente habrá puntos que para los asalariados son irrenunciables. El Comité asegura que la empresa no ha argumentado las razones por las cuales se empecina en señalar que la propuesta de convenio es inasumible. “No han demostrado voluntad de negociar y eso es realmente lo que nos enfada”, añadió el miembro del Comité de Empresa. Para los trabajadores, la estrategia es dejar pasar el tiempo, dilatar el cierre del acuerdo y desprestigiarlos. “Nunca hemos planteado una huelga y quieren provocarnos para llevarnos al terreno mediático”, concluyó Noda. Los trabajadores piensan que a la negociación del convenio se le quiere sacar rédito político. El Ente Público Empresarial Local desveló que los trabajadores pretenden una subida salarial por encima de la que marcan los Presupuestos Generales del Estado para todos los empleados públicos, la obligatoriedad de la empresa pública de conceder un préstamo de 12.000 euros para adquisición de primera vivienda al trabajador que lo solicite, que será devuelto en 60 meses sin intereses, entre otros puntos.

Los trabajadores de los CACT advierten de que no caerán en la trampa de convocar una...
Comentarios