lunes. 04.07.2022
Vidina Espino, portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento de Canarias

“Es indecente gastarse cien mil euros en sillones con niños que siguen en barracones como los de Costa Teguise”

"Creo que el tema de duplicidad de cargos como pasa con María Dolores Corujo hace que en muchos casos se ocupe un cargo en el que no se trabaja lo que se tiene que trabajar"
Vidina Espino en los primeros estudios de Crónicas Radio-COPE Lanzarote en una imagen de archivo.
Vidina Espino en los primeros estudios de Crónicas Radio-COPE Lanzarote en una imagen de archivo.

"Lo que le hicieron al señor Casemiro Curbelo fue una encerrona, creo que es evidente. Durante 20 años ejercí el periodismo y no vi que se fuera de madrugada a entrevistar a un político"

"Hay medios en Canarias que sólo han apoyado al Pacto de las Flores por intereses económicos vinculados a Radiotelevisión Canaria"

“Quien ha decidido la compra de los sillones del Parlamento me parece que está muy alejado de la realidad de Canarias”

“La dependencia es la gran asignatura pendiente de este Gobierno, en la que ha sacado un suspenso evidente”

 

La portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino, ha afirmado este lunes en el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio-COPE Lanzarote que los sillones de la Cámara que se han pretendido cambiar se encuentran en perfecto estado, motivo por el que no entiende que el socialista Gustavo Matos y el resto de personas que apoyen la idea estén dispuestos a gastarse 1.238 euros por sillón con la que está cayendo. Para Espino, que solicitó este mismo lunes de forma oficial a la Mesa del Parlamento que cancele la adquisición, las personas que han llevado a cabo este encargo no conocen la situación actual de la población canaria, con una gran parte, como muestra el último informe de Cáritas Diocesana, por debajo del umbral de la pobreza. Además, durante su intervención radiofónica analiza la situación del escándalo que se ha producido con la desaparición de cuatro millones de euros en unas mascarillas que jamás llegaron al Archipiélago o la deficiencia evidente para ella que se está produciendo en algo tan básico como es la atención a las personas dependientes de la Administración. 

 

- Usted figura como una de las parlamentarias más activas de estos años. Contrasta esto de las estadísticas oficiales porque luego vemos a otros, como es el caso de la socialista María Dolores Corujo, que apenas tienen actividad oficial.  ¿Cree que es excusa en casos como el suyo ser presidenta de un Cabildo para no aparecer en las estadísticas oficiales?

- Yo creo que el tema de duplicidad de cargos como pasa con María Dolores Corujo hace que en muchos casos se ocupe un cargo en el que no se trabaja lo que se tiene que trabajar. El Parlamento de Canarias tiene mucho trabajo y se necesita dedicarle muchas horas. Es necesario presentar iniciativas, hacer control al Gobierno, enmendar leyes... Por lo tanto, la duplicidad de cargos no es buena en ese sentido. 

- Mucha gente cree que el Gobierno de Ángel Víctor Torres está gafado, que cuando no le pasa una cosa le pasa otra. ¿Qué opina por ejemplo de lo que ha pasado con uno de sus socios preferentes, Casemiro Curbelo, lo ciñe al ámbito personal o cree que debería haber alguna repercusión política por lo del vídeo de la semana pasada?  

- Lo que le hicieron al señor Casemiro Curbelo fue una encerrona, creo que es evidente. Durante 20 años ejercí el periodismo y no vi que se fuera de madrugada a entrevistar a un político que está en una situación del ámbito personal o privado para hacer una entrevista que no tiene ni pies ni cabeza, que es la que se intentaba hacer. Es evidente que fue una encerrona y más con el medio que lo ha publicado, que su línea editorial, por decirlo de alguna manera, deja en muchas ocasiones mucho que desear. 

- Hablando de líneas editoriales, parece, o al menos así lo percibimos desde la periferia y sin entrar en los entresijos que seguro que manejan ustedes en Gran Canaria o Tenerife, que ha habido un cambio en cabeceras como Canarias 7 o en medios como Canarias Ahora que usted criticó el otro día en nota de prensa. Habrá habido mucha gente en las Islas que les haya extrañado que lideraran la ofensiva mediática con este tema de Casemiro Curbelo o con el que es más grave para el Gobierno, el de las mascarillas... 

- Eso lo tendrá que explicar el medio que comentas o el propio Canarias 7. Si hay cambios de línea editorial tendrán que ser ellos quienes lo expliquen, no seré yo la que lo diga. Pero sí que es evidente que estos medios de comunicación durante esta legislatura han apoyado más al Pacto de las Flores por interés económico muy relacionado con Radio Televisión Canaria. Recordemos que allí se repartieron muchos millones y que además la forma de ejecutar en muchos casos los contratos para la adjudicación del dinero de la televisión se hizo sin concurso público. No es como el resto de la administración sino que como lo que prima es la ley de propiedad intelectual el señor Francisco Moreno adjudica todos estos contratos millonarios a dedo. Se ha visto durante toda la legislatura que han apoyado al Pacto de las Flores y atacan a todo aquel que considera que es critico con este pacto precisamente por estos intereses económicos más que ideológicos. 

- Usted ha tenido sus choques, por decirlo suavemente, con el periodista Carlos Sosa. En nota de prensa usted ha asegurado que ha facturado más de un millón de euros del Pacto de las Flores a través de sus empresas. ¿Lo último fue porque cuando usted sacó la noticia del gasto de los sillones automáticamente contratacaron con lo que cuesta usted como diputada y con el constante apelativo de tránsfuga que le ponen?

- Y con informaciones falsas, porque además se mezcla lo que es mi sueldo, que es el mismo que el del resto de portavoces de grupos parlamentarios, con la asignación que recibo del Grupo Mixto, que precisamente es el sueldo que se paga a otras personas o el dinero que se paga por la prestación de servicios al Grupo Mixto. Pero es un dinero que como digo va a remunerar el trabajo de otras personas para un grupo parlamentario. Lo que hace es mezclar esas cantidades para dar ese titular que es rotundamente falso. 

- Ha puesto estos días mucho interés en que se sepa el tema de los sillones, y no es para menos. Habla de un cambio en la Cámara con un coste de 1.238 euros por sillón para un total de 85. Pero de repente ha desaparecido la información del Portal de Contratos del Parlamento de Canarias. ¿Qué es lo que ha ocurrido exactamente? 

- La noticia no la saco yo, lo que hago es hacerme eco del malestar ciudadano que causa esa noticia. Sí es verdad que soy la diputada más beligerante en dos sentidos; primero, en decir públicamente que yo como diputada y usuaria de esos sillones considero que están bien, que son cómodos, que no están obsoletos y que por lo tanto es innecesario cambiarlos. Pero es que, además, en ningún caso se pueden gastar 1.200 euros en cada sillón, porque tenemos que ser siempre conscientes de cómo viven las personas a las que estamos representando. En el caso de Canarias tenemos más de 600.000 personas en situación de pobreza, tenemos a un 25% de los niños que para comer necesitan cuota de comedor y tenemos, que lo saben ustedes bien en Lanzarote, a cientos de niños que siguen estudiando en barracones en colegios que no son dignos. Por tanto, yo como diputada represento a todas esas personas, esos niños, esas familias y no me quiero sentar en un sillón que considero innecesario y que cuesta más de 1.200 euros, me parece una barbaridad. Y quien ha decidido esa compra me parece que está muy alejado de la realidad de Canarias y que debería salir más a menudo del Parlamento y visitar nuestros pueblos, barrios, hablar con los canarios que han visto cómo en el último año se ha encarecido un 10% la cesta de la compra. Pensemos además que estas compras se estaban aprobando nada menos que en plena pandemia porque el primer intento de compra de esos sillones fue en el año 2020. Luego hubo además errores, expedientes de cómo se estaban haciendo las cosas, fue recurrido por algunas de las empresas que se presentaban... Luego la segunda aprobación para la compra de los sillones fue sólo un mes y medio después de la erupción del volcán de La Palma. Si estábamos en esas circunstancias y la Mesa del Parlamento intentaba cambiar sillones que quiere que le diga, creo que estaban y están muy alejados de la realidad. 

- Pero, ¿los sillones están mal o no están mal?

- Los sillones están bien, son cómodos. El único problema que veo como usuaria de esos sillones es la falta de espacio que tenemos, pero con respecto al otro sillon que están muy juntos. Esto se debe a que en esta legislatura se amplió por primera vez de 60 a 70 diputados, lo cual considero innecesario. Lo único que considero es que falta un poco de espacio y los sillones se chocan a veces unos con otros, esa es la única incomodidad que puede haber. Pero el sillón es cómodo y confortable. 

- La segunda parte de esta historia es que usted va a denunciar al Comisionado de la Transparencia porque alguien ha retirado el contrato de los sillones de los contratos públicos, ¿no?  

- Efectivamente. Estaba trabajando en ese expediente, lo pude consultar en el web del Parlamento hasta el miércoles y el jueves había desparecido. Por eso el viernes denuncio públicamente este hecho y que voy a presentar una queja al Comisionado de Transparencia. Esa rueda de prensa la hice el viernes a las nueve y media de la mañana y sobre la una del mediodía habían vuelto ya a poner otra vez el contrato accesible para todo aquel que lo quisiese consultar. Este lunes voy a pedir explicaciones al presidente del Parlamento en la junta de portavoces que tenemos porque sucedió esto. Y también voy a pedir que se vea la posibilidad, que jurídicamente existe porque la ley de contratos púbicos permite por ejemplo que en caso de acuerdo entre la administración y la empresa contratada se puede dejar un contrato sin efecto. Yo voy a plantear esta cuestión en la junta en la que participo al presidente y a la mesa para que no se realice la compra porque los sillones todavía no se han pagado. Según la adjudicación los sillones se pagan a los treinta días de haber sido entregados e instalados. Hasta ahora no se han cambiado los sillones y por tanto todavía existe la posibilidad de que no se tenga que pagar esa cantidad que supone un despilfarro de dinero público. 

- Respecto al tema de las mascarillas, Narvay Quintero nos decía el viernes que si hubiera sido un asunto durante el mandato de Fernando Clavijo ya habría ocupado todos los titulares de medio mundo. ¿Usted está de acuerdo en que se está tapando mucho un caso tan grave como la desaparición de cuatro millones de euros?

- Si hubiese sido un gobierno de otro signo muy probablemente la oposición estaría en los tribunales ya, porque es a lo que nos tienen acostumbrados algunos partidos en Canarias, a judicializar la política. En cualquier caso, es obvio que ha habido una estafa a los ciudadanos, que se han pagado cuatro millones de euros y que no se recibieron nunca esas mascarillas. O se recibieron en mal estado, no eran las necesarias y las que reunían las medidas de seguridad. Por tanto, sé que el asunto esta en manos de la justicia, pero por la denuncia de un particular, no porque lo denunciara el propio Gobierno de Canarias que no acudió a la justicia hasta hace unos días. Por tanto, creo que nosotros tenemos como políticos que pedir responsabilidades, aunque está claro también que en aquel momento tenemos que entender como se estaban produciendo todas las cosas, las compras y que el mercado se había vuelto loco. Se estaba pagando un sobreprecio por todo ese material que era escaso en esos momentos. Hay que ser comprensivo en algún aspecto, pero luego el contratarlo con una empresa que no tiene ningún tipo de capital, que se dedica a otra cuestión muy distinta, que se le adelanta el pago de la mercancía sin haberla recibido demuestra que hay cosas que no se hicieron bien. En este caso es la justicia quien es la que tiene que esclarecer todo eso. 

- ¿No cree que también es destacable que se haya ocultado dos años esta situación?

- Exactamente. 

- Hay un problema muy serio en Lanzarote y Fuerteventura, sobre todo, aunque en otras islas también, que es la falta de médicos que evalúen la dependencia. María del Río dijo hace más de una semana que este tema estaba solucionado. Según hemos podido confirmar no se ha solucionado todavía. ¿No cree que no es normal estar sin médicos durante todo un año para poder evaluar y que la gente que tiene que recibir ayudas no las este recibiendo por esta situación? 

- Es que la dependencia sigue sin ser una prioridad en Canarias. Lo pidió por favor el Diputado del Común cuando presentó su último informe en el que dicen que cada 2 horas y 38 minutos muere una persona esperando por la dependencia en Canarias. Lo que se tarda para que te den la primera cita para iniciar ese proceso de valoración son dos años y seis meses nada menos. Y luego lo que tardan en que se resuelva finalmente todo el expediente. La dependencia es la gran asignatura pendiente de este Gobierno, en la que ha sacado un suspenso evidente. No sólo lo decimos desde la oposición, lo dice el Diputado del Común, los propios ciudadanos que sufren esta nefasta gestión. Y es una cuestión de mala gestión porque además se están poniendo más recursos que nunca en la Consejería de Derechos Sociales y esto sigue sin resolverse. La señora del río intentará tapar la cuestión como pueda, pero es obvio que la gestión está siendo nefasta en esta y en otras muchas cosas.  

“Es indecente gastarse cien mil euros en sillones con niños que siguen en barracones...
Comentarios