sábado. 25.05.2024
Francisco Santana, presidente de la Asociación de Afectados por la Hipoteca Norte (AHINOR)

“La gente no sabe que se puede defender y que hay personas como nosotros que les pueden ayudar a mantener su vivienda”

"Todos estos despachos de abogados que se anuncian por cualquier medio promocionando la ley de segunda oportunidad no les dicen a las familias que les llaman o en sus propios anuncios que les cobran. Lo más barato que he visto yo es una cantidad de entre 8.000 a 10.000 euros"
Francisco Santana, presidente de la Asociación de Afectados por la Hipoteca Norte (AHINOR)
Francisco Santana, presidente de la Asociación de Afectados por la Hipoteca Norte (AHINOR)

"Todos los días miramos los edictos del juzgado y es lamentable lo que está pasando en Lanzarote. Ni se imagina la de gente que no se ha enterado que tiene una ejecución hipotecaria o por alquiler. En muchas ocasiones no recogen los requerimientos y nadie los ayuda, nadie los defiende"

“Hay un promedio en toda España de 8 personas al día que pierden la vida a consecuencia de estos problemas con la vivienda”

“La demanda de vivienda aquí en Lanzarote agudiza y está muy acentuada en comparación a otras islas”

“En Lanzarote sólo tenemos 65 viviendas en alquiler por debajo de los 800 euros”

“Estamos rondando una media de 500 a 800 euros de alquiler en la Isla”

El presidente de AHINOR, Francisco Santana, ha señalado en el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio-COPE Lanzarote que hay una gran cantidad de personas que están perdiendo sus viviendas a causa de la falta de información y el mal asesoramiento que reciben. Santana, que junto a sus compañeros ha hecho un esfuerzo enorme para abrir en Arrecife una oficina de atención a las personas que están en esa situación, señala que la gente desconoce las herramientas que tienen a su favor y que pueden acudir a asociaciones como la suya, la cual realiza el asesoramiento de forma gratuita durante todo el proceso. El presidente de AHINOR además ha informado de que la situación del alquiler en Lanzarote es alarmante, no sólo por la falta de viviendas que se ofertan en el mercado sino porque la media de los precios se sitúa entre los 500 y los 800 euros. De hecho, con los estudios de mercado que han hecho, asevera que únicamente 65 viviendas se encuentran en estos momentos en la capital de Lanzarote por debajo de los 800 euros. A pesar de los malos datos, ofrece esperanza a la gente y sobre todo ofrece un tipo de ayuda que gente como el propio fundador de la asociación no encontraron en su momento, ayuda en todos los sentidos para evitar que las personas en situaciones límites lleguen a hacer cosas que luego no son reversibles. 

 

- Hemos hablado en este medio en alguna ocasión de la labor de AHINOR, pero también merece la pena que la gente sepan lo que hacen de boca de su presidente. ¿Ya están instalados en Lanzarote, verdad?

- Sí, estamos instalados en todo el Archipiélago. Pero de forma más firme y constante en la isla de Lanzarote porque creemos que tenemos que acentuar nuestros esfuerzos por la grave problemática de la vivienda que hay aquí. 

- Ustedes se presentan como afectados por la hipoteca, pero, ¿abordan solamente el tema de la hipoteca o tratan otros problemas? 

- Sí, por supuesto. Todo lo que está relacionado con la materia de consumo, temas mercantiles y bancarios, nosotros estamos ahí dispuestos a ayudar a las familias, a las personas más vulnerables de la Isla. 

- ¿Cualquier persona que tenga un problema puede acudir a su oficina, que creo que está en la Rambla Medular, y allí le hacen un estudio del problema que tiene? 

- Sí, allí están nuestros compañeros letrados e intentamos asesorarlos o ayudarlos en temas de ficheros de morosos, en embargos hipotecarios, asesorar o informar sobre alquileres. También tenemos la figura del asesor inmobiliario que en cada momento nos da datos precisos del mercado tanto para comprar vivienda o para alquilarla. Toda esa es la labor que realizamos en la oficina de la Rambla Medular. 

- ¿Se han recrudecido la cantidad de problemas que tienen que ver con la vivienda a causa de la pandemia? 

- Por su puesto. Todos los días miramos los edictos del juzgado y es lamentable lo que está pasando en Lanzarote. Ni se imagina la de gente que no se ha enterado que tiene una ejecución hipotecaria o por alquiler. En muchas ocasiones no recogen los requerimientos y nadie los ayuda, nadie los defiende. Incluso tenemos 39 personas que son ignorados ocupantes en el municipio de Arrecife, que estamos haciendo también esa labor de localizarlos, informarles de que tienen un requerimiento de los juzgados y ver de que manera podemos ayudarles. Esa es la labor que también venimos realizando en todos los municipios de Canarias. 

- ¿Se puede decir con firmeza que ha habido gente que ha perdido la vivienda por estar mal asesorada o por no tener la información oportuna? 

- Por su puesto, la gente no sabe que después de estar subastada su vivienda su señoría nos da 20 días para alegar todo aquello que no se había alegado anteriormente, no se ha hecho oposición y nos da ese traslado. Usted no sabe la de viviendas que hemos recuperado en todo el Archipiélago precisamente por eso. Además, los temas mercantiles son algo vivo, a diario cambian las leyes porque hay muchas cláusulas abusivas. Por ejemplo, la cláusula de vencimiento anticipado que les permitía a entidades financieras que desde que alguien dejase de pagar una sola letra de la vivienda ejecutarle su vivienda, subastarle su casa y quitársela. Ahora nos dice la ley que el banco no puede acometer esta acción como mínimo hasta que no lleve doce letras sin pagar en el primer tramo del préstamo. Y en el segundo tramo quince letras. Usted no se imagina la de procedimientos que hay en los juzgados que han demandado a las familias con tres o cuatro letras, les han quitado sus casas y ahora nosotros las estamos recuperando precisamente. Esa gente no sabe que se puede defender, que tiene herramientas suficientes y que además hay personas como los voluntarios de AHINOR, que no cobran nada y le pueden ayudar en lo que sea, que se dejan la piel para que mantengan esa posesión de su vivienda. 

- Cuando dice que no cobran nada, ¿ se refiere a que no cobran nada durante el procedimiento pero luego sí o no se cobra nada?

- No cobramos nada en todo el procedimiento. Esta asociación nació de un sufrimiento; su fundador estuvo a punto de ser desahuciado y el año pasado precisamente por esta cláusula recuperó su casa. Nosotros somos muy escrupulosos con esto porque hay un promedio en toda España de 8 personas al día que pierden la vida a consecuencia de esto. Entonces no puede ser nunca un negocio, esta asociación tiene que ser una herramienta para ayudar a las familias a que sean más felices y que no pierdan sus viviendas. Además, pierden la segunda cosa más importante de su vida, la primera es la familia y luego está su casa. 

- Además, es un derecho que está reconocido en la Constitución, aunque en la mayoría de las ocasiones no se tiene en cuenta, ¿no?

- La verdad es que muchas veces no, como por ejemplo pasa con el derecho a la asistencia gratuita, al trabajo y entre otros está este que también es muy importante, que es el derecho a una vivienda digna. 

- Ha hablado también del tema bancario. Hemos conocido en los medios que ha habido un problema enorme con las tarjetas de crédito, con los abusos que se han producido a la hora de cobrar intereses. Hubo una ley de la segunda oportunidad para que la gente pudiera recuperarse, pero, ¿se produce en todos los casos, ustedes asesoran también en este tema?

- Nosotros también asesoramos con ese tema, pero no nos gusta mucho porque se liquidan todos los bienes de las personas precisamente para pagar sus deudas. Las personas vulnerables por su naturaleza ya en si tienen la ley de segunda oportunidad porque si tenemos un requerimiento en el juzgado y un embargo no puede entrar un segundo embargo hasta que no se le liquide uno. Por lo tanto, ya tienen esa ley de segunda oportunidad. Pero todos estos despachos de abogados que se anuncian por cualquier medio promocionando la ley de segunda oportunidad no les dicen a las familias que les llaman o en sus propios anuncios que les cobran. Lo más barato que he visto yo es una cantidad de entre 8.000 a 10.000 euros. También se les olvida decirles que tienen que estar en precario los cinco años sucesivos y que si pasan a mejor fortuna dentro de esos años y hay algún acreedor que no ha sido satisfecho con sus deudas puede demandarlo en cualquier momento y vuelve a la casilla inicial. 

- Hace poco empezamos a hablar en este medio del suicidio porque durante un tiempo recomendaron a la prensa que no se hablara de este problema por un supuesto efecto contagio, cosa que se ha demostrado que ha sido un error. Usted lo ha mencionado, ¿ha habido gente que se ha quitado la vida por este problema de las hipotecas y de la vivienda? 

- El teléfono del 024, que ha puesto ahora el Gobierno a disposición de los ciudadanos y que es un teléfono de la esperanza, aparece por una razón muy clara. A consecuencia de esto, que es una de las cosas más graves que están padeciendo las familias por la crisis del covid que estamos pasando. Y nos viene otra encima porque el Euribor está subiendo, los intereses, la cesta de la compra o la gasolina... Son un cúmulo de cosas que conlleva que las familias tomen decisiones erróneas porque no afrontan la situación, creen que es un problema que ellos tienen solos, que no es un problema en común de la sociedad y de todas estas crisis no ven salida y la única que ven es el suicidio. Entre otras cosas esto pasa porque nadie les escucha. Nosotros sí. 

- En Lanzarote no hay vivienda pública, prácticamente no hay vivienda en alquiler, ¿cree que el aluvión del turismo está provocando una situación que es muy difícil solventar si no hay una gran inversión en vivienda pública?

- Por su puesto. La verdad es que veía estos días un titular de que estuvo en Lanzarote el consejero de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, y dijo que se van a construir las primeras 27 viviendas aquí en Arrecife y que se va a contratar los primeros proyectos. Pero claro, es que la demanda de vivienda aquí en Lanzarote agudiza y está muy acentuada en comparación a otras islas. Le voy a dar un dato: me ha pasado un compañero inmobiliario cómo está el mercado de los alquileres en Lanzarote y tenemos 65 viviendas por debajo de los 800 euros. Pero esto no quiere decir que las tengamos a 300 o 400 euros, estamos rondando una media de 500 a 800 euros. El techo de los 500 euros lo ha puesto el propio Gobierno de Canarias que les pide a las familias que tengan una segunda vivienda que la alquilen y que ellos se hacen responsables de garantizarles 500 euros mensuales. Aparte de eso se encargan de las reformas, de todos los problemas, de pagar todos los seguros que conlleva el mantenimiento de esa vivienda y ha puesto ya un precio de partida. Todos estos alquileres que están por debajo de los 500 euros los propios propietarios están como locos deseando echar a los inquilinos que tienen con los precios bajos para alquilárselas al propio Gobierno. Es un disparate lo que está ocurriendo aquí en Canarias. 

“La gente no sabe que se puede defender y que hay personas como nosotros que les pueden...
Comentarios