jueves 9/12/21

“Nuestra mayor prioridad va a ser preparar el inicio del curso”

“Hay que garantizar que las estancias para los universitarios de las islas menores sean simbólicas”

“Tengo el orgullo de saber que le dimos el empujón necesario al colegio de La Destila”

“Algo de valiente debo de tener en el fondo por coger el cargo en estas circunstancias”

La nueva consejera de Educación del Gobierno de Canarias, Manuela Armas, cree que el hecho de ser de Lanzarote le hace más sensible en cuestiones como los problemas económicos que supone para muchas familias de las islas no capitalinas que sus hijos acudan a la universidad. Por eso, en el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio-COPE Lanzarote de este martes afirmó que en cuanto pueda, abordará esta cuestión. Como es lógico, ahora la prioridad está en el inicio del curso escolar y en la forma de garantizar todas las medidas sanitarias necesarias para que no se produzcan contagios entre los estudiantes. Dice que es una persona que sabe escuchar y que fue lo que marcó su trayectoria como viceconsejera de esta área, algo que ya le da cierta ventaja en esta su andadura.

IMG_9398

- Ángel Víctor Torres dijo que es usted una valiente por coger el cargo en estas circunstancias. ¿Lo ve usted así?

- Pienso que ha sido muy amable. Algo de valiente debo de tener en el fondo por coger el cargo en estas circunstancias.  Sí estoy muy ilusionada.

- No ha habido ni un solo comentario negativo por parte de nadie cuando se empezó a oír su nombre para el cargo. ¿Cree que esta es la repuesta a su buena gestión en su etapa de viceconsejera?

- Ese reconocimiento lo agradezco enormemente. Creo que lo que me ha acompañado en mi trayectoria en la etapa de la viceconsejería de Educación fue intentar escuchar a todas las voces. Es algo tan difícil que no creo que sea bueno creerse que uno sabe más que nadie, no ser conscientes de que cuatro ojos ven más que dos o no aprovechar el talento colectivo. Yo escuché a los sindicatos e intenté llegar a acuerdos y así con todos. Yo viví la crisis del 2008 que fue muy dura y muy difícil y todos tuvimos que juntarnos para sacar adelante el tema de Educación.

- En aquella época tuvo que pelear por las infraestructuras en Lanzarote…

- Sí, fue muy difícil. Yo tengo el orgullo de saber que le dimos el empujón necesario al colegio de La Destila así que cada vez que pienso por allí me llevo una alegría tremenda porque ha quedado precioso.

- ¿Se ha planteado acabar con los barracones que quedan en Lanzarote?

- Sí. El problema de los barracones no es sólo de la consejería. En la época que comentábamos se intentó acabar con los barracones de Costa Teguise pero el terreno no estaba adaptado. Por eso digo que a veces, con la intención de la consejería no basta porque hace falta que el suelo tenga la calificación de zona educativa. Si no lo tiene, nosotros no podemos hacer nada y eso fue lo que pasó en Costa Teguise. No teníamos la autorización ni la licencia para empezar a construir esas aulas de manera permanente. Se aprobó el plan general y luego se hicieron unas modificaciones. Había que esperar un año porque en esas modificaciones se olvidaron de poner ese terreno como terreno educativo. Eso retrasó que no se pudieran construir las aulas fijas. Espero que ya podamos solucionar el tema de las aulas modulares no solo en Costa Teguise sino también en Yaiza, en Playa Blanca.

- ¿Sabe ya cómo va a ser el inicio del próximo curso?

- Sería una insensata si le dijera que todo está clarísimo pero sí puedo decir que tengo todo el empeño. Nosotros nos vamos a dejar asesorar por los mejores profesionales en el ámbito científico y sanitario para que el inicio del curso tenga la mayor garantía para los alumnos. Ellos son transmisores así que no solamente enfermarían sino que llevarían el virus a las casas y la repercusión sanitaria y turística sería muy grande. Si se supiera que un colegio se ha cerrado por el covid, la repercusión sería enorme. Nuestro pilar de la economía es el turismo y hay que cuidarlo. Nuestra mayor prioridad va a ser preparar el inicio del curso.

- Para una familia de Lanzarote supone un esfuerzo económico muchísimo mayor que para una de Gran Canaria que su hijo estudie una carrera. ¿Se va a poder hacer algo en este sentido?

- Yo recuerdo que vivía en Gran Canaria cuando se pedía la Universidad de Las Palmas y era un clamor popular. Sin embargo, yo tenía otro punto de vista porque pensaba que a los que vivíamos en las islas menores nos daba lo mismo que la universidad estuviera en Las Palmas o en Tenerife. Lo importante no era dónde estaba sino que los estudiantes de las islas menores tuviéramos las mismas oportunidades. Hay que garantizar que la estancia de los chicos en las islas con universidades sea tan económica o casi simbólica para que tengan los mismos derechos de los estudiantes de las islas mayores. Debería haber residencias o pisos a precios simbólicos. Todavía no he podido reunirme para avanzar en esta materia pero ser de una isla menor me hace más sensible con el tema de los universitarios.

- ¿Sería una solución una gran residencia en Gran Canaria y otra en Tenerife?

- Sí. Creo que sí.

“Ser de Lanzarote me hace más sensible con los problemas de los universitarios de las...
Comentarios