sábado. 13.08.2022
Carlos Viña, nuevo presidente del Consejo Canario de Colegios de Abogados

“La justicia tiene que acercarse al ciudadano y no tener que correr la gente detrás de ella”

Imagen de Carlos Viñas
Imagen de Carlos Viñas

“El retraso en la justicia no se soluciona tanto con la reclamación sino con hechos”

“El problema con el turno de oficio es la falta de medios en la administración de justicia y la necesidad de una remuneración justa para el trabajo que se realiza”

“Hemos dado un salto enorme en la mejora de los juzgados gracias al trabajo que hicieron gente como Marcial Francisco Hernández y Paco Torres”

 

El nuevo presidente del Consejo Canario de Colegios de Abogados, Carlos Viña Romero, ha anunciado en el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio-COPE Lanzarote unos días después de ser elegido que ya están trabajando para que se realicen desplazamientos periódicos desde Las Palmas de Gran Canaria a Lanzarote para poder contar con un Juzgado de lo Contencioso en Lanzarote, una solución intermedia hasta que se cree el órgano en la Isla, cosa que ve muy complicada por ahora. Además, señala que los retrasos no son un problema en Canarias en comparación con el resto de comunidades autónomas, pero que la solución a este problema no reside en las protestas realizadas desde las instituciones sino en la contratación de personal y la obtención de medios materiales. A su modo de ver, aunque se ha avanzado mucho, cree necesario seguir trabajando para mejorar la imagen que tiene la ciudadanía de la justicia y para lograr objetivos concretos para los abogados como la mejora de asuntos como el turno de oficio.  

 

- ¿Por qué no se ha dado mucha publicidad a su candidatura a un puesto tan importante, no siempre se ve a un lanzaroteño en cargos de este tipo, no?

- (Se ríe) Hay demasiadas noticias en estos días. Esta es una noticia más. Creo que se anunció y se sacó nota de prensa, pero la verdad es que no estaba tan al tanto.

- Nosotros publicamos la noticia y tuvo una enorme repercusión. Usted sabe que hay mucha gente a la que le gustan las noticias de abogados. 

- Sí, eso para nosotros está bien. Se trata de comprender el mundo de la abogacía y de esto va también un poco esta presidencia que acabo de recoger. 

- Para que lo entienda toda la gente, ¿qué es el Consejo Canario de Colegios de Abogados, qué órgano es y qué funciones tiene? 

- El Consejo Canario de Colegios de Abogados digamos que aglutina los cuatro colegios de abogados de Canarias, Tenerife, La Palma, Las Palmas y el nuestro de Lanzarote. Marca unas políticas comunes de actuación de cara a las administraciones públicas principalmente. Pero siempre respetando la independencia de cada colegio en particular. Digamos que es el órgano que centraliza la actuación ante la Comunidad. Pero luego siempre cada colegio en su andar diario es totalmente independiente, insisto. 

- Pero, ¿los problemas son comunes?

- Efectivamente. El Consejo Canario está para afrontar, no tanto ya los problemas particulares de cada colegio, que eso cada uno se encargará de cómo hacerlo de la mejor forma posible, sino los problemas comunes. Por ejemplo, dígase la asistencia jurídica gratuita y el turno de oficio. Eso afecta a los cuatro colegios de Canarias por igual, los problemas son prácticamente similares, ahí el Consejo tiene mucho que decir y sobre todo que hacer. 

- ¿Qué problema concreto tiene con el turno de oficio ahora? Porque en su momento hubo retrasos en los pagos pero parece que ese ya no es el problema, ¿no? 

- Realmente retrasos que yo recuerde en nuestro Colegio en el pago no es tanto el problema, más bien había una puntualidad en el pago. El problema es siempre la falta de medios en la administración de justicia. Y esto repercute en que el trabajo no puede desarrollarse con la calidad que se quisiera y luego también por supuesto la remuneración que sigue siendo siempre escasa. Lo matizo, ya lo maticé en su momento hace un par de años, no se busca el dinero a bote pronto sino una remuneración justa. Sigue estando por debajo de lo aceptable y desde luego no se corresponde con el trabajo que se desarrolla por mis compañeros cada día. En absoluto. 

- Además, tienen un volumen de trabajo tremendo, ¿no?

- Sí, porque el turno de oficio genera mucho trabajo, va a la población más desfavorecida y el abogado tiene que estar ahí, como dice el famoso lema, 24 horas al día todos los días del año. Entonces ese es el caso que tiene que estar sobre él constantemente y son muchos temas. Aparte luego ya se hacen muchas gestiones que no están contempladas en los baremos, en lo que es remunerable. No pasa nada, se hace con ilusión, con vocación, pero llega un momento en que las acciones que sí están remuneradas están por debajo de lo dignamente admisible. 

- Otro asunto importante es la imagen que tiene la justicia provocada por los retrasos, ¿Ustedes en esta situación no pueden hacer otra cosa que no sea protestar y presentar quejas? 

- Bueno, cada abogado en particular, y hablo también lógicamente porque yo soy abogado, puede solicitar en cada procedimiento que nos afecte un impulso procesal. Pero luego ya a un nivel digamos más superior como entidad y como colegio lógicamente nos reunimos con los jueces decanos, planteamos el problema y también lo hacemos de cara a la Consejería. Creo que el retraso en justicia no se soluciona tanto con la reclamación sino con hechos. Habrá que invertir en medios materiales, personales también porque los medios materiales si no tienen el apoyo del medio personal no se logra nada. No somos de los que más retrasos sufrimos en comparación con otras comunidades, pero sí que hay un retraso. Se acumulan evidentemente los años de pandemia que afortunadamente parece que van quedando un poco en el pasado e hizo el covid su labor negativa en todo esto. Pero hay que seguir batallando cada día porque la justicia sea rápida, una justicia lenta como bien conocemos ya no es tanta justicia. 

- ¿No hay colegio de abogados en Fuerteventura?

- No, hay lo que es una delegación que la lleva una compañera de la Junta de Gobierno de Las Palmas y es la que ejerce las funciones de colegio en Fuerteventura. 

- ¿Por qué no hay, no hay suficiente número de abogados?

- Yo eso ya no lo sé, no sé si es por el escaso número de abogados, porque igual no sale a cuenta, no lo sé, sinceramente. 

- Ya tiene su primera misión como presidente del Consejo, intentar que haya un colegio de abogados en Fuerteventura...

- (Se ríe) Bueno, eso ya sería cuestión del Colegio de Abogados de Las Palmas y de los compañeros o la delegación que haya en Fuerteventura como en su día se hizo aquí en Lanzarote hace ya unos cuantos años, años en los que los compañeros se unieron. No es que fueran muchos, pero tampoco pocos, se unieron, batallaron y consiguieron inhibirse de Las Palmas y formar el colegio al que hoy gustosamente represento. 

- Sí, Marcial Francisco Hernández hizo un gran trabajo en aquella época que sirvió también para mejorar los Juzgados que teníamos en la Isla. En aquellos tiempos incluso había mesas que estaban sujetas con archivadores. ¿Recuerda esa época?

- Sí, yo me acuerdo. Lo llegué a disfrutar, digamos, de aquello que se llamaba Juzgado. Hemos dado un salto enorme en lo que es la mejora gracias al trabajo que realizaron los compañeros en aquel momento, que hace ya 28 años aproximadamente. Encabezados por el compañero Marcial y luego también asentados por Paco Torres se hizo un trabajo impresionante. Estamos aquí y estamos por el trabajo que desarrollaron aquellas juntas de gobierno en esos años para crear y para asentar luego el Colegio. Hoy tenemos que agradecerlo, los problemas son otros y nos toca seguir luchando cada día. 

- Hablando de juzgados, ¿todavía falta traer alguno a Lanzarote?

- Correcto. A la vista están los juzgados de menores, una materia muy delicada, y parece ser que está ahí como preferente. Luego también estamos batallando, que está un poco más complicado, pero si no se lucha está más complicado todavía, por los juzgados de lo Contencioso Administrativo. Por lo menos que haya desplazamientos, ya no tanto crear la unidad porque igual las ratios no dan para eso, pero si buscamos el desplazamiento periódico porque en Las Palmas hay seis juzgados de lo contencioso. Y lo que estamos pidiendo es que se desplacen periódicamente a Lanzarote cada dos o tres meses para celebrar las vistas. Para nosotros no creo que sea mucho pedir, pero el tema está complicado porque tampoco hay una normativa que obligue a ese desplazamiento. 

- Habrá que pelearlo como ocurrió con la Audiencia Provincial, ¿no?

- Por su puesto que hay que pelearlo porque yo creo que la justicia se ha de acercar al ciudadano y no el ciudadano correr detrás de la justicia. 

- Sobre todo, porque somos islas. ¿No cree que la gente no entiende lo difícil que es desplazar a testigos, peritos y demás a un juicio que tiene que celebrarse en Las Palmas? 

- Efectivamente, seguimos pagando el ser islas y no hay todavía una mentalidad de quitarlo porque por su puesto las islas mayores deben estar más dotadas. Se entiende por la mayor población, pero no hay que dejar al margen a las mal llamadas islas menores. Se trata de acercar lo que es la administración a todas las islas. A lo mejor será poco rentable o saldrá muy caro crear aquí un Juzgado de lo Contencioso, pero el desplazamiento no lo es tanto. Se trata más bien de un acto de buena voluntad, cada mañana hay que plantear la lucha y seguirla hasta que se pueda. 

“La justicia tiene que acercarse al ciudadano y no tener que correr la gente detrás de...
Comentarios