jueves 21/10/21
Jaime Cortezo, empresario

"Las fuerzas del mal de Lanzarote lograron ahora que Costas volviera a medir un nuevo deslinde en el Francés. Increíble pero cierto"

“En Lanzarote hay corrupción y siempre aparece alguien que te viene y te dice que te arregla el asunto por dinero”

“Creo que Astrid Pérez podía haber sido un poco más activa porque si te quedas quieto y pierdes, el Ayuntamiento va a tener que pagar una fortuna”

“Las fuerzas ocultas de Lanzarote consiguieron que se paralizara otra vez lo del Islote del Francés”

"El daño que va a hacer el coronavirus en la economía va a ser terrible y se va a notar después del verano"

Una vez más el empresario Jaime Cortezo da una cátedra sobre números y sobre responsabilidades políticas. Con la sinceridad que le ha caracterizado a lo largo del tiempo, confiesa en la siguiente entrevista, extraída de una de sus habituales charlas en el programa "A buena hora" de Crónicas Radio-COPE Lanzarote, que el problema del Islote del Francés ha sido y sigue siendo de dinero, del dinero que no está dispuesto a dar a alguno de los que van a verle en nombre de las fuerzas ocultas ofreciendo una solución, los mismos que a su modo de ver generan el problema. Alumbró con cierto entusiasmo la llegada al poder de la presidenta del Partido Popular (PP), Astrid Pérez, puesto que ya era presidenta de ese partido cuando su compañero ya fallecido Cándido Reguera estuvo a punto de resolver el problema urbanístico del que más se ha hablado en la Isla y en Canarias en los últimos tiempos. Ahora, a su modo de ver, se han inventado la excusa de volver a medir la parcela y de buscar un nuevo deslinde en Costas, todo para que la actual alcaldesa pueda decir que no se puede hacer nada y que no se puede llegar a un acuerdo y firmar un convenio que libraría al Ayuntamiento de pagar una indemnización millonaria, muy superior a la de Ginory. 

web_dentro-671

- ¿Cómo ha llevado este tiempo de coronavirus?

- Bien, siguiendo todas las recomendaciones y sin problemas de salud en la familia. He trabajado todo el tiempo y he podido ir viendo la evolución en el comportamiento de la gente. El daño que va a hacer el coronavirus en la economía va a ser terrible y se va a notar después del verano.

- ¿No cree que la incertidumbre es un lastre tremendo para la economía, no le parece que las cosas deberían haber estado más claras desde el ámbito político?

- Efectivamente. La información no ha sido buena porque cada día decían una cosa y eso es lo peor que hay para la economía. He visto que si en Europa ha habido una subida del paro del 10%, en España ha sido del 20. Dependemos mucho de la hostelería y de los servicios. En Canarias es del 50% y dentro Lanzarote y Fuerteventura son las peores zonas. Creo que Lanzarote podría llegar a tener 45.000 desempleados de una población activa de noventa y pico mil. Un desastre si no cambian las cosas. Casi el 70% de la población vive del turismo en Lanzarote directa o indirectamente, y por desgracia se está notando y se va a notar más.

- Dentro de este desastre basado en la incertidumbre hay algo insólito teniendo en cuenta que estamos a finales del mes de junio, que los empresarios todavía no sepan si van a poder prolongar los ERTEs y cómo va a ser. ¿Así pare complicado planificar nada, no?

- Si tienes 100 empleados y sacas a 20, tienes que pagar la seguridad social de los 100. Es una trampa para el empresario. Le han dicho que le iban a posponer los pagos pero de repente te meten un sablazo imposible de sostener sin ingresos. Ese es otro problema añadido a la situación, y, efectivamente, el tiempo siempre corre en contra de los mismos. 

- Entrando en los asuntos de Lanzarote, hace tiempo que no hablábamos del tema de siempre, de ese sobre el que llevamos más de veinte años, se dice pronto, dando vueltas. Astrid Pérez, la actual alcaldesa de Arrecife, dijo en campaña que entre sus prioridades estaba abrir la avenida al tráfico y sentarse con usted para hablar del Islote. Inicialmente me dijo que parecía que había buenas intenciones pero tengo la sensación de que no se está haciendo mucho otra vez sobre un tema fundamental para la Isla. ¿Me equivoco?

- Es verdad que Astrid Pérez habló conmigo y mostró una voluntad excelente para arreglar el tema del Islote del Francés pero luego están las fuerzas ocultas de Lanzarote que se estaban moviendo y consiguieron pararlo todo de nuevo, lograron nada menos que la Demarcación de Costas volviera por tercera vez a abrir un expediente para determinar un nuevo deslinde, como si el tema no estuviera ya lo suficientemente claro o hubiera cambiado algo en esa zona. Increíble pero cierto. Yo no he visto nada parecido en toda España. Nosotros nos opondremos y seguramente llegaremos a los tribunales pero lo que están pretendiendo es quitarle más o menos unos 2.000 ó 3.000 metros de superficie privativa al Islote. No son muchos metros pero el objeto real es ampliar la servidumbre de protección de 20 a 100 metros, aprovechando el deslinde, y paralizar todo para que salga en función de sus intereses, que en realidad no los conoce nadie. La intención es declarar servidumbre de protección prácticamente el cien por cien del Islote. Queda una parcela de 15.000 metros cuadrados que no estaría afectada por la servidumbre de protección. La servidumbre de protección es privativa; sin embargo, el deslinde hacia el mar es público. Lo que pretenden es bajarle el precio al suelo pero no se lo van a bajar porque hay suelos de servidumbre que valen más que suelos residenciales. Es decir, están haciendo perder el tiempo a la administración utilizando determinado poder a sabiendas de que no van a ganar nada y de que al final lo terminará pagando el pueblo, que no tiene la culpa de este sinsentido que hay en un lugar que podría ser puntero en Europa y que sufre un retraso terrible sólo por lo que está oculto tras este tipo de maniobras. 

- Para que lo entienda alguien como yo, lo que están haciendo otra vez es marear la perdiz para que no se haga nada, ¿no?

- Sí, y de paso, te generan un problema y te venden la solución, que también es muy rentable. En Lanzarote hay corrupción y siempre aparece alguien que te viene y te dice que te arregla el asunto por dinero.

- ¿Le ha pasado eso recientemente, otra vez le ha venido algún emisario con el cuento del dinero?

- En la etapa de Astrid Pérez no tan claramente como en el pasado, aunque alguien ha venido a decirnos que se arregla el problema pero casi seguro que no tiene nada que ver con ella. Siempre ocurre y es una constate en Lanzarote. En teoría no puede hacerse nada contra esto pero es que la inacción también produce perjuicio. Si te quedas quieto y pierdes, el Ayuntamiento va a tener que pagar una fortuna. Creo que podría haber sido un poco más activa la actual alcaldesa y haber ayudado un poco más. Pero está claro que hay algo que no se va a explicar nunca que se lo impide. 

- ¿Esto puede llegar a ser mucho peor que lo de Ginory, donde la broma para los ciudadanos va ya por más de 30 millones de euros, no?

- Mucho peor, eso es indiscutible y lo sabe todo el mundo, los políticos también. Están engañando a la gente, ahora con la bobería de que hay que volver a medirlo todo, como si no supiera lo que mide y lo que vale. El despacho que nos lleva este tema cree que vamos a ganar por los informes que tenemos pero aún en el supuesto de que el Ayuntamiento ganara, la valoración bajaría un 20% como mucho. Lo que pasa es que hasta que no haya pagado el último euro, no puede tener la posesión del suelo. Si con Ginory van a llegar a 2032, en el Islote van a llegar al 52 o al 62. Desde 1953 hasta 2050 no se puede ocupar ese suelo y cuando lo ocupe, resulta que usted no puede hacer nada porque puso que era un sistema general sin aprovechamiento lucrativo alguno. No se puede hacer ni un baño allí, así que ya me dirán para qué lo quieren.

- Perdone que insista, pero me parece un buen ejemplo, si en el caso Ginroy ya van por más de 30 millones de euros que hay que pagar a los propietarios con los que no se quiso llegar a un acuerdo, lo de ahora puede llevar al Ayuntamiento a la quiebra. De hecho, existe un demoledor informe del nuevo interventor, Francisco Guzmán Rodríguez, que dice claramente que tienen hasta que pedir un crédito para poder pagar. 

- Yo lo leí en Crónicas y agarré el lápiz. Ya se ha pagado un millón doscientos mil euros. La gente se ha olvidado de esto pero ya se pagó en la época de Eva de Anta, forzada por la jueza para que no la metiera en la cárcel. Supongo que Astrid Pérez habrá pagado algo más. El capital que queda pendiente es de 25 millones, casi 26. Se han generado 6 millones de intereses y hay que volver a calcular los intereses. En mi opinión están mal calculados porque en la tabla pone que es el 0,25% y ya los de este año son el 4%. Curiosamente, si mira bien la tabla del informe del interventor que ustedes han publicado, resulta que ellos mismos han hecho el cálculo sobre el 3% de intereses y colocan ahí un 0,25 que no se entiende. O se han despistado o están tratando de engañar, porque no coincide con la cuota mensual fija que ponen ni con el anual que teóricamente han calculado. Hasta que le den el crédito, si se lo dan, va a tener que seguir pagando el 4%. A mí me sale que se pagan 32.370.000 euros. Se está pagando un escándalo en intereses, el 62% de intereses. No solo perdieron el pleito por 20 millones, es que se han pagado 12 millones de intereses. ¿Y quién paga eso, los políticos que toman las malas decisiones? No, claro que no, los ciudadanos que no pueden hacer nada. 

- ¿Hasta que no se liquide totalmente la deuda, no se puede hacer uso de ese suelo por tanto, ocurrirá lo mismo con el Islote?

- Claro, no se puede tocar, hay que firmar un acta que puede suponer otro año. Hasta 2033 no se va a poder hacer nada en Ginory y otra cosa, en el Plan General Supletorio venía una edificabilidad ridícula. Es escandaloso que no se pidan responsabilidades y se solicite una comisión para saber qué ha pasado porque ha fallado todo, el político, la oficina técnica, la opinión pública, alguna prensa que ha sido condescendiente y que ha ocultado lo que ha pasado. Como inversor, habría que preguntarse dónde se ha metido el dinero defraudado y lo que se ha pagado en abogados. No puede ser un ayuntamiento que haga estas cosas y que juegue con el dinero de la gente de esta manera.

                                                           

"Las fuerzas del mal de Lanzarote lograron ahora que Costas volviera a medir un nuevo...
Comentarios