jueves 26/11/20

Crónicas de Lanzarote

El Sands Beach se emplea a fondo contra la polvareda de las obras colindantes para dar una imagen digna a la delegación de la Organización Mundial del Turismo 

Abrir en tiempo de coronavirus y que el negocio se hunda por toneladas de tierra

Después del titánico esfuerzo realizado por ser el primero de los grandes establecimientos turísticos que ha reabierto en la zona de Costa Teguise tras la crisis del coronavirus, esta semana las aspiraciones del Sands Beach Resort y, lo que atañe al interés general, la imagen turística de la isla de Lanzarote, han estado a punto de irse al garete debido a la nube de polvo que las obras del nuevo hotel que se sigue construyendo en Costa Teguise. 

Y es que, tal y como el director del Sands Beach ha puesto de relieve en Crónicas Radio-COPE Lanzarote, los componentes de la delegación del vuelo de presentación del Archipiélago canario como destino seguro, encabezada por el director regional para Asia de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Hae Guk Hwang, se estaban alojando precisamente en este alojamiento de Costa Teguise. Si hasta ahora el reto del Sands Beach por recuperar la normalidad ha sido una carrera de obstáculos, lo vivido este jueves por el personal de este hotel supera casi cualquier relato de ficción. "Más que enfadados, estamos desmoralizados. Sentimos una impotencia tremenda. Llevamos tres días tremendos con la capa de polvo, esta arena rojiza que están moviendo. Hemos recibido a una delegación de la Organización Mundial del Turismo que ha venido a analizar Lanzarote como destino, y hasta las 20.30 de la noche estuve limpiando con el equipo por enésimas vez las terrazas pasillos y piscinas del hotel para poder recibir a los componentes de esta delegación", ha lamentado Albuixech, que intervenía en el programa 'A buena hora' con un tono de clara impotencia.

El director del Sands Beach ha vuelto a denunciar los graves daños colaterales que se están produciendo en el establecimiento que regenta por las auténticas masas de polvareda que los movimientos de tierra de las obras del nuevo hotel pegado al suyo y propiedad de la cadena Gloria Palace están levantando. Aunque no es la primera vez que hace esta denuncia, se queja también del desinterés que la empresa constructora y la matriz están mostrando. 

El responsable de este alojamiento de Costa Teguise ha explicado que abrieron las puertas del hotel el pasado viernes y que para ello "hemos trabajado duro para atraer clientes, para animarles a venir y convencerles de que este es un sitio seguro". Sobre las obras colindantes, ha señalado que "no es que haya ninguna novedad con las obras del nuevo hotel de al lado, sino que no ha dejado de trabajarse en ellas. El problema es que sigue sin verterse agua en ellas y ya se pueden imaginar el estado de nuestro hotel, y más con los efectivos mínimos que tenemos a día de hoy, con unas 20 personas activas para las pocas habitaciones que por ahora tenemos ocupadas, ya que no han podido todavía salir del ERTE todos los empleados".

Esta delegación está integrada por una quincena de periodistas y bloggers procedentes del Reino Unido, Alemania, Irlanda e Italia, así como por una representante del proyecto ‘Canarias Fortaleza’ impulsado por el Ejecutivo autonómico. 

Albuixech ha aclarado que "más que el ruido de las máquinas, lo que molesta es la cantidad de polvo que se levanta", un asunto en el que ha vuelto a insistir en que "se soluciona vertiendo simplemente agua en las zonas donde se levanta y se mueve tierra". En este sentido, ha sido muy crítico con las medidas que está tomando la adjudicataria de estos trabajos. "Tienen a una persona con una manguera de casa y la tienen ahí para poder justificarse ante la Policía, que les exige que cumplan la normativa. Pero así ni se avanza ni se les sanciona y, si se les sanciona, está claro que para la empresa constructora es más barato y económico pagar esa sanción que tener la infraestructura necesaria para que esa tierra esté húmeda, mojada, y no se levante", ha lamentado. 

Más personal y menos clientes por lasobras desde diciembre

Juan Carlos Albuixech ha advertido de que "estas molestias son constantes y no solo se producen en días de mucho viento, sino también en días normales. Es constante. No se actúa y por parte de la empresa que contrata a esa empresa constructora solo se nos contesta que hacen lo que pueden y que ya tienen a una persona vertiendo agua". Recuerda que estos mismos problemas vienen produciéndose desde diciembre pasado. Desde entonces el personal del Sands Beach ha tenido que desdoblar esfuerzos. "Tuvimos que contratar a más empleados para contar con tres turnos de limpieza al día. No podemos justificar esta imagen alegando que tenemos una obra al lado. Ayer mismo se nos fueron dos habitaciones del hotel por la cantidad de polvo que les estaba cayendo en su terraza", ha denunciado. Cabe recordar que en marzo pasado hasta cuatro camareras de piso se pusieron de baja "por lo que estamos respirando, que es una constante nube de polvo". Además, su touroperador principal canceló reservas por valor de más de 320.000 euros.

Abrir en tiempo de coronavirus y que el negocio se hunda por toneladas de tierra
Comentarios