jueves. 30.06.2022
Manuel Ortega asegura que no hay ningún debate técnico sobre la posibilidad de que lleguen barcos que no entren en competencia con Arrecife. Óscar Noda cree que el Cabildo debería al menos sentarse a hablar del asunto

Puertos avala la posición de Yaiza respecto al turismo de cruceros en Playa Blanca

Imagen del diseño de cómo va a quedar la parte final de la obra del puerto de Playa Blanca.
Imagen del diseño de cómo va a quedar la parte final de la obra del puerto de Playa Blanca.

Como ya hizo en su momento durante la visita al sur de la Isla el actual consejero de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ahora es el director gerente de Puertos Canarios, Manuel Ortega, quien afirma con absoluta rotundidad que el puerto de Playa Blanca estará absolutamente preparado una vez que culminen los trabajos que están realizando allí para albergar turismo de cruceros. Lo dijo la semana pasada durante su intervención en el programa “A buena hora” de Crónicas Radio-COPE Lanzarote, donde, como ahora aplauden desde el Ayuntamiento, desgranó las razones técnicas y empresariales que se han ido conociendo en los últimos meses para ratificar que no sólo es posible propiciar que algo tan beneficioso para el sur de Lanzarote y el norte de Fuerteventura ocurra sino que hay un notable interés de diferentes compañías por hacerlo. ¿El problema? Extrañamente, tanto el Gobierno autonómico como Puertos Canarios y el propio Consistorio de Yaiza se han topado con la cabezonería de la presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, quien no sólo no ha querido entrar a debatir el asunto como le han pedido desde la institución municipal sino que se ha enrocado en justificar su rechazo en una excusa tan pintoresca como que el Plan Insular de 1991 no contempla esta opción, como si la Lanzarote de 2022 tuviera algo que ver con la de la época en la que murió César Manrique.

El propio alcalde de Yaiza, Óscar Noda, ha comentado a este diario este mismo lunes que espera que las palabras de Manuel Ortega sirvan para que el Cabildo recapacite y no se obceque en algo que no tiene sentido, sin darse cuenta de que lo que se ha propuesto y lo que es posible hacer ni entra en conflicto con el Plan Insular del 91 ni supone un enfrentamiento por competencia con el puerto de Arrecife. “Nada tiene que ver una cosa como la otra, lo que nosotros decimos y lo que dicen en Puertos Canarios es que hay que aprovechar otro tipo de turismo de cruceros que podría atracar en Playa Blanca y que en ningún caso lo está haciendo ni lo va a hacer en la capital”, insistió Noda.

Opinión de Puertos

El director gerente de Puertos Canarios no quiso entrar en ningún caso en el posible debate político que puede haber. En sus declaraciones al conocido programa radiofónico que se emite para Lanzarote y Fuerteventura fue muy claro. “Hay un debate político. Sin embargo, no hay ningún debate en los aspectos técnicos. El puerto de Playa Blanca tiene un dique de protección, que su cara interior es practicable, es decir, pueden atracar buques de hasta unos 200 o 225 metros de eslora, puesto que el dique interior tiene 300 metros. La cuestión es que por el simple hecho de tener un dique tan largo no significa que automáticamente deban entrar barcos grandes”, comentó. “Los barcos necesitan muchos servicios de todo tipo, y los puertos canarios son puertos que no son industriales o internacionales, son puertos básicamente dirigidos al tráfico interior. Lo que ocurre es que ocasionalmente, algunas embarcaciones grandes tipo cruceros de lujo o grandes yates, que además quieren crear un tipo de turismo que está empezando a llegar a Canarias, un turismo de crucero de cabotaje, es decir, que visita las islas y que prácticamente no sale del Archipiélago, podrían ubicarse ahí”, aseveró rotundo.

Ortega, además, como ya había expuesto Sebastián Franquis en el mismo programa, confirmó el interés de diferentes compañías por operar en el sur de Lanzarote en el momento en el que se termine la obra del puerto. “Ha habido empresas que han mostrado interés y puede ser interesante que ese dique sirva para que esos barcos que transportan hasta 500 turistas puedan añadir a la isla de Lanzarote un tipo de turismo que ahora a lo mejor es muy escaso y que solamente existe como en puertos como el capitalino y algún otro puerto privado o concesionado. Creo que todo lo que se trate de sumar, añadir a lo que ya hay, es positivo”, comentó. “Lanzarote es un destino muy apetecido y un cambio causado precisamente por el covid, no todo iba a ser malo, es que ahora hay compañías interesadas en hacer cruceros de turismo interior dentro de Canarias con barcos más pequeños”, explicó para cerrar el tema.

Final de la obra

El director gerente de Puertos Canarios ratificó la buena marcha de la obra del puerto de Playa Blanca, donde no sólo se ha invertido mucho dinero si no que se ha puesto notable interés para que se cumpla con los plazos, tarea que no es siempre sencilla cuando se trata de obra pública. “Efectivamente, sólo quedan tareas de remate que esperamos que de aquí al mes de julio, que es cuando tenemos prevista la finalización de la entrega de la obra, estén terminadas. Lo estamos adecentando y llevándolo al nivel de un puerto nuevo puesto que lo que ha nacido, la dársena exterior, está completamente nueva y el interior había que renovarlo. Y para renovarlo, además hemos querido aprovechar mejor su espacio interior de tal manera que al proteger el dique con un martillo se proteja mejor la dársena interior, lo que lógicamente impide la entrada de buques más grandes pero el objetivo es precisamente que esa dársena interior esté para buques más pequeños”, recalcó el jefe de la parte técnica. “Hemos aumentado unas 127 embarcaciones más, podrán atracar ahí de tal manera que salen ganando todos, no sólo lo que es el puerto comercial, los ferrys, sino también el puerto más tradicional, pesquero y deportivo, que prácticamente duplica su capacidad”, adelantó.

Puertos avala la posición de Yaiza respecto al turismo de cruceros en Playa Blanca
Comentarios