martes 25/1/22

Las últimas lluvias registradas esta pasada madrugada en Lanzarote han provocado el desprendimiento de piedras de grandes dimensiones en la carretera LZ-10 en el tramo que une Los Helechos con la localidad norteña de Haría, según ha confirmado este sábado el Cabildo en nota de prensa. Técnicos del área de Obras Púbicas y operarios del Servicio de Carreteras han actuado en la zona con la máxima celeridad para llevar a cabo las tareas de limpieza y reacondicionamiento de esta vía, bajo la supervisión del consejero del área Jacobo Medina, quien también se desplazó hasta la zona.

“Vamos a actuar, de forma inmediata, en siete puntos diferentes de riesgo por desprendimientos en esta vía”, afirma Medina, “y, posteriormente, se valorará la posibilidad de reabrir al tráfico esta carretera mañana domingo”.

Desperndimientos en carretera (2)

 El consejero también anuncia que “el próximo martes un equipo de geólogos valorará el actual estado de esta carretera, ya que la intención del Cabildo es actuar, por la vía de urgencias, para intervenir y acondicionar definitivamente esta vía y garantizar así la seguridad de los conductores, antes de que ocurra una desgracia”.

Otras actuaciones

Las lluvias, que alcanzaron esta pasada madrugada los 24 litros por metro cuadrado en Haría, también han afectado, en menor medida, a otras carreteras de la isla.

Desde las primeras horas de este sábado, el servicio de Carreteras, en coordinación con el Consorcio de Seguridad y Emergencias, también han estado trabajando en otras vías insulares como en la carretera de El Mirador del Río y en Famara, donde se ha procedido al achique del agua acumulada.

Varias cuadrillas continuarán trabajando durante la jornada de hoy en la limpieza de la calzada por arrastre de tierras en diversas carreteras, sobre todo, en la zona norte de la isla. 

Los desprendimientos de piedras obligan al cierre de la carretera LZ-10 en el tramo que...
Comentarios