domingo. 14.07.2024
“La nefasta gestión de Sánchez en materia migratoria ha contado con la complicidad y el consentimiento de Torres, que prefirió mantener silencio ante la desidia del Gobierno para hacer frente a la grave crisis que soporta Canarias”, afirma

Manuel Domínguez califica de “cinismo extremo” la posición de Torres ante la crisis migratoria

Manuel Domínguez este viernes ante los medios
Manuel Domínguez este viernes ante los medios.

El presidente del Partido Popular (PP) de Canarias, Manuel Domínguez, ha calificado este viernes de “cinismo extremo” las recientes declaraciones del secretario general de los socialistas en el Archipiélago, Ángel Víctor Torres, acusando a su partido de “racista y xenófobo”.

El líder de los populares en las Islas asegura en una nota de prensa enviada a este diario que las manifestaciones de Torres persiguen el objetivo de crear una “cortina de humo” para desviar la atención sobre la “nefasta gestión que su jefe de filas y presidente en funciones del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha realizado durante los últimos cinco años en materia de inmigración”.

“Una gestión que ha contado con la complicidad y el consentimiento del que fuera presidente del Gobierno autonómico, que prefirió mantener silencio ante la desidia de Sánchez para hacer frente a la grave crisis migratoria que soporta Canarias en estos años, la más grave de la última década”, afirma el presidente popular.

“Torres antepuso sus intereses como secretario general de su formación a la responsabilidad que tenía como presidente del Ejecutivo canario. Su obediencia y sumisión al líder de su partido tuvo más peso que su compromiso y obligaciones con Canarias y con los canarios”, señaló Domínguez, recriminando al expresidente su “inacción” durante los episodios “más duros” de la crisis migratoria, entre ellos “el drama que supuso el hacinamiento de miles de migrantes en el muelle de Arguineguín. Esas imágenes que dieron la vuelta al mundo perseguirán siempre a Torres”, aseveró.

En este sentido, Manuel Domínguez lamentó también que Torres “se ausentara públicamente de la escena política y social cuando miles de migrantes irregulares colapsaron los improvisados campamentos de Las Raíces y Barranco Seco o los sótanos de las comisarías de Lanzarote, ignorando incluso las necesidades de quienes trabajaban en primera línea ante el repunte migratorio; las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Salvamento Marítimo y las organizaciones no gubernamentales”.

“Tampoco Torres alzó la voz –continuó- ante las declaraciones realizadas por varios ministros socialistas asegurando que todo estaba bajo control y que la situación no era tan grave, o cuando llegaban embarcaciones con cientos de personas a bordo, algunas de ellas fallecidas, a las costas de Lanzarote, a escasos metros de la residencia donde Sánchez disfrutaba de sus vacaciones estivales”.

El presidente del PP canario señala que “jamás pensé que un expresidente del Gobierno de nuestras Islas se sumara a una estrategia tan torticera para ocultar que no se está atendiendo a esta tierra ante el fenómeno migratorio. Es una vergüenza para todos los canarios que aquel que calló ante este drama, hable ahora desde la demagogia y buscando el enfrentamiento”.

Respecto al reparto de migrantes a otras comunidades autónomas, Manuel Domínguez mantiene que ninguna de ellas ha mostrado rechazo a estas derivaciones. “Han alzado la voz para reclamar información y denunciar que este procedimiento se esté realizando sin ninguna información por parte del Gobierno Central, que, una vez más, actúa sin transparencia.”

“Las críticas y acusaciones de algunos dirigentes socialistas como Torres, solo pretende establecer un falso debate con el único objetivo de ocultar la inacción y las grandes deficiencias en la gestión del Gobierno en materia de inmigración”, concluyó Domínguez.

Manuel Domínguez califica de “cinismo extremo” la posición de Torres ante la crisis...
Comentarios