lunes. 08.08.2022
Isidro Pérez decide suprimir la tasa de licencias urbanísticas e incluye como incentivo la bonificación del 95% del Impuesto de Construcción

San Bartolomé hace una apuesta “firme y decidida” por la recuperación del patrimonio histórico

FOTO ISIDRO Y MARLENE
El alcalde en una de las reuniones en las que se abordó este asunto.

El alcalde de San Bartolomé, Isidro Pérez Martin, ha informado este lunes en nota de prensa, a raíz de la supresión de la tasa municipal por el otorgamiento de licencias urbanísticas y la bonificación del 95% prevista en la ordenanza fiscal del Impuesto de Construcción, Instalaciones y Obras, de su apuesta “firme y decidida” por la recuperación y rehabilitación del patrimonio histórico municipal.

Estas medidas impositivas, según explican desde la institución, supondrán un beneficio para los propietarios de viviendas incluidas en el catálogo arquitectónico municipal que obtengan, previa solicitud, licencia urbanista para su rehabilitación y conservación.

La institución asegura que se han incrementado las solicitudes de licencias urbanísticas para la consolidación y rehabilitación del patrimonio histórico, y muestra de ello son las recientes licencias otorgadas con los preceptivos y previos informes técnico y jurídico favorables a Bodegas Los Bermejos para la rehabilitación y consolidación de la Casa de los Carrasco para su destino a Museo y Actividad Etnológica y a la Molina de Don José María Gil, en la actualidad en pleno funcionamiento. “Son inmuebles que con un importante valor patrimonial hacen que se recupere la arquitectura tradicional canaria, se desarrollen en ellos los usos tradicionales y se contribuya  con ello a evitar su ruina, cumpliendo así con uno de los principios básicos que establece el Plan Insular de Ordenación respecto al patrimonio histórico en su articulo 3.5.1.2”, explican desde la institución.

Para el Gobierno del Partido Socialista (PSOE), también constituye un incentivo fiscal para la consolidación, restauración y rehabilitación del patrimonio histórico municipal la exención en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), más conocido por la contribución territorial, que recoge la ordenanza fiscal  para las viviendas o edificaciones que se encuentren incluidas en el catálogo. 

Isidro Pérez adelanta en su nota de prensa que se ha iniciado el procedimiento para la adquisición de otro bien catalogado, el inmueble conocido como la Molina de Don Juan Armas, para su destino a actividades y servicios municipales, expediente que ya cuenta con los parabienes administrativos y que se prevé culminar antes de la finalización del presente año 2022. 

San Bartolomé hace una apuesta “firme y decidida” por la recuperación del patrimonio...
Comentarios