martes 19/10/21

Rodríguez defiende una reforma fiscal que mantenga el diferencial con Canarias y que grave más a las rentas altas

El también consejero de Hacienda señala que el fraude no está en los asalariados o los autónomos, sino en los poderosos que llevan su dinero a los paraísos fiscales

210608 pleno
Román Rodríguez durante el pleno parlamentario de esta semana.

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, se alineó este martes con las reformas fiscales que se avizoran en España y en la Unión Europea para mantener y reforzar los servicios públicos y reiteró su defensa de la progresividad del sistema, de modo que los que más tienen paguen más. “Defiendo la persecución del fraude y una política fiscal asimilable a la de las democracias más avanzadas de Europa, en la que todo el mundo pague y lo hagan en mayor medida quienes más recursos ostentan”, dijo.

Rodríguez, según explican desde su departamento en nota de prensa, se pronunció así en el transcurso de una comparecencia solicitada por la oposición para explicar la posición del Ejecutivo sobre las reformas fiscales planteadas por España en el Plan de Resiliencia presentado ante la Comisión Europea, en la que también expresó su conformidad con la aplicación futura de nuevas figuras impositivas de carácter ambiental, con la excepción del queroseno en el caso de las islas.

El vicepresidente recordó la apuesta del Gobierno de Canarias por el establecimiento de un sistema fiscal progresivo y suficiente para mantener los servicios públicos esenciales, al tiempo que valoró el papel de los Estados fuertes para la pervivencia de la democracia y el desarrollo de los derechos sociales.

A este respecto, Rodríguez precisó que el 82 por ciento de la recaudación de impuestos en España proviene de las rentas del trabajo y el consumo, mientras que las rentas del capital están infrarrepresentadas. “Además, tenemos que perfeccionar ese sistema porque, además, la inmensa mayoría del fraude no lo provocan los fontaneros -con relación a los asalariados o a los autónomos- sino los poderosos que llevan su dinero a los paraísos fiscales.

En relación con las propuestas elevadas por el Gobierno de España, el vicepresidente señaló que, en todo caso, el Ejecutivo autónomo velará por que esas modificaciones respeten el diferencial fiscal existente entre Canarias y el resto del Estado, “que nos determina y nos identifica” o que impacten en la conectividad del Archipiélago, como podría ocurrir con el impuesto ambiental al queroseno.

“Tenemos diez puntos de diferencia con España y 17 puntos con respecto a la UE, algo que debemos mantener porque es consustancial a nuestra identidad y lo que nos ha permitido progresar como pueblo; de lo contrario, el deterioro socioeconómico sería insalvable”, dijo.

No obstante, insistió en que la revisión fiscal em el ámbito de la Unión Europea es ineludible y aseguró que “solo los oportunistas y los que mienten pueden tratar de defender una bajada de impuestos y, al mismo tiempo, un aumento del gasto público en educación, sanidad o protección social”.

Retos de futuro

Rodríguez reiteró la relevancia de los mecanismos públicos puestos en marcha para proteger a las empresas y el empleo -como los ERTE, los préstamos ICO o las ayudas directas-, que en Canarias suman 9.000 millones de euros y que han sido básicos para el mantenimiento de las constantes vitales del Archipiélago y desde ya también para la remontada económica de las Islas, en la que resulta igualmente clave la vacunación.

El vicepresidente indicó que, una vez sentadas las bases de esa recuperación, es preciso reflexionar sobre los retos de futuro que tiene planteados Canarias, como la revisión de su modelo productivo y de su sistema económico, sin olvidar el impacto del crecimiento demográfico en la prestación de servicios, la dotación de equipamientos e infraestructura y los registros socioeconómicos.

Rodríguez defiende una reforma fiscal que mantenga el diferencial con Canarias y que...
Comentarios