martes 30/11/21
Barros y Peñas envían un comunicado en el que arremeten con dureza contra el PP por la ruptura en Arrecife y confirman su intención de actuar con “responsabilidad” y “prudencia” en estos momentos

Los consejeros de Podemos dejan en el aire su incorporación al Gobierno de Corujo

Jorge Peñas y Myriam Barros durante un pleno celebrado en el Cabildo de Lanzarote.
Jorge Peñas y Myriam Barros durante un pleno celebrado en el Cabildo de Lanzarote.

Los dos consejeros que tiene la coalición Lanzarote en Pie-Sí Podemos en el Cabildo de Lanzarote, Myriam Barros y Jorge Peñas, claramente identificados ya sólo en la formación morada tras el divorcio que existe entre ambas organizaciones, han enviado este viernes una nota de prensa a este diario para explicar su postura una vez que el Partido Popular (PP) ha decidido poner patas arriba de nuevo la política local echando del Gobierno de Arrecife a los concejales del Partido Socialista (PSOE). En un comunicado en el que se muestran especialmente duros con los populares, a los que llegan a calificar como “un partido depredador del patrimonio”, no responden directamente a la invitación formal que realizó el día anterior la secretaria general de los socialistas lanzaroteños, María Dolores Corujo, para que entren a gobernar en el Cabildo como sus “socios preferentes” y se limitan a dejar claro que cualquier decisión que acuerden, se supone que en estas horas o en estos días, se producirá con responsabilidad, transparencia y lealtad a sus principios y a los que los defienden.

“Consideramos que el PP ha dado el pistoletazo de salida a la campaña electoral rompiendo irresponsablemente el pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Arrecife. Cuando faltan dos años para las elecciones, y tras solo dos años de recorrido institucional, el grupo popular protagoniza otro episodio de inestabilidad política en la isla con el único objetivo de afianzar su electorado a costa de las instituciones públicas y del interés general. Astrid Pérez antepone el interés de su partido al interés de la ciudadanía. A pesar de que este tipo de estrategias, propias de una política de baja calidad democrática, es habitual en Lanzarote y era previsible, este último capítulo demuestra que el PP sigue anclado en las formas y los modos propios del siglo pasado prevaleciendo el interés electoral del partido frente a la gestión responsable y eficaz de los intereses públicos. Este grupo político considera que la ciudadanía no se merece este tipo de política de baja altura, esta situación es una anomalía democrática que adquiere mayor gravedad teniendo en cuenta la situación de crisis económica, medioambiental y sanitaria que padecemos. Los ciudadanos de Lanzarote, y en concreto de Arrecife, no pueden esperar nada útil de los próximos dos años del gobierno de la capital de la isla. No hay tiempo ni capacidad para gobernar de verdad con un nuevo grupo de gobierno por lo que la paralización a la que nos avoca el PP está garantizada”, argumentan en un primer punto.

Ya en un segundo punto de su escrito exigen a Pérez que haga públicos los supuestos motivos, “tan graves”, que han dado lugar a esta ruptura. “Es inasumible que la señora Pérez rompa el grupo de gobierno de la capital de la isla alegando humillaciones inaceptables para, a continuación, negarse a hacer públicos dichos motivos. La misma alcaldesa que somete a sus ciudadanos a una crisis institucional tiene el deber de ser transparente y clara con las personas que sufren las consecuencias de sus decisiones políticas. Estamos ante asuntos de interés general que afectan a instituciones públicas y que deben exponerse a la ciudadanía con transparencia y claridad. Si se habla públicamente de humillaciones políticas como causa de la ruptura de un pacto institucional la ciudadanía tiene derecho a conocer cuáles han sido esas humillaciones a fin de poder valorar la trascendencia de dichos motivos. No se puede gobernar para el pueblo pero sin el pueblo”, subrayan.

En un tercer apartado de su comunicado, Podemos apunta que no pueden sino poner en evidencia la contradicción entre los pocos motivos hechos públicos por la señora Pérez para justificar la ruptura del pacto de gobierno, el convenio de las fiestas de San Ginés, la falta de fiscalización de la concejalía de Hacienda y la licencia del Hotel Oriental con la hemeroteca y con la legalidad. “La propia Astrid Pérez avaló en su momento el gasto en las fiestas de San Ginés, desmintiendo el despilfarro y llegando a afirmar que “son las fiestas más baratas para el Ayuntamiento gracias a la aportación del Cabildo Insular”. La fiscalización y control de la concejalía de Hacienda recae sobre la persona que preside el Ayuntamiento, siendo especialmente alarmante que la propia alcaldesa reconozca públicamente que ha existido descontrol en la gestión de las cuentas públicas siendo ella la principal responsable. Y finalmente las autoridades y cargos públicos tienen el deber y la obligación de defender el patrimonio de la isla, el edificio del Hotel Oriental tiene valores patrimoniales que el grupo de gobierno y la oficina técnica conocen y han reconocido expresamente. El Ayuntamiento de Arrecife lleva años haciendo dejación de estas obligaciones. Lo que duda es la legalidad de dicha licencia y de la política de destrucción del patrimonio histórico de la ciudad, no la preservación de nuestra riqueza patrimonial por el Cabildo Insular”, explican.

El grupo político Podemos en el Cabildo Insular dice que va a pedir acciones inmediatas para la preservación del patrimonio histórico superviviente en el casco histórico de Arrecife como primera medida “para contrarrestar el peligro que supone dejar a un partido depredador del patrimonio gestionando en exclusiva los bienes históricos”.

Por último, en la parte evidentemente política que tiene que ver con su futuro y con la posibilidad de que se incorporen o no al Gobierno de Corujo, dicen que “ante el vacío de gobierno en que el PP y el PSOE han dejado la Isla, nos comprometemos a actuar bajo los criterios de responsabilidad y transparencia”. “Actuaremos con prudencia y lealtad a nuestro compromiso con la ciudadanía. Las decisiones, debates democráticos y opciones que este partido adopte se explicarán públicamente. Nos someteremos a la legítima crítica política en pro de los principios de transparencia y lealtad. Sabemos que no tenemos por delante tiempos fáciles ni decisiones sencillas, ante esta situación sólo podemos reafirmar nuestro compromiso con la ciudadanía, con el programa electoral que avaló nuestra elección y con el interés público”, indican finalmente.

Los consejeros de Podemos dejan en el aire su incorporación al Gobierno de Corujo
Comentarios