jueves 19/5/22

El estudio denominado Prevención de COVID-19 en cruceros: experiencia real en las Islas Canarias, elaborado por las facultativos de la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud Eva Elisa Álvarez León, Dulce María Fernández-Nakoura y Elena López-Villarrubia y el director general de Salud Pública, José Juan Alemán Sánchez, y publicado en la prestigiosa revista científica internacional Journal of Travel Medicine evidencia que un viaje seguro en crucero es posible durante la pandemia provocada por la COVID-19.

Este artículo resume el trabajo desarrollado por la Dirección General de Salud Pública en el rastreo, gestión y atención a los casos confirmados de infección por SARS-CoV-2 detectados en los cruceros que llegaron al Archipiélago entre noviembre de 2020 y mayo de 2021.

La principal conclusión que se extrae de este estudio es que tanto los cruceristas como los tripulantes que llegaron a Canarias a bordo de estos barcos lo hicieron de manera segura, ya que se notificaron pocos casos de COVID-19 y no se produjeron brotes de coronavirus importantes.

Todo ello fue posible gracias a las medidas preventivas, el cribado periódico, el control epidemiológico exhaustivo y el desembarco temprano y bajo supervisión médica de los casos confirmados y los contactos estrechos, que evitaron una mayor expansión del coronavirus en era pre-Delta y pre-Ómicron.

20 casos confirmados entre más de 103.000 pasajeros y tripulantes

En este periodo de tiempo, cinco cruceros europeos movilizaron más de 100.000 pasajeros y más de 3.000 tripulantes, navegando siempre entre las Islas Canarias, en viajes cuya duración oscilaba entre los siete y los 14 días.

Gracias al estricto protocolo de prevención, diagnóstico y seguimiento de COVID-19 desarrollado conjuntamente con la Dirección General de Salud Pública, solamente se notificaron 19 casos confirmados de COVID-19 entre los pasajeros y un único caso entre las tripulaciones de estos barcos y no se notificó ningún fallecimiento por coronavirus.

Además, un total de 96 personas que viajaban a bordo de estos cinco cruceros tuvieron que guardar cuarentena por haber sido contactos estrechos de algún positivo confirmado.

De los 20 casos confirmados en COVID-19 solo dos necesitaron ingreso hospitalario y, de ellos, uno tuvo que ser ingresado en una unidad de cuidados intensivos de un centro hospitalario.

Tanto los casos confirmados de COVID-19 como sus contactos fueron alojados en diferentes establecimientos turísticos del Archipiélago, donde se garantizó el cumplimiento de todas las medidas de prevención para evitar la transmisión de coronavirus y fueron, asimismo, seguidos estrechamente por servicios médicos de sus respectivas aseguradoras para vigilar la posible aparición de síntomas compatibles con una infección por SARS-CoV-2.

Los casos confirmados y sus contactos estrechos pudieron regresar a sus respectivos países de origen una vez superaron el periodo de aislamiento y cuarentena correspondientes.

La importancia de la colaboración entre instituciones

Para que este protocolo funcionase correctamente en la detección, gestión y control de los casos positivos y de los contactos estrechos entre pasajeros y tripulantes de cruceros en Canarias fue fundamental el trabajo coordinado y la buena comunicación entre el personal médico de cada crucero, las agencias consignatarias, las autoridades portuarias y la Dirección General del Salud Pública del SCS.

El resumen del artículo está accesible en este enlace.

Salud Pública evidencia que los viajes en crucero seguros fueron posible en la pandemia
Comentarios