domingo. 03.03.2024

La portavoz del Grupo Socialista en el Cabildo de Lanzarote, Ariagona González, ha acusado este lunes en nota de prensa a Oswaldo Betancort de "volver a los tiempos oscuros de Pedro San Ginés", generando conflictos artificiales con los ayuntamientos.

González ha lanzado esta acusación durante el Pleno Extraordinario celebrado con un único punto en el Orden del Día: Acordar la interposición de un recurso contra la aprobación de la Ordenanza del Taxi en San Bartolomé.

La portavoz socialista ha recordado la facilidad con la que Oswaldo Betancort se ha plegado a las imposiciones de Fernando Clavijo, aceptando y defendiendo un presupuesto autonómico en el que Lanzarote sale perjudicada y justificando que la isla quede fuera de la subvención al combustible aprobada para las llamada Islas Verdes.

Para González, esa actitud de sumisión contrasta con su tendencia al ordeno y mando, como ha demostrado ahora con la interposición de un recurso contra la Ordenanza del Taxi aprobada por el Ayuntamiento de San Bartolomé.

"Oswaldo se muestra dócil, obediente y complaciente con Fernando Clavijo mientras intimida a los ayuntamientos en los que no gobierna Coalición Canaria", ha destacado Ariagona González, que ha mostrado su convencimiento de que detrás de esta decisión se esconda una estrategia deliberada de enfrentamiento con los ayuntamientos de diferente signo político.

"Es sorprendente que el mismo presidente que se negaba a demoler los esqueletos de Costa Teguise porque decía que había que hablar con la propiedad, ahora, en vez de dialogar y llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento de San Bartolomé, elige acudir a los tribunales", señaló la consejera.

"Usted, que estaba dispuesto a ir a Bruselas a arreglar la inmigración, no me diga que no se le ha ocurrido sentarse con el alcalde de San Bartolomé y tratar de llegar a un acuerdo. Seguro que le hace más caso que Bruselas y le atiende mejor que Fernando Clavijo", finalizó González.

El PSOE acusa a Oswaldo Betancort de "volver a los tiempos oscuros de Pedro San Ginés...
Comentarios