sábado. 13.04.2024

El portavoz de Nueva Canarias-Bloque Canarista (NC-BC), Luis Campos, trasladó este martes a los medios el acuerdo de la ejecutiva o sábor nacional de reiterar la voluntad inequívoca de constituir una plataforma con partidos y formaciones políticas de obediencia canaria para las elecciones generales del próximo 23 de julio. NC-Bloque Canarista separa el ámbito de la política del Estado de la canaria, como en el acuerdo suscrito en 2019 con Coalición Canaria (CC) para concurrir juntos a los mismos comicios, y mantiene una única línea roja, el apoyo a un Gobierno con la extrema derecha de Vox.

Tras la decisión de la ejecutiva del pasado 31 de mayo de iniciar negociaciones con CC y otros grupos de obediencia canaria para conformar una plataforma nacionalista de defensa de Canarias frente al serio riesgo de que se produzca una pérdida de derechos del Archipiélago, una recentralización del Estado y una involución en derechos y libertades con una mayoría conservadora en las Cortes Generales y recibir el pasado domingo 4 de junio un mensaje en el que CC comunicó la decisión de acudir en solitario, Luis Campos dio a conocer el acuerdo adoptado ayer lunes por la dirección nacional.

En el mismo se dice, según el portavoz, que NC_BC, tras la decisión del 31 de mayo, inició de manera inmediata contactos con CC, “destacando que esta plataforma debe plantearse sobre la base de un programa común y un consensuado protocolo de funcionamiento”.

En segundo lugar, la ejecutiva “reitera” la voluntad de realizar “todos los esfuerzos” que lleven a la constitución de la citada plataforma electoral en defensa de Canarias para concurrir a los comicios del 23J, con formaciones de “estricta obediencia canaria y con el objetivo de llevar a cabo una permanente defensa de los intereses” del Archipiélago en el Congreso de los Diputados y en el Senado. “No cejaremos en el empeño de alcanzar un acuerdo porque nos parece trascendental esa presencia” en las Cortes Generales para “defender” a la comunidad y sus singularidades.

En tercer lugar y en relación al programa, Campos dijo que “partimos de la base del (programa) acordado” por ambos partidos políticos en 2019, “obviamente con las actualizaciones que sean precisas y necesarias”. Se centraría, según detalló, en la defensa del autogobierno y el desarrollo del Estatuto, en garantizar el respeto al Régimen Económico y Fiscal (REF), en trabajar por el “justo” tratamiento a Canarias en los Presupuestos Generales del Estado. Así como en una financiación autonómica, “fundamental” para la articulación del autogobierno y que tenga en cuenta la lejanía y el fraccionamiento territorial además del impacto de los niveles de pobreza en el costo de los servicios públicos.

También, prosiguió, en una “nítida” defensa del estado del bienestar y el “fortalecimiento” de los servicios públicos. Elementos todos, observó el portavoz de NC-BC en base al acuerdo de la dirección nacional, “en los que hay un elevado grado de acuerdo” entre ambos partidos políticos.

En cuarto lugar, para la ejecutiva de NC, es importante “no mezclar” la política canaria con la estatal, como sucedió en noviembre de 2019 cuando NC estaba en el Gobierno de Canarias y CC en la oposición. Ahora tras las elecciones del pasado 28 de mayo, Coalición Canaria gobernará en las islas y NC-BC ejercerá de constructiva oposición, “como siempre hemos hecho”. A nadie se le escapan, añadió, las “diferencias” políticas existentes en el ámbito canario, pero “también, y es lo relevante en el marco que estamos hablando, las enormes coincidencias” en la agenda canaria en el Estado.

Por último, y con respecto al funcionamiento de los diputados y diputadas en Madrid, “consideramos que debe ser de absoluto compromiso y respeto al programa que se pacte” para las elecciones generales. En el resto de los asuntos, según Luis Campos, debe realizarse el “máximo” esfuerzo para buscar elementos de “consenso”. Si no fuera posible, pactar las diferencias y, si resultaran insalvables, optar por la abstención.

El portavoz de NC-BC hizo hincapié en que “nuestra única línea roja”, como se dijo con anterioridad a esta convocatoria electoral y se trasladó ahora a CC, es el apoyo a un gobierno con Vox y a cualquier iniciativa promovida por la extrema derecha, cuyas actuaciones se dirijan a restringir las libertades y derechos, así como a recortar el desarrollo autonómico y el estado del bienestar. De producirse, tras el próximo 23 de julio, esta circunstancia “votaremos en contra en coherencia con lo que hemos venido defendiendo”. Cosa que, como señala el acuerdo de la dirección, CC también ha expresado en distintas ocasiones.  

Por la “defensa de nuestros derechos, de nuestra tierra y gente”, Campos subrayó la “inequívoca voluntad” de alcanzar un acuerdo para constituir la citada plataforma de obediencia a Canarias, cuya candidatura, en la provincia de Las Palmas, estaría liderada por NC-BC y, en Santa Cruz de Tenerife, por CC. Además, y tras unos resultados el 28M más ajustados entre ambos partidos en las islas orientales y dado que “no era el momento de tacticismos”, Nueva Canarias propuso que los dos primeros años el escaño fuera defendido por el representante de NC y los siguientes por CC.  

Trabajar de manera conjunta y coordinada, en opinión de Luis Campos, es de las cuestiones que “nos pide la ciudadanía” de las islas. Para el portavoz de NC, la acción de las fuerzas de obediencia canaria es “lo que siempre nos hizo más fuertes” ante las decisiones de Madrid, que “siempre suelen ser, sino de desprecio, de olvido claro y falta de respeto a nuestros derechos y fueros, gobierne quien gobierne. Sea la derecha o la izquierda, siempre fue así”.

Trasladado el acuerdo a CC, Campos se mostró partidario de agotar el tiempo, hasta el próximo viernes para inscribir coaliciones o plataformas electorales, aunque si Coalición mantiene el mensaje remitido a NC de acudir el solitario, “nuestra voluntad clara también” es la de ir a estos comicios.

A preguntas de los medios de comunicación, el portavoz de NC dijo que, en las conversaciones con Coalición, expusieron el condicionante de apoyar o abstenerse en la próxima investidura de Fernando Clavijo como presidente del Gobierno de Canarias pactado con el PP. Nueva Canarias no entiende, según explicó Luis Campos, un condicionante de estas características en un acuerdo político de ámbito estatal, que además “no es lo que acordamos” en 2019. 

NC reitera su "voluntad inequívoca" de constituir una plataforma de obediencia canaria...
Comentarios