jueves. 18.08.2022
Marcial Morales, ex presidente del Cabildo de Fuerteventura

“Me sorprende que las direcciones del PP y CC digan que lo que ha pasado en el Cabildo es un asunto interno de otro partido”

“A corto plazo no va a haber una moción de censura porque todo el mundo está tratando de calmar las aguas”

“Hay que ver la diferencia entre la política de ayer y hoy y qué vergüenza ajena vivir esta situación”

“Se está haciendo una “lanzaroteñización” de la política majorera”

“En esta legislatura la condición indispensable para ostentar la alcaldía o la presidencia del Cabildo pasa por perder las elecciones”

“La política en Fuerteventura está posiblemente fuera de control”

Dice Marcial Morales que la política de hoy en día da vergüenza ajena comparada con la que se hacía hace años, cuando los distintos partidos se sentaban en una mesa y no se levantaban hasta haber llegado a acuerdos. El ex presidente del Cabildo de Fuerteventura ha asegurado que no entiende que las direcciones de los principales partidos que sustentan el pacto de la Primera Corporación, Partido Popular (PP) y Coalición Canaria (CC), estén tratando de calmar las aguas en un asunto que requiere una aclaración. En el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope de este lunes aseguró que hay que pedir pruebas a Sandra Domínguez sobre sus acusaciones y que si tiene razón, se haga la denuncia pertinente contra Sergio Lloret y si no la tiene, que sea ella quien pague por sus falsos testimonios. No cree que a corto plazo vaya a haber una moción de censura pero piensa que la sociedad majorera no merece que su clase política sea un problema en lugar de una solución.

- ¿Otra vez vuelve la incertidumbre a Fuerteventura?

- Ciertamente. Alguien decía la semana pasada que se está haciendo una “lanzaroteñización” de la política majorera. Recuerda a épocas pasadas de Lanzarote en las que se sucedían los presidentes del Cabildo. Nosotros estamos a punto de acercarnos. Cuando acabó la anterior legislatura íbamos por 5 presidentes en toda la democracia y en los últimos dos años vamos a por el tercero y nadie apostaría a que va a ser el último sin riesgo de perder.

- ¿Por qué cree que ha sucedido lo de Sandra Domínguez justo en este momento?

- Porque la política en Fuerteventura está posiblemente fuera de control. Si hacemos un repaso vemos que en el Cabildo, gobierna el partido que tiene 1 de los 23 consejeros; en el Ayuntamiento de Pájara tiene la alcaldía una fuerza política que tiene 2 de 21 concejales. En Tuineje lo hace con 4 de 17, en Puerto del Rosario con 5 de 21 y en La Oliva con 3 de 21. Esto quiere decir que en esta legislatura la condición indispensable para ostentar la alcaldía o la presidencia del Cabildo pasa por perder las elecciones. Aquí ya todo es posible y ha saltado por los aires toda la lógica básica. Ahora, no es que la oposición no le haya dado 100 días al Gobierno del Cabildo, es que el presidente no se ha dado 100 días a sí mismo para cesar a la vicepresidenta, que fue la presidenta de su partido hasta una semana antes. Por tanto, todo ha sido surrealista. Se supone que este pacto buscaba estabilidad pero parece que lo que se ha hecho es soñar con imposibles.

- Se han hecho acusaciones graves con el Plan Insular así que la cosa no está siendo una broma…

- Por eso me sigue sorprendiendo que las direcciones de las fuerzas políticas mayoritarias que sustentan este gobierno, el Partido Popular (PP) y Coalición Canaria (CC) sigan diciendo que esto es un asunto interno de otra fuerza política a la que pertenece la acusadora y con la que se presentó como independiente el actual presidente. No entiendo que sea un asunto interno de una fuerza política que alguien que ha hecho recorrido mano con mano con el actual presidente diga que no es una persona de fiar, que es la traducción libre que se puede hacer, para ostentar la máxima representación porque, según dice ella, no defiende el interés de Fuerteventura y que el urbanismo que practica defiende intereses privados. Eso es lo suficientemente grave para que en esta isla nos horroricemos pensando que si tiene razón, debería ir inmediatamente a los tribunales y si no tuviera razón, a este presidente no le quedaría más remedio que denunciarla porque no se puede poner en solfa a la persona que nos representa a todos diciendo que no es de fiar y que aquí no pase nada. El deterioro de la política y de las instituciones ya difícilmente podría alcanzar más cota.

- Si usted estuviera al frente de CC, ¿qué haría?

- En primer lugar, exigir con rotundidad a la consejera que ha hecho la acusación que ponga sobre la mesa el sustento de sus acusaciones y o tiene pruebas de aquello que está diciendo e inmediatamente tendrían que actuar y exigir responsabilidades, que pasarían por la destitución,  o si no hay pruebas, habría que instar a que se denuncie a esta consejera porque no se puede estar diciendo públicamente que alguien defiende el interés privado cuando ostenta la máxima representación y que pase desapercibido como un simple rifirrafe a los que nos tienen acostumbrada la gente que hace política.

- ¿Cree que puede haber un cambio de gobierno? 

- A corto plazo no va a haber una moción de censura porque todo el mundo está tratando de clamar las aguas pero el contexto social y económico de Fuerteventura no está para que la política, en lugar de solucionar problemas, añada problemas. Así pasa que cuando se le pregunta a la gente dice que la política es un problema cuando debería ser la herramienta para buscar soluciones. Quedan más de dos años para el final de la legislatura y no parece que se vaya a corregir la inestabilidad. Hay que exigir a los miembros del pleno, en proporción a la representación que tengan, que hagan algo para estabilizar esta situación y gobernar. Hay muchas familias que la están pasando canutas y más que lo van a pasar porque el sufrimiento no ha hecho más que empezar y los políticos tienen que gestionar cómo ayudarles. Estos disparates desprestigian a las instituciones y la política.

- En este río revuelto, el PSOE estará intentando pescar de nuevo…

- Es su papel. Lo que pasa es que hasta la fecha, la impresión que da es que desde el grupo de gobierno se está intentando quitar hierro al asunto y la oposición ha hecho una salida también de manual pidiendo explicaciones, cuando es lo mínimo que pueden hacer. No parece que nadie haya dado un golpe en la mesa y diga que hasta aquí hemos llegado.

- Ha llovido mucho de la época en la que usted decía que los pactos se hacían sentados a una mesa tomándose unas fantas…

- Sí. Lo que hacíamos era sentarnos, dialogar pero nada de las cosas que se están viendo ahora. No nos levantábamos hasta llegar a un mínimo acuerdo entre las diferentes posiciones. Nosotros gobernamos dos legislaturas con mayoría absoluta y una de las cosas de la que más orgullosos nos podemos sentir como equipo es que la inmensa mayoría de los acuerdos se lograron por unanimidad, incluido el Plan General de Puerto del Rosario, que suele ser la gran batalla, como todos los planes generales. Hay que ver la diferencia entre la política de ayer y hoy y qué vergüenza ajena vivir esta situación. Espero que acabe cuanto antes aunque haga falta dar un golpe en la mesa.

“Me sorprende que las direcciones del PP y CC digan que lo que ha pasado en el Cabildo...
Comentarios